Un gato contra un fantasma Follow story

captainleon CharmRing

Lydia Deetz es forzada a mudarse a Winter River, allí se encontrará con beetlejuice. Percy, su gato negro la protegerá del poltergeist. Este fanfic, es desde el punto de vista del gato.


Fanfiction Movies All public.

#bolivia #gatos #cats #catboy #LydiaDeetz #chicogato #TimBurton #WinonaRyder
1
4963 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Llegada a Winter River

Dedicado a Winona Laura Horowitz

Winona Ryder como Lydia Deetz



UN GATO CONTRA UN FANTASMA

Capítulo 1: Llegada a Winter River


Puedo sentir el frío... lo siento expandirse en mi cuerpo con cada latido de mi corazón, cada latido que va cada vez más lento, más lento, más lento...

―¿Podemos quedárnoslo mami? —, escucho una voz, y luego... siento una serie de movimientos, no puedo precisar el tiempo transcurrido, después el calor abraza mi cuerpo y siento como mi cuerpo vuelve a la vida. Abro los ojos y veo a una preciosa niña de nueve años, la cual me sostiene con ternura y me alimenta con un biberón.

―Charles, mira la cosita linda que trajo Lydia—, dice la mujer que parece ser la madre.

―Ahora no tengo tiempo Evelyn, tengo una víctima, quiero decir cliente con quien encontrarme –, ladra el hombre y enseguida sale disparado por la puerta.

―¿Qué nombre le pondremos mamá? –, pregunta la niña.

―¿Qué te parece Percy?

.

.

Abro los ojos y me doy cuenta que estaba soñando con la vez en que mi "ama" Lydia, me rescató de morir congelado, porque fui abandonado en una caja cual basura y bajo una lluvia torrencial. Y sí, yo la llamo "ama", porque sin ella yo no hubiese sobrevivido, y aunque esto moleste a los demás gatos (los gatos consideran a los humanos como su posesión), a mí no me importa.

La muerte de Evelyn afectó mucho a Lydia, llevándola durante años, a fase tras fase rebelde, la última era una "death rocker", pero ahora es "gótica", y no creo que cambie, ya que alcanzó la madurez necesaria para decir que su apariencia no es producto de un capricho, sino que es su forma propia de ser, que es su estilo de vida (sí, Lydia es mucho más madura que las demás chicas de su edad).

Charles, quien es un adicto al trabajo no se preocupó mucho por las fases rebeldes de Lydia, pero al ver que mi ama no dejaba de interesarle lo gótico, pensó que su hija necesitaba la presencia de una madre. Esto suponía para Charles tener más horas para dedicarlas a su trabajo y despreocuparse de lo demás. Lo curioso, es que eligió como compañera a una extravagante mujer llamada Delia, que con sus "aptitudes artísticas" y personalidad snob, llevaron a Charles al borde de un colapso nervioso.

Delia, no tomó de muy buena manera el hecho de que su esposo decidiera mudarse a un pequeño pueblo llamado Winter River, pero al final accedió, con la condición de que ella fuese la encargada de la decoración de la futura casa y de que continuaría con sus obras de arte.

En cuanto a Lydia, ella no encontraba ningún inconveniente en mudarse, al fin y al cabo no había nada que le atase a Nueva York, ya que no tenía amigos... ¡Oh, cuantas noches de solitario llanto!, pero yo estaba siempre allí para reconfortarla.

Juro que protegeré a Lydia, y no permitiré que nada malo le suceda –maullé con todas mis fuerzas, al ver su rostro preocupado al percatarse de la llegada del enorme camión de la mudanza.

¿Crees que me irá mejor en Winter River, que en este lugar Percy? –me preguntaba Lydia. Su preocupación se basaba en el hecho que iría a un lugar que de seguro era más conservador que la ciudad y por lo tanto su apariencia sería más cuestionada. Yo acerqué mi cabeza frotándola contra su mano y ronroneando alejé sus temores.

.

.

Cuando llegamos a Winter River, las sensaciones que inundaron todos mis sentidos eran tan fuertes, que estaba seguro que incluso la familia Deetz, las sentirían (los humanos lastimosamente, no desarrollan mucho sus sentidos), el aire mucho más limpio, los aromas varios provenientes de vegetación fresca y pura, los sonidos de diversos animales (en especial aves), toda una gama de nuevas sensaciones. Y entonces, vi la casa de estilo victoriano, hermosa, pero sentí que algo sobrenatural se escondía en ella y empecé a sisear con fuerza a la vez que comencé a arquear mi cuerpo y los pelos de mi cuerpo se erizaron.

Me hubiese gustado explorar la casa en el acto, pero estaba encerrado en mi jaula. Veía a los hombres de la mudanza llevar un sofá largo de color negro y sentada en ella, mi ama, la cual llevaba una cámara (ella desea ser fotógrafa luego de graduarse del colegio). Luego de un momento escucho como un auto se detiene de forma brusca y de este sale un hombre gordo que en vez de dirigirse a la entrada de la casa, ¡decide entrar por una ventana!

Luego de maullar un rato, mi ama se acerca a la jaula y me libera. Salgo disparado hacia la casa y trato de localizar la fuente de la presencia sobrenatural. "Olfatear magia", es un poder que los gatos podemos desarrollar para detectar la magia en un determinado lugar u objeto e incluso personas.

«El ático», pienso, y enseguida subo las gradas que me conducen a la fuente de la extraña presencia. Mis dudas se confirman al escuchar voces de ultratumba al otro lado de la habitación. Es una lástima que no pueda pasar y decido hacer guardia en las gradas.

Pasados unos minutos, veo subir a Lydia, ella tiene el rostro rígido y los ojos muy abiertos, veo además que sostiene una llave. Ella trata de abrir la puerta pero escucho a alguien o algo que impide que mi ama logre entrar al lugar. Juntos tratamos de escuchar lo que sucede en la habitación sin éxito debido al grosor de la puerta.

Percy, escuché que los anteriores dueños de la casa murieron ahogados, y hace un momento vi la silueta de dos personas en el ático, ¡seguro que son los fantasmas de esas personas! –me dijo mi ama muy emocionada ya que a ella le encantaban todas las cosas relacionadas con lo sobrenatural.

No me extraño en lo absoluto que mi ama haya podido ver fantasmas en la casa, ella no es una adolescente común y corriente, nació justo un día de Halloween y tiene poderes mágicos que la hacían diferente y a la vez especial a los demás. Puede ver el aura no sólo de las personas, sino también de otros seres vivos incluyendo árboles, además puede comunicarse con fantasmas y sus predicciones con el tarot nunca se equivocan. Esto último muy admirable ya que yo sabía que la única forma en que las predicciones del tarot tuviesen certeza, radicaba en la antigüedad del mazo, el cual debería tener al menos cien años, mientras que el mazo de cartas del tarot de mi ama, eran de su propia creación y diseño.

Esto último me lo enseñó una gata un año que fui con la familia Deetz a Washington DC, para ver el Festival Nacional de los Cerezos en dicha ciudad, ella me enseñó que la magia de un gato se concentraba en su cola, algo curioso porque ella era de la raza Rabón japonés, una raza de gatos de cola casi inexistente. Sin embargo, poseía muchos conocimientos mágicos y podía efectuar magia utilizando sus patas delanteras. Me hubiese gustado saber más de magia, pero los Deetz se quedaron sólo un par de días y yo elegí volver con mi ama a Nueva York... Me pregunto qué sería de Ayanami sensei.

Mis pensamientos fueron interrumpidos por una fuerte luz de color verde que salía por debajo de la puerta y el ojo de la cerradura. El verde luchaba con furia para imponerse al rostro blanco de mi ama, cuando de repente, todo cesó. Ya no había ninguna luz verduzca que saliera de la habitación y Lydia trató de nuevo de abrir la puerta, pero no tuvo éxito.

No puedo abrirla Percy, ni siquiera con la ayuda de la llave maestra de la casa –me dijo mi ama. Al parecer los fantasmas habían obstruido el cerrojo de la puerta, pero yo tenía un plan.

Mi ama fue llamada por sus padres para que ayudara con la mudanza, entonces aproveché esa ocasión para salir de la casa y realizar mi plan. Cerca de la casa hallé un conejo blanco, el más grande que haya visto en mi vida, este estaba debajo de la cerca de madera de la casa, salté para posarme encima de esta y entonces, salté sobre el conejo hundiéndole mis colmillos justo en la nuca. El gigante níveo trató de saltar, pero sólo pudo mover sus patas de forma espasmódica debido a que su cerebro ya resintió el daño y al final sólo avanzó un milímetro antes de morir.

No puedo negar que me dio pena ya que prefiero hablar de forma amigable con los conejos en vez de comerlos, pero el tiempo era primordial, mi ama seguro volvería a intentar a abrir la puerta del ático y yo debía de asegurarme de que no corriese peligro alguno en ese lugar. ¡Yo debía entrar primero y verificar si había o no peligro!

Cargar al conejo y subirlo hasta la puerta del ático, fue un problema debido al ejercito de humanos que contrato Delia para refaccionar la casa (estúpida mujer, seguro que a Charles le dará un infarto más temprano que tarde), pero cada vez que alguien me veía yo simplemente desaparecía de su vista cuando parpadeaba, gracias al uso de "Hide in Plain Sight". !Como adoro la magia!

Una vez delante de la puerta realicé el ritual y pude deslizarme por debajo de esta como si fuese la cosa más sencilla del mundo. Apresuré mi búsqueda por la habitación y con "Olfatear Magia" comprobé que cualquier fantasma que hubiese estado allí se había escapado, sólo pude encontrar un libro de porte antiguo y descuidado del cual emanaba algo de magia, no demasiada, fuese lo que fuese que contuviese el libro no expondría a mi ama a ningún peligro, claro que aún estaba algo receloso. Los gatos no sabemos leer, sólo comprendemos dibujos básicos que indican cosas como restaurante, baño de hombres, baño de mujeres, hombres trabajando, ¡peligro veneno! (esta última muy importante reconocer), etc.

Pensé que lo mejor sería deshacerme del libro, sólo por si acaso, pero entonces escuché los pasos de mi ama y no tuve otro remedio que salir de la habitación, ya que sabía que si efectuaba mi magia delante de Lydia, ella no sería engañada y me descubriría. No es que no confiase en Lydia, pero a los gatos nos gusta mantener nuestro "aura de misterio", aunque claro cada vez esto era más difícil ya que se supone que era un gato viejo, pero de alguna forma seguía conservándome joven.

Salí justo a tiempo maullando "Nya" como el buen gatito que soy y recibí las caricias de mi ama.

¿Estabas haciendo vigilancia Percy? Que buen gatito eres –me dijo, mientras me acariciaba la cabeza y yo le ronroneaba muy contento y mirándola con los ojos más inocentes que pude poner.

Mi ama introdujo un par de desatornilladores y con algo de maña abrió la puerta. Estaba algo contrariado pero a la vez orgulloso por la manera fácil con la que abrió la puerta.

Vamos Percy –me dijo–, yo te protegeré.

Entramos a la habitación de manera cautelosa, mi ama en un principio algo tímida se asombró al ver la enorme maqueta a escala del pueblo y todo el miedo se esfumó de ella. Entonces vio el libro y murmuró para sí "Handbook for the Recently Deceased".

CONTINUARÁ...

.

.

Hola, este fanfic toma varias fuentes del Universo Beetlejuice: la película, el cartoon, el manga incompleto de Midori Mizurashi (the witch of peaceful pines)

También tomo como fuente el RPG: CAT de John Wick y algunos poderes felinos de CLASES DE CHICAS GATO la página web.

En un principio quise hacer un fanfic de no más de 600 palabras, no sé cómo salió tanto. También quise que Percy el gato se hiciera amigo de los Maitlands, esto último también se salió de control.

Este es un fanfic sin ánimo de lucro y no pretende vulnerar los derechos de ninguna persona natural o jurídica que tenga la autoría de la película o los cartoons de Beetlejuice. 


April 14, 2018, 1:15 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Los Maitland

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!