Short tale
0
6909 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Susurro de muerte y amor

Sensual se acomoda su cabello hacia atrás con un estilo de Elvis roquero, él es un hombre rudo y con complicaciones, lleva unas marcas en el rostro que no imitan a la perfección, tiene una frente de varios centímetros con dos líneas expresivas suaves pero profundas que empiezo a lamer de a poco con la punta de mi placer. Se acerca para buscarme porque le encanta encontrarme desprovista de ropa y de prejuicios mentales, entonces nuestras miradas se cruzan en combustión y como en una fotografía nos congelamos de repente pero el fuego empieza a levantar vuelo calentándolo todo a nuestro alrededor. La sensualidad de verlo como una sombra que me toma fuerte sin querer dejarme, soltando como saliva entrecortada susurros en el oído para partirme, y entonces me rompo mientras mis caderas giran suben bajan y siguen subiendo el ritmo hasta estallar fuego en mi cuerpo. Estas libertades que me gustan, moviéndonos a nuestro ritmo haciendo disonancias, abriéndome un plexo que cuando se expande como una flor buscando al sol puede darnos la receta de esa belladona que habita en mi mente y que de vez en cuando le apasiona beberse. Su sombra es tan erótica como si misma y a mí me gusta ser su chica salvaje que danza de delicia en una caja que le da cuerda y no quiere parar. La bestia me toma los brazos como si fueran barrotes y desata su furia indomable, que rebota en cada vena de mi cuerpo. Angelical y demoníaca tengo lo que necesites para entretenerte, llora de delirio y deja de ser quien eres. En este instante no eres una sola conciencia y estoy para llenarme de eso que nació, murió y volvió a nacer, ciclos impolutos de forma animal, esta noche en el infierno probemos todo lo que quiero hacer antes de irme, como tomar una lapicera y rozarla hasta que estalla en tinta, mis manos pueden hacerlo todo. Besame entera y saborea cada pieza de mi existencia, estrella que se escolta de una actriz que está siendo porno. Volando directo hacia un lugar de partes quebradas, mente y cuerpo en comunión desecha explosionada. Poeta vertiginosa y maldita, resolviendo estrategias de guerra en el presente, municiones para nuestra lucha sexual. Montada como jinete lo quiero domar, pero el animal se comienza a agitar cada vez más y más, y da vertiginosos saltos y entonces la montura se empieza a calentar y mis piernas hacen presión a su lomo y nos ponemos tan ardientes en una constelación de golpes secos y electrizantes que los dos enviamos desde el más allá. Mis caderas lanzan bailes bajo tu vientre, tus manos me desgarran la piel, y las cataratas hacen agua nuestros deseos y caen en nuestras piernas que tiemblan exhaustas. Acabamos de terminar esta guerra, y un rayo de luz se filtra por la ventana y solo se distingue humo espeso y es el resultado que aquí se ha desatado un gran incendio y estamos muertos. Puedo ser tu ángel y tu demonio, la pureza y la oscuridad, una vez más amor drogate con mi ser que te tengo preparado otro viaje estelar.

Feb. 25, 2018, 6:15 p.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~