Short tale
2
9653 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Un cigarro para después

Son muchas las sensaciones que un ser humano puede disfrutar, desde un cigarro hasta una buena taza de café en una noche de frio por aquellos días de diciembre.
Una de las sensaciones que más disfruta el ser humano y que normalmente necesita la ayuda de otro para que esta sea completa y satisfactoria es el sexo, una buena cogida siempre ayuda para cualquier cosa, ya sea una discusión de pareja hasta un negocio millonario o algo más oscuro como la llegada a un puesto político o de un trabajo es por eso que me atrevería a decir que este acto de los seres vivos es el más puro pues se puede utilizar como cualquier cosa, un analgésico, curativo, forma de pago, incluso diría yo que llega a salvar vidas.

Si te pones a pensar coger, hacer el amor o sexo es como jugar ajedrez tienes que aprender a mover cada una de tus piezas para poder vencer a tu oponente que a toda costa también quiere ganarte sin embargo los dos disfrutan de cada movimiento que se realiza por parte del otro y se está atento a todo lo que se haga por parte del otro.

Se comienza despacio acercándote poco a poco a tu rival respirando despacio sobre su cuello justo por debajo de su oreja y pasando lentamente para su nuca, en ese momento puedes sentir como su piel puede erizarse un poco y ver como su cuerpo se encoje un poco además de percibir ligeramente su respiración agitarse un poco a medida que quitas su blusa subiéndola por su brazos y tocándolos un poco mientras bajas por su espina dorsal haciendo que su alma toque un poco el cielo con cada cariño de tu boca.

Hasta este punto sabes que has logrado una buena jugada pero tu rival sabe jugar también pues toma tus manos frías y las pone en esos pechos tibios con el tamaño perfecto para agitar tu respiración aún más de lo que ya está, puedes sentir como late desesperado su corazón por saber quién logra agitarlo de ese modo, sabes que tienes que sacrificar una pieza para poder avanzar en el juego, quitas tu camisa para poder acercarte un poco más a su humanidad ella te rodea suavemente con sus manos para sentir tu espalda con esas manos tibias y provocar una sensación de calor en todo tu cuerpo.

Sabes que tienes que hacer tu siguiente movida para no perder terreno en el tablero, bajas tus manos por su abdomen dejando que sienta tus yemas de tus dedos para que la siguiente vez este pueda recordar tus huellas, llegas despacio para su falda sin quitarla de su lugar pues la malicia que tienes te provoca bajar aún más deslizando tus frías manos por debajo y sintiendo ese calor que se está provocando por cada uno de los movimientos anteriores la tomas por sorpresa y la comienzas a besar como si la vida proviniera de sus labios de su lengua incluso de la poca saliva que contiene en este momento su boca, los detalles de ese beso son precisos pues puedes sentir la respiración tibia que proviene de su boca y unos cuantos sonidos que parecen ser gemidos que tienen su origen en tus manos que se encuentran subiendo poco a poco a su entre pierna que ya se encuentra mojada esperando que hagas lo propio con ella, pero esto aún no va a ocurrir pues ella tiene un as bajo la manga, rápidamente da vuelta al tablero y se sienta en medio de tus piernas ya sin falda solo en bragas que son de color negro con blanco se puede ver que ella ya está babeando por ganarte la partida además de que tú ya sabes desde el momento en que dio la vuelta al tablero que el juego está perdido para ti y que el rey y la reina están a merced suya.

Ella se mueve en tu verga despacio de adelante hacia atrás mientras vuelve a poner tus manos en sus pechos que ahora están muy calientes, una temperatura que parece ser constante de ahora en adelante pues ya no existe vuelta atrás ya que ningún peón puede retroceder según las reglas.

Te tiene donde ella te quiere en este momento, baja despacio de ti y se pone de rodillas para desabrochar tu cinturón y tu pantalón sin apartar la vista de ti , baja tus pantalones hasta quitártelos para poder disfrutar de su victoria casi completa pues toma tu verga con las dos manos que siguen tibias y la agita de arriba abajo porque sabe que con esto tu alma no puede más y logra regalar un poco de elixir blanco, esta es incrustada en su boca jadeante, se logra sentir la humedad completa de ella, su lengua peleando con lo que acaba de llevarse a la boca pues siente que robara su lugar que por derecho es suyo.

No todo está perdido en el juego porque recuerdas que si llegas a perder no lo vas hacer de una manera vergonzosa como si fueras un principiante en el juego, sujetas su pelo para que de esta manera logres percibir completamente ese rostro que ya está sonrojado muy probablemente por la temperatura que va de tibio a muy caliente, jalas un poco del mechón de pelo que ya tienes en tu mano de atrás para adelante pues lo que quieres es ayudar a que el jadeo que ya tiene se acelere más y más.

logras sacar tu as bajo la manga y quitas esas bragas negras que desde hace un rato te están volviendo loco, al quitarlas puedes ver que su vagina ya está deseosa de ti, como la sensación que tienes cuando no has comido he imaginas algo bueno de comer tu boca se llena de saliva algo así es la escena que estás viendo pues está sumamente mojada, ella sabe que aún puede perder esta partida con lo que vas hacer.

Lentamente incrustas tu verga bien parada y llena de su baba como si fuera una estaca en una piedra, un poco de su alma logra salir con un grito de placer y excitación que ha estado guardando desde que comenzaste a besarle por el cuello y la espalda.
Ya dentro de ella recorres todos los rincones de su vagina metiéndola y sacándola con cambios de ritmo que ella no logra descifrar, para este punto creo que ya se dio cuenta que eres un genio jugando pero no piensa darse por vencida tan fácilmente, junta su pecho con el tuyo y empieza a gemir en tu cuello y tu oreja lentamente a medida que la penetras más duro o despacio así sea tu voluntad, es como meter la velocidad a un carro según sea la requerida por el mismo y tu indicador es la respiración y el jadeo que es claro para ti.

Cambia de posición dándote de frente las nalgas pues ese fue el detonante del juego que ahora se está llevando a cabo, ese lunar que tiene en la nalga derecha pide a gritos un cambio de color y tú no puedes ignorar sus gritos, empiezas a propinarle un par de nalgadas que intensifican su movimiento y sus gemidos pero con cada nalgada que le das ella deja salir su alma con un grito excitante para los dos, es como si en una gráfica de repente fuera en ascenso y después en picada.

Ese cuerpo jamás olvidara el tono rojizo que acabas de dejar en el pues prácticamente tiene tu nombre como si fuera un lienzo y la mano marcada fuera la pintura, como si tu fueras el mismo Leonardo pintando la Gioconda en donde tus manos son los pinceles.

La partida está casi está terminando pero aún tiene algunos movimientos posibles, sujetas su cintura y la colocas apoyando sus manos y rodillas en el suelo mientras te deja apreciar delicadamente ese clítoris rojo y mojado, sabes que es una verdadera obra de arte lo que ella lleva entre esas piernas morenas y no puedes terminar este juego sin antes hacerle saber que es una perfecta creación, tu lengua es la primera en acercarse para hablar y como si fuera un baile pegado comienza la pieza de baile con su clítoris, los dos sacando sus mejores pasos y derrapando en toda la pista luciéndose para los dos espectadores, la lengua que es experta en baile saca a bailar a toda la colmena con la que ya había comenzado de arriba para abajo, izquierda y derecha, en círculos, adentro y afuera, la lengua logra la estocada final pues siente como esta cede al fin y termina en ella, dentro de la boca.

Nunca va a olvidar la pieza de baile que se acaba de bailar en el terreno, los latidos siguen al cien por ciento y sabes que no basta lo que acabas de hacer para llegar a ese mil que necesitas, no llegaras al rey con esa jugada y decides arriesgar todo por llegar a él, mandas todo al ataque.

Regresas a penetrarla en la posición que la dejaste, ya que ciertamente este es el camino para llegar al rey y hacer el ya tan llamado "jaque mate", empiezas lento moviendo tu verga por todo su trasero por sus nalgas para que sepa que vas arriesgar todo y que esto se va a terminar en cualquier momento, la encajas como pieza en rompecabezas una y otra vez, en cada ocasión más duro que la anterior, date cuenta que estas llegando al rey cada vez que haces eso, sus gritos y gemidos no te dejan parar de hacerlo, sabes que no eta gritando ella es su alma la que te pide más y más, ¡MÉTELA MAS DURO! ¡MAS RÁPIDO! ¡SOY TU PUTA! palabras que confirman tu victoria y que el jaque mate está a un solo movimiento, esto termina con un grito final de su alma, su cuerpo vuelve a ti con la respiración muriendo mientras este descansa sobre tu pecho y tú puedes decir tranquilamente Jaque Mate.

Finalmente reconoces la grandeza de tu adversario que jugo conforme a las reglas, pero tu supiste mover mejor las piezas. 

Todas las sensaciones del ser vivo pueden variar para cada uno, sin embargo, coger con alguien más te hace tener muchas más que fumar un cigarro después de cogértela como dios manda.

Un cigarro para después nunca está de más ya que corona aún más tu victoria, una victoria que se repite por lo menos tres veces por semana y que siempre es diferente ya que siempre tienes que tener una jugada diferente. 

Nov. 29, 2017, 9:50 a.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~