Diario de Agorn. Follow story

ariel-torrealba-orellana Ariel Torrealba Orellana

Diario de guerra de un abogado de un país llamado Agorn, el cual brevemente comienza a relatar los acontecimientos que va viviendo en el frente. Al comienzo son anotaciones breves, algo distantes en el tiempo. Pero poco a poco va relatando en más detalle los acontecimientos que va viviendo, a medida que el conflicto se extiende.


Drama All public. © Todos los derechos reservados

#Política #Conflictos #Guerra #Diario
1 FOLLOWERS
883 VIEWS
In progress
AA

Parte I: Guerra. 8 de Noviembre, 1904

¡GUERRA!

Esa horrible palabra se podía ver en todos los periódicos del país aquel fatídico día 8 de Noviembre de 1904, cuando se confirmó el bloqueo naval impuesto por los enemigos del país. Mi país, la pequeña Agorn la cual contaba con una población de 15 millones, había sido un estado muy pacifico, el cual había sabido mantenerse al margen de todos los conflictos acontecidos en la región, aunque tal parece que en esta zona si uno no va a la guerra, la guerra viene hasta nosotros… En ese momento agradecía tener mi situación militar al día, aunque también la maldecía, ya que hace pocos meses me había recibido de abogado, el mismo día que cumplí 22 años, pero tal parece que el destino tenía preparado algo muy distinto para mi vida.

Ante la noticia parecía que toda la ciudad se había alborotado, y los rumores sobre ataques y una posible invasión se escuchaban en todos lados, y era evidente que nadie se esperaba un ataque a traición y tan sorpresivo de los vecinos, con quienes habíamos tratado de mantener una paz duradera. De momento se sabía que el ejército había partido hacia el estrecho de Maestraría, un pequeño paso de no más de 10 kilómetros de ancho, el cual era la única conexión terrestre con el resto del continente y por ende con el poderoso imperio de Magod, un poderoso estado con una población que alcanzaba los 20 millones de habitantes, el cual había tenido una política exterior bastante agresiva los últimos años, principalmente alentados por sus aliados, el reino Gallarb, el cual poseía un poderío militar gigantesco gracias a sus 30 millones de habitantes, solo igualado por la gran capacidad intelectual de sus líderes y sus grandes avances en las diferentes ramas de la ciencia. Nuestro país al momento de la guerra solo contaba con veinticinco mil soldados profesionales y ochenta mil reservistas, contra los doscientos cuarenta mil activos de Magod y los trescientos mil de Gallarb, encontrándonos en una clara inferioridad.

Sept. 2, 2017, 9:45 p.m. 0 Comments Report Embed 0
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 15 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. And it's Free!

Log In with Facebook Log In with Twitter

or use the regular login form