cantabile Apolo K.

Eliott era ahora el típico guapo CEO que lo tenía todo entre sus manos. También tenía tras de sí su pasado como el nerd poco agraciado de su época escolar. Y su amor platónico hacia Adeline, la que había sido la princesa más popular de la escuela. Y Noah... Noah era su amigo de la infancia, el idiota que había estado enamorado de él todo esos años. Su amor había empezado a arder una tarde de otoño hace ya bastante tiempo, aunque lentamente estaba comenzando a pensar que era momento de dejar que se consumiera junto a él en el invierno. —TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Código de registro: 2406188297238


#1 in LGBT+ For over 18 only. © Todos los derechos reservados. Código de registro: 2406188297238

#romance #love #nerd #amor #secreto #lgbt+ #amorplatonico #amornocorrespondido #richguy
763
80.0k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Capítulo 1: Para la persona que amo.

Este es el borrador 3 de Magnificente.

Aún no está en su versión final. Comenzaré a trabajar en ella a finales del 2024.

Mientras, la dejaré aquí para que puedan leerla.

ApoloK

(19-04-2024)

——————————————————————————————–––––––––––––



Si tuviera que poner un par de palabras para definirse a sí mismo en aquel instante, Noah, definitivamente no habría agregado la palabra "romántico" como una de ellas. Quizás habría puesto palabras del estilo: Malhumorado, cínico, amargado, levemente sarcástico...

Está bien.

Completamente sarcástico.

Sarcasmo incluso podía ser su segundo nombre.

Elevó las cejas mientras observaba a su mejor amigo ponerse el traje que la tienda había terminado recién de ajustar para él. Le quedaba de maravilla por supuesto. En su nuevo y ejercitado cuerpo, todo le venía bien. El chico frente a él, lo miró inquisitivo en cuanto terminaron de calzárselo.

Noah sentando en el sillón hizo una expresión algo desdeñosa y aburrida y simplemente le respondió —No está mal.

—¿Sólo eso dirás de mi costoso traje de dos mil dólares? ¿Estás bromeando? — el chico frente a él frunció el ceño molesto, pero para Noah que lo conocía desde que tenían ocho años, ya no había nada que lo sorprendiera de él, sabía que sólo estaba exagerando.

—Si quieres cumplidos Elliot, debiste haber traído aquí a una de tus chicas — respondió en tono ácido lo que hizo que la dependienta se alarmara un poco, parecían a punto de comenzar una discusión, pero por supuesto, Elliot también había conocido a ese chico de palabras filosas prácticamente la totalidad de su vida, así que sólo sonrió.

—Sabes que no tengo nadie más en quién contar por una opinión sincera ¿Por qué sacas esos temas ahora? Eres la única persona en la que confío ciegamente Noah, por supuesto, que si quería una opinión que me importara no hay nadie mejor que tú.

Noah miró ese rostro transparente como un arrollo claro y soltó un suspiro —Te queda bastante bien Elliot.

El aludido pareció llenarse de una nueva energía vital como un cachorrito en frente de un montón de juguetes y asintió con una gran sonrisa —¿Mejor que el traje azul?

—Creo que ninguno puede compararse al traje azul— respondió Noah en un intento de molestarlo mientras elevaba una ceja y apretaba los labios reprimiendo una sonrisa ante la alegría ajena.

Elliot había sido su amigo de la infancia y lo había acompañado en cada una de las tortuosas y difíciles etapas de convertirse en un adulto. Pero Noah sabía que aquello había sido incluso un poco más dificil para el ahora guapo y casanovas Elliot Suen que, por su aspecto durante su infancia fue presa constante de los abusadores de su clase.

Por supuesto que su vida había cambiado cuando Noah Clery decidió ponerse de su lado. Con su mal carácter y su tendencia a irse a los golpes con uno que otro parecía no comprender con palabras, lentamente fueron dejando a Elliot en paz.

Pero sin duda, aquello había dejado huellas imborrables en la autoestima de Elliot, que, desde que terminó la universidad se había dedicado completamente a su empresa y su apariencia. Noah no lo juzgaba, había empezado desde abajo y merecía completamente todo lo que tenía ahora mismo, él lo había acompañado en todo ese camino.

Y probablemente lo seguiría haciendo por el resto de su vida.

Porque sí, idiota también podía ser una palabra aplicable para él.

Y aunque idiota podía referirse a Noah Clery, aquella palabra en su caso iba ligada a otra que lamentablemente lo había descrito por varios años:

Enamorado de su mejor amigo.

De ese mejor amigo que ahora parecía completamente obsesionado e inmerso en sus citas con chicas.

Soltó un suspiro mientras lo miraba terminar de pagar y compartirle su número de teléfono a una de las dependientas. Noah había decidido varios años atrás que su amor no tenía futuro alguno. Un día, mientras reflexionaba mirando el atardecer en una playa, pensó que "el amor podía mostrarse de mil formas distintas y si no podía amarlo como lo haría una pareja, al menos se aseguraría de que fuera feliz", tras pensar esto quiso golpearse mentalmente ¿Qué clase de cursilerías estúpidas eran aquellas?

Sin embargo, a pesar de todo eso, el que Elliot pudiera alcanzar sus sueños se había convertido en una de las alegrías de su vida.

—¿Seguro que no quieres un traje Noah? — el más alto se acercó a él con sus manos cargadas en bolsas. El aludido negó un poco mientras extendía sus manos para ayudarlo con la carga —Lamento escuchar eso, porque la bolsa negra es completamente tuya.

Noah lo miró con sorpresa, aunque sin duda, aquello no era tan novedoso. Elliot solía ser bastante generoso con el dinero todo el tiempo —Elliot, no era necesario. Debes conservar tu dinero.

—Quería darte un regalo ¿Acaso no puedo? Quiero que lo lleves en la fiesta que tendremos para presentar el nuevo proyecto, ya sabes esa en la vendrá también la competencia.

Noah soltó un suspiro y negó un poco. Pero llegados a ese punto no sabía si estaba intentando reprimir la alegría por ese regalo inesperado o estaba realmente de mal humor, ni él mismo se comprendía la mayor parte del tiempo —Recuerda que hoy tienes esa reunión a las ocho con el inversor.

—De hecho... ¿Crees que podamos moverla para más temprano? Tengo una cita a las diez — murmuró Elliot mientras dejaba las bolsas en la cajuela del coche de la empresa y luego lo rodeaba hasta el asiento del conductor. El ácido se repartió lentamente por el pecho de Noah.

—¿Ya tienes una chica nueva? ¿No terminaste con la anterior hace... menos de una semana? — dijo mientras fruncía el ceño y se sentaba en el asiento del copiloto, sus manos se aferraron inconscientemente a la bolsa negra — No creo que sea posible cambiarla Elliot, pero si te parece bien, simplemente puedo ir yo en tu lugar, a final de cuentas tenemos que presentarle simplemente el proyecto.

Elliot sonrío de lado sin negar ni admitir nada —Definitivamente, no merezco un amigo como tú.

Noah negó un poco mientras soltaba un suspiro, a diferencia de este nuevo Elliot 2.0 que parecía que hasta sudaba carisma, él mismo era más bien parecido a un desabrido trozo de hielo, demasiado rígido. Se preguntó si realmente estaría bien que fuera él a esa reunión.

Entraron en la gran oficina del CEO y Noah caminó directamente a su escritorio lateral.

A pesar de las insistencias de Elliot de compartir la dirección de aquella empresa en la que él mismo había trabajado tanto tiempo, Noah se había negado tajante, aquella había sido la idea de Elliot, había trabajado en ella desde el colegio, no había forma de que fuera a compartir los derechos, no quería el protagonismo, quería que Eliott lo viviera completamente, así que, se había convertido en su asistente. Incluso aunque la primera inversión la habían sacado del dinero de los padres de Noah.

Pero sin duda, lo habían duplicado y devuelto en tan sólo en un par de años, porque Elliot podía ser muchas cosas, pero era un maldito genio.

Noah afirmó su cabeza en la mano mientras lo observaba acomodar su nuevo traje frente al espejo y luego encendió un cigarrillo reclinándose contra su asiento, aquello llamó la atención de su acompañante—¿No dijiste que lo habías dejado?

—Dejar de fumar es un proceso —exclamó Noah entre dientes. "Un proceso que implica tener que verte salir a tus citas y no poder decir nada al respecto".

Elliot lo miró con diversión, no comprendía realmente todos los cambios de humor que tenía Noah, sin embargo, siempre lo había querido y aceptado tal cual era, incluso aunque pasaba la mayor parte del tiempo con el ceño fruncido refunfuñando entre dientes —No te voy a dar nuevamente la charla de lo mucho que aquello afecta tu salud, porque sé que te la sabes de memoria. Tan sólo cuida de ti ¿Quieres? No sé que haría si te pasara algo.

—Cuidaré de mí no te preocupes. Eventualmente voy a dejarlo — mencionó. "Eventualmente cuando logre quitarme de encima estos sentimientos absurdos". Se levantó hacia a la ventana y la abrió, Elliot no tenía porque intoxicarse junto a él.

Sin embargo, su acompañante caminó hacia él y se paró a su lado para mirar hacia la luz de un atardecer que caía lentamente — Estaba pensando Noah, en todo este tiempo, no hemos podido jamás tomarnos unas vacaciones de verdad, tenemos casi treinta, creo que es momento que nos escapemos por un mes completo a alguna parte ¿Qué dices?

Noah que tenía la cabeza completamente perdida en pensamientos poco alegres lo miró sin comprender —¿Escaparnos...? ¿Hacia dónde quieres ir?

Elliot le dio una mirada discreta al rostro pálido y guapo de Noah y sonrío un poco al ver sus ojos castaños confudidos — ¿Dónde quieres ir? Esta vez iré a dónde tú quieras.

Noah no podía con el asombro y aquello se escapó de su siempre compuesto rostro y se reflejó en su expresión —Yo...

Una sonrisa apareció en el rostro algo bronceado de Elliot mientras le revolvía el cabello — Puedes pensarlo, aún tenemos tiempo.

Noah hizo esfuerzos monumentales por controlar su expresión, simuló aburrimiento mientras apagaba su cigarrillo y levantaba la cabeza para observar el rostro sonriente de Elliot. Su piel suavemente bronceada parecía brillar un poco más ante la luz suave del otoño, sus ojos claros tenían esa mirada, esa que lo hacía maldecirse a sí mismo porque lo llenaba de toda clase de sentimientos. Elliot había cambiado físicamente de muchas formas a lo largo de esos años, desde su estilo de cabello, hasta su ahora entrenado y musculoso cuerpo, sin embargo, sus ojos, esos ojos sobre los cuales ahora no llevaba gafas, seguían siendo los mismos y es por esto que seguía sin poder quitarse ese amor de encima, no podía olvidarlo.

Lo tenía a menos de medio metro de sí mismo y apenas podía ignorar esas ganas terribles que tenía de tomarlo por el cuello de esa impecable camisa nueva y besarlo hasta el cansancio. No podía evitar querer decirle que no llevara a ninguna chica más al hotel y que se fuera con él, encontraría la forma de satisfacerlo, realmente lo haría, incluso si no era de su gusto. Tampoco podía evitar ese rechazo que tenía de sí mismo por tener ese tipo de pensamientos.

Sí, quizás Elliot tenía problemas de autoestima, pero Noah tenía serios problemas para aceptarse a sí mismo.

No podía evitar sentirse sucio. Cuando todo el mundo pensaba en el gran amigo que era por apoyar a Elliot hasta el final, él estaba pensando en las mil formas en que le gustaría morder esos labios y arrancarle la ropa. Era un cerdo. Carraspeó y se alejó un par de pasos mientras fruncía el ceño —Voy a pensarlo.

Elliot le palmeó el hombro y recogió su celular —Estaré esperando, entonces. Realmente te debo un trago por lo de hoy, envíame un mensaje para contarme cómo te fue. Te llevaré, vi que no trajiste coche hoy.

—Sin duda estarás demasiado ocuparlo para leerlo — murmuró entre dientes mientras recogía una de las carpetas y se daba una mirada rápida en el espejo, su cabello estaba un poco desordenado y en su rostro, sus mejillas estaban levemente encendidas dejando huellas rojizas de sus propios sentimientos descontrolados, negó, realmente, era... un desastre.

El deportivo azul de Elliot parecía resplandecer por sí mismo en el estacionamiento. Recordaba como si fuera ayer el día en que lo había comprado, ese tonto a su lado, llevaba soñando con un deportivo azul desde su infancia, casi creyó que iba a llorar de la emoción cuando le pusieron la llave en sus manos. Lo divertido, había sido que en ese entonces Elliot realmente no tenía idea como manejar, así que en su primer viaje juntos, había sido él quien lo había conducido.

Pero esta vez se subió directamente en el asiento del copiloto, no sin antes levantar una caja de preservativos y ponerla en el bolsillo de Elliot —No me interesan los detalles de tu vida sexual, pero si vuelvo a sentarme en una caja de condones no voy a volver a entrar en este coche nunca más, quizás qué mierda haces aquí dentro.

Elliot soltó una risa e hizo una señal de desdén — No sería capaz de hacerlo aquí Noah, cómo crees. Simplemente lo compré en la mañana y olvidé guardarlo. Tengo dinero para ir a un hotel ¿Por qué sacrificaría mi preciosa joya?

—Idiota presumido— murmuró Noah acomodándose en el asiento, mientras miraba las luces de una ciudad que lentamente se oscurecía. Elliot le lanzó una mirada divertida y luego encendió la radio. Una canción suave y romántica pasaba por ella, el momento parecía perfecto.

Noah había tenido a lo largo de todos esos años junto a Elliot uno y mil momentos perfectos. Sin embargo, el actual no lo era realmente, iban a separarse en un par de minutos y cada uno iría por su lado. Elliot se entregaría a la suavidad y el perfumado cuerpo de la que sería su nueva cita, mientras él... iría a una reunión con un par de negociantes aburridos, aunque era perfectamente consciente de no era aquello lo que le molestaba.

Era no poder decirle nada a la persona que amaba.

Sus labios estaban cerrados, pero por su cabeza, las palabras parecían repetirse una y otra vez:

Sí Elliot, eres la persona que amo, a lo largo de estos años en que he estado sintiendo esto por ti he acumulado tantas cosas que quiero que sepas. Quizás la forma en que me enamoré de ti. O quizás todos esos sentimientos que son demasiado complicados para mi orgullo. O quizás simplemente me gustaría tener las agallas de poder confesarte todo esto, sin arruinar nuestra amistad. Quizás si me rechazas de una vez y claramente, podré olvidarlo todo, quizás seré capaz de seguir adelante y sobreponerme a estos sentimientos. Tampoco voy a negar que esa pequeña gota de esperanza en la que tú me eliges a mí sigue allí presente, esa gota en la que estamos juntos.

—Elliot no vayas con esa chica, quédate conmigo, incluso si quieres ir al hotel, también iré contigo.

Nov. 2, 2021, 3:17 a.m. 18 Report Embed Follow story
97
Read next chapter Capitulo 2: Para los que me rodean.

Comment something

Post!
Adriana Romero Adriana Romero
Lo dijo, lo dijo en serio? Aaaa, necesito ir al segundo capítulo jajaja Me llenan de angustia sus pensamientos y me destroza que no se acepte. Segunda parte, ahí voy
April 12, 2024, 12:49
GIGIMILLER FERNANDEZ GIGIMILLER FERNANDEZ
El último texto me dejó mal
April 12, 2024, 05:15
ming chan ming chan
bueno me enganche en el primer capítulo, veamos cómo lidia noah con todos esos sentimientos 🤧
October 07, 2023, 19:22
Monserrat Vallemorin Monserrat Vallemorin
Que desesperante esa sensación ( la del amor no correspondido con el que tienes que lidiar a diario) . Me prometo terminar de leer esta historia pronto.
April 22, 2023, 13:42
Ludmila Ceballos Ludmila Ceballos
Me parece muy bueno y me encanta,ya quiero ver que sucede mas adelante
February 07, 2023, 04:52
Ludmila Ceballos Ludmila Ceballos
Me parece muy bueno y me encanta,ya quiero ver que sucede mas adelante
February 07, 2023, 04:52
Anna Tormo Anna Tormo
De momento me gusta como está escrita y me encantan los personajes. Espero seguir disfrutandola...Ya te contaré más!!! Gracias
January 02, 2023, 03:18

  • Apolo K. Apolo K.
    Graaaacias por comentar, espero que te siga gustando y la disfrutes. Aún estoy modificando los capítulos del 25 al final, pero por ahora estoy en modo prueba jajaj. January 02, 2023, 12:32
Iván Montiel Iván Montiel
AaaaAaaAaaAaaAaahHhHhhHhhhH Hace mucho quería leer algo diferente 🥺 La verdad cansa ver siempre que es el CEO y la asistente o la chica que se enamora de él, pero en este caso es su mejor amigo 🥺
August 19, 2022, 09:48

  • Apolo K. Apolo K.
    ¡Espero que te guste y la disfrutes! Cuéntame qué te pareció luego de leerla. August 20, 2022, 03:03
Dulce D'Angelo Dulce D'Angelo
Me gusta como avanza
January 28, 2022, 16:04

  • Apolo K. Apolo K.
    ¡Me alegro muchísimo! Espero que los siguientes capítulos te gusten igual <3 March 05, 2022, 00:33
Isy Isy
Y yo que pensaba que esto no tendría continuación. Te loveo <3
November 02, 2021, 21:31

  • Apolo K. Apolo K.
    No me la he podido sacar de la cabeza! Tenía que escribirla!! November 07, 2021, 23:39
Ciren Janne Ciren Janne
Ay! Diez días 🙁 entonces tendré que trabajar la paciencia 😅 esperaré con ansias :)
November 02, 2021, 06:17

  • Apolo K. Apolo K.
    JAJAJA intentaré sacar uno por semana <3 November 07, 2021, 23:37
Luther Hoffer Luther Hoffer
¿Cada 10 días? ಠ︵ಠ
November 02, 2021, 03:22

  • Apolo K. Apolo K.
    Es que... tengo que ver la hora dorada igual ;; haré lo que pueda para avanzarlas a ritmos parecidos jajaaj November 02, 2021, 03:23
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 47 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!