Diario de entidades Follow story

Sombrat Jun Morales

¿Has tenido pesadillas en las cuales todos tus conocidos y familiares actúan de maneras extrañas, a tal punto de que parece que no son ellos mismos? ¿Pesadillas en las que al mirar el reflejo en el espejo lo que ves no eres tú? Esas pesadillas se volvieron el día a día del joven John Foster a partir de que se mudó junto a su madre y padre a lo que entonces parecía un vecindario común y corriente. Desapariciones, pequeñas criaturas correteando por las noches, sonidos sin sentido y los gatos, son las principales cosas extrañas que suceden en el sitio, esto dicho en las palabras de Shio: un chico al que John conoció al segundo día de haberse mudado allí.


Thriller/Mistery Not for children under 13.

#Esquizofrenia #Entidades #Dimensiones #Apparatus #Comedia #Demonios #Romance #Paranormal #Universos #TenebrisTerror #Sueños #Steampunk #Psicología #Mundos #Muñecas #Tenebris #Maiorum #Infernus #Incndios #Frozorus
1
16060 VIEWS
In progress - New chapter Every Saturday
reading time
AA Share

Prólogo

El hilo entra de forma lenta a través de la aguja y la aguja pasa rápidamente a través de mi nueva piel. Traspasa cada centímetro de la felpa una y otra vez, dándome cada vez una forma más parecida a la del hombre que decidió crearme. Llega a dolerme un poco pero no entiendo por qué. ¿Acaso la felpa puede sentir? Yo siento… sólo yo siento y nadie más puede entender a la perfección cómo lo hago, solamente yo mismo sé que me encuentro sintiendo lo que se llama dolor, pero también curiosidad, pues a veces siento que sólo existo yo mismo. Él me sigue mirando, ahora estoy seguro pues ya me han acabado e incluso me pusieron ojos. No me encontraba dentro de la existencia y de pronto ya estoy en ella. No puedo moverme o tan siquiera hablar, solamente estoy existiendo sin saber aún mi propósito mientras que una nueva aguja se clava dentro de lo que siento es mi pecho y aquél que me creó sonríe…

El diario de entidades. ¿Verdadero? ¿Falso? Da igual, es increíble que todavía sin saber esto de él, muchos lo codician de una manera que la palabra ciegos no alcanza para describir.

Jack Fidalls



Las cuatro puntas vienen sin piedad, cuando lo hagan la guerra iniciará. Las llaves las puertas abrirán, y de éstas emergerá un mar de muerte y calamidad. Nada ni nadie escapará, de las cuatro puntas una sobrevivirá. Entidades conquistarán todo a su paso, de nuestro mundo no quedará un rastro.

Texto del Diario de entidades.



Las cosas casi nunca saldrán como tú las quieras, por más que lo planees y analices las diferentes variables. Porque a uno realmente jamás le da por creer que le vayan a ocurrir sucesos fuera de lo común que arruinen lo planeado, por lo que a la hora de la verdad no se está preparado y se cae fácilmente ante éstos...

Vaya… así que al final todo se ha reducido a esto… Bueno. ¿Qué puedo decir? Uno puede iniciar un viaje creyendo que será corto, y cuando menos se da cuenta ya siente que lleva una eternidad en él. Pero ése no es el punto de este peculiar escrito que fácilmente se relacionaría con ciencia ficción o fantasía, pero como autor de éste te aseguro que esto no es así, en absoluto. ¿Sabes por qué relacionarías todo esto a un cuento más? Supongo que es porque eres de los que se aferran demasiado a lo que ven, sin tomarse la molestia de investigar el porqué de las cosas… Lo cual es gracioso en cuanto recuerdo que alguna vez así fui también. Nunca pude estar más equivocado al pensar de esa forma.

Mis viejos compañeros a los cuales conocí en este horripilante y bello viaje solían decir que soy muy paranoico, lo cual puedo asegurar que es verdad, pero eso no implica que exagere en la manera en que escribí esto. Digamos que soy una persona demasiado curiosa, y fue esa misma curiosidad la que terminó por meterme en tantos embrollos que no le creerías ni a la persona más cercana a ti, e inmediatamente acusarías de loca. ¿Pero qué tiene de malo ser curioso? Nada, bueno, sólo si no asumes las consecuencias de esto, mayormente sería que terminas haciéndote más preguntas que respuestas, eso es un tanto irónico cuando lo piensas bien, pero así es.

Como dije antes, fue cuando mi curiosidad despertó que estos raros sucesos comenzaron… Y éstos la verdad me dejaron bastante marcado.

¿Sabes? Es bastante curiosa la manera en que cada que descubro algo nuevo, sigo sintiendo que no sé absolutamente nada, me pregunto si hay más personas que se sientan así. Sigo sin poder tragarme que todo esto se debió a una simple mudanza a lo que creía en ese entonces era un simple vecindario.

Terminé por escribir un gran diario que contiene descrita en sus hojas la forma en que me sentía durante todo el tiempo que conviví de cerca con la muerte y todo lo que tuve que hacer para seguir con vida y mantener con vida a la gente más importante para mí. De hecho no sé si de verdad alguien llegue a leerlo, pues como van las cosas, parece que no me queda mucha esperanza de vida… supongo que así son las cosas para la gente curiosa, al igual que yo. De hecho, este escrito lo voy a dividir creo en tres cuadernos, pues no cabe en uno solo toda la locura que me pasó. No quiero sonar como escritor frustrado, pues honestamente de escritor no tengo nada, o al menos no lo tenía los días en los que comencé a escribir. Con esto lo que quiero decir es que éste, mi primer escrito, no es el que más información contiene, sino que es tan solamente el comienzo de algo mucho más grande.

¿Perdón? ¿De qué sucesos y locuras estoy hablando? Cierto, cierto, de seguro sólo lees que menciono estas cosas y no he especificado a qué me refiero, así que comencemos con lo que está pasando en este preciso momento.

Es el día más caótico del mundo. Es el día más caótico del mundo y lamentablemente yo me encuentro parado en medio de toda esta tragedia. Engranajes oxidados de viejas maquinarias salen disparados junto con un sonido robótico de aquí a allá; estrellándose contra todo lo que esté a su paso, golpeando a horribles criaturas sacadas de pesadillas que dejan salir de sus inmundas bocas rugidos horrorosos. Pedazos de hielo atraviesan gran parte de los edificios y hay un terrible frío en el ambiente, casi podría atreverme a decir que éste es el día más frío que he vivido en mis dieciocho años. Una niebla de color negro se acerca lentamente, bajando del cielo a la tierra para ser parte de este escenario digno de pintura, ésta causa una profunda sensación de miedo que afecta a los humanos y hasta a los gatos y perros que logro observar correr a toda prisa, despavoridos, sin tener idea de lo que les espera. Y por último: llamas infernales comienzan a emerger desde las grietas que se van formando en el piso a causa de los continuos temblores retumbantes.

La gente muere para nunca volver por cada segundo que pasa…

Sí, en efecto me encuentro en el posible fin del mundo, posiblemente del fin de algo más grande todavía. Sin duda, y para sorpresa de muchos, este escenario no es el fin que esas malditas escrituras le dijeron a la humanidad con el fin de controlarles durante siglos. Aunque irónicamente éstas tenían sólo un poco de razón. No imaginé jamás vivir un escenario como el de ahora, menos aún poder apreciarlo en todo su esplendor y en primera fila.

Lentamente cierro mis ojos comenzando a recostarme, dejo salir unos suspiros que sólo son comparables al último aliento de alguien antes de convertirse en un cadáver que nunca volverá a abrir los ojos, y me recuesto por completo en el concreto agrietado y caliente.

¿Por qué será que los bosques están tan relacionados con las cosas mágicas o raras? Tengo mi propia teoría, no puedo estar seguro de ser el primero que piensa en esto, pero de igual manera la presento como mía, y ésta es que porque son puros, por decirlo de algún modo. En ellos habita naturaleza, en el mejor de los casos jamás pisada por los seres humanos. Tienen una cierta magia la cual no puedo describir bien, pero se siente una extraña relajación en ellos… y al mismo tiempo se puede sentir el peor de los miedos dentro de ellos. Los animales salvajes son parte de esta magia y terror, incluyendo todos sus métodos de alimentación que muchos pueden considerar crueles, aun cuando vienen de la misma naturaleza. Pero el bosque gris con pinos rojos y niebla interminable que veo al abrir mis ojos, no parece tener esa magia… No estoy más en ese mundo al que muchos llaman de manera ignorante “el mundo real”, sino en uno mucho más peligroso y que únicamente se le abre a pocas personas.

Estoy caminando dentro de mis recuerdos justo antes de tomar una decisión importante. Aquí el cielo es color negro y los truenos lo ambientan junto con los relámpagos que lo iluminan levemente. Me siento sobre una roca y suelto un profundo suspiro lleno de tristeza… luego de unos cuantos minutos que se sienten como horas, me pongo de pie, sacudo mi cabeza con un gesto violento en el que no trato de ocultar mi ira, y allí lo veo: ese libro está allí, tirado e inocente, como si se tratara de cualquier objeto cosa que para nada era así, sobre el sucio suelo. Me acerco a paso lento, sin parar de refunfuñar y lo levanto sin el más mínimo cuidado. Este diario es la verdad más pura, este diario que logró dividir a tantos seres a lo largo de todos estos siglos… pero tengo que evitar que esto termine de suceder, no por mi propio bien, sino por el de mucha gente y criaturas a las que es más que seguro, jamás conoceré. ¿Por qué? Pues porque… la vida... la vida da giros inesperados, con eso basta por ahora.

Creo que ya es tiempo de presentaciones. Mi nombre es John Foster. En esta corta vida sólo fui a lo que llaman normal por un tiempo, eso cambió en primaria. Pues para mala suerte de muchos hubo un accidente en mis tiempos de estudiante; un incendio que hace tiempo provocó llantos, pesadillas, gritos, lamentos... en fin, un incendio que provocó muertes. Con el tiempo y terapias logré olvidar casi por completo esos sucesos que ningún niño debería de presenciar, mucho menos vivir. Al menos hasta que a los catorce años todo se fue en caída libre. Para ir al grano, a esa edad conocí grandiosas personas, pero perdí otras muy amadas...

Escribo estas palabras antes de salir a un lugar del cual no sé si volveré con vida, pero yo mismo tengo que salvarlos, no bastará con intentarlo, ellos son mi responsabilidad y ésa es una decisión que he tomado solo. Si se quieren evitar problemas de este tipo, les puedo decir que no todo es lo que parece en esta vida, sé que probablemente estas palabras las hayas escuchado más de una vez, y más posiblemente en una galleta de la fortuna, pero no lo entenderás hasta que te toque vivirlo por ti mismo... Las cosas cambian, para bien o para mal, eso ya dependiendo de tu punto de vista. Resulta que al final todo es cuestión de perspectiva como dice parte de la teoría psicológica de la Gestalt.

Quiero mencionar un lugar especial, el cual es el mundo de los sueños: uno de los tantos mundos que habitan en este extenso e interesante universo. Ése fue el lugar que más me marcó en mi viaje, que según yo, terminará pronto, no falta mucho.

Muchos creen que sólo se encuentra en la mente, otros que se trata de otro plano, uno en el que cada uno de nuestros recuerdos y sueños se encuentran. Aunque en realidad es un tanto de ambas y un tanto de cosas a las que no les podrás encontrar sentido por más que trataras…

Bien. Me decidí a escribir esto en las primeras página de mi diario. Tenía planeado hacerlo cuando todo esto acabara, pero como no sé si volveré, decidí hacerlo mejor ahora. Es curiosa la manera en que de repente cambias de planes.

Recuerdo exactamente cuándo comenzó toda esta locura. El ficticio destino me dio gente maravillosa para luego arrebatármelos cruelmente. Recuerdo cuando el mundo dentro de mi cabeza me reclamaba para poder resolver todo. Tal vez si hubiera hecho caso a todos esos llamados, no estaría en este embrollo.

Ahora que sé que no me queda ni tendré familia... no me siento triste, sino libre. Esto es todo por el momento, por favor, pido que no me recuerden como un loco, sino alguien a quien tuvo las circunstancias en contra suya…

Nota: Me disculpo si en mis primeros días mi narración era mala, pues al iniciar todo esto sólo tenía catorce años y jamás había escrito, sin embargo decidí dejarlo así en vez de agregar más o corregir, pues quiero que este diario refleje lo que en verdad viví, sin alteraciones. Aunque igual juro que con el tiempo mejoré bastante. Lo aclaro principalmente porque antes solía ser muy poco expresivo y detallista…

De John para el mundo…

April 7, 2017, 5:32 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Hubo una vez

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 9 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Log In with Facebook Log In with Twitter

or use the regular login form

Related stories