THOR ES MI HERMANO Follow story

sdalovesda sda love

Los sueños se hacen realidad


Adventure All public. © propios

#asgard #thor #vikingos
1 FOLLOWERS
9485 VIEWS
Completed
AA

THOR ES MI HERMANO

Cuando se despertó tuvo la certeza de que iba a morir, no sabía si de alegria o de un infarto al descubrir que por fin su sueño se había hecho realidad.

¿QUIERO UN HERMANO?

Siempre he estado celosa de mis amigos, ellos tienen hermanos yo no. Me gusta verlos discutir como al perro y al gato.

Y pienso.

"¿Por qué no tengo un hermano?" "¿En qué pensaban mis padres?" "Detesto ser hija única, me aburro y no discuto con nadie" "Quiero un hermano" "¿Puede ser?"

Me llamo Georgina, pero me gusta que mis amigos me llamen Jorge. Sé que es nombre de chico pero detesto que me llamen por mi verdadero nombre ¿En qué pensaban mis padres? para ponerme ese nombre.

Esa tarde mi vida cambió por completo cuando mis amigos me llamaron para ir al cine a ver una película. Me arreglé, no me gusta maquillarme, me lavo la cara y ya está. Aunque muchas de mis amigas se pintan como monas y yo siempre les digo la belleza esta en el interior no en el exterior, ellas se ríen diciéndome.

—Estarías más guapa maquillada y con vestido. Siempre con vaqueros y gafas. Arréglate como nosotras.

Ellas sabían mi respuesta y era un no rotundo. Detestaba esos vestidos que solo me dejaba poner cuando era una cría.

Y a lo que iba esa tarde mi vida cambio y se convirtió en obsesión.

Cuando acabó la película no me fui con ellos como tenia costumbre. Me fui a una biblioteca cercana a mi casa y me pasé las horas muertas empapándome de mitología escandinava.

Y con propósito en la mente. Thor sería mi hermano al precio que fuera y me importaba un comino que su padre fuera dios y se llamará Odín y su hermano Loki.

Los celos me consumieron por dentro y odié a Loki, él no me podía suplantar yo era su hermana y no él.

Tenía que llegar al reinó de Asgard y secuestrar Thor y volver a la tierra con él. Sueño o no él sería mi hermano.

Me olvidé por completo de mis amigos, mis padres. No comía, no dormía buscando la forma de llegar a ese reinó.

Pero muy lejos de la tierra en otra galaxia. Otro mundo...

—¿Qué hace? ¿Quiero saberlo?

—Le está buscando.

—Sigue vigilando y mantenme informado.

—Sí, señor.

En la tierra...

—Georgina, tus amigos te buscan.

—Diles que no salgo, que lo hare mañana. Hoy no tengo ganas.

Mi madre se despidió de ellos y yo me asome por la ventana para ver como se iban y uno de ellos al verme me soltó.

—¿¡Estás loca!? lo sabías Jorge. Desde que viste esa película, has cambiado ¡¿Thor tu hermano?! no me hagas reír.

—Lo será, ya lo veras jilipollas. Thor será mi hermano —le grité.

—Si llegas a Asgard dale recuerdos de mi parte Jorge —se cachondeo el muy idiota.

—Lo haré. Imbécil.

Se llevaron a ese idiota, que aún en la lejanía seguía riéndose de mí.

"Thor será mi hermano. Ya lo veréis"

REINO DE ASGARD

—¿Qué hace? —preguntó.

—Sigue buscándole, mí señor.

—Prepara el portal.

—Pero... mí señor. Su padre le espera.

—Mí padre puede esperar, yo no.

—Sí lo hago tendré problemas.

—A mí regresó lo quiero abierto.

EN LA TIERRA

Yo seguía igual, buscando día y noche la forma de llegar a ése reino.

Había perdido a mis amigos pero no me importaba, mis padres estaban preocupados por mí. Ya no quería que me llamaran Jorge, y les obligaba a todos que me llamaran por mí verdadero nombre. Dejé de llevar pantalones y los cambié por vestidos y comence a utilizar lentillas, aprendí a maquillarme y por primera vez me depilé viendo estrellas y constelaciones.

Los chicos me miraban e incluso llegarón hacerlo algunos de mis amigos. Y uno de ellos me dijo.

—¡¿Tú no eres Jorge?! ¿Quién eres? —me preguntaban.

Me reí en su cara y continúe mi camino hacía mi clase como todos los días. Pero porque mis compañeros estaban tan alborotados y cuchicheaban entre ellos, que era aquel tapón delante de la puerta ¿Por qué no entraban? ¿Qué ocurría? —me preguntaba mientras me empujaban para entrar.

ASGARD

—Está listo ese portal.

—Señor... es usted.

—Abre, ese portal. O llegaré tardé.

Mientras me empujaban para entrar en clase se escucharon: unas explosiones, unos gritos. Y de repente esa puerta se abrió cayendo unos encima de otros y una voz.

—Que hacen en el suelo. Los quiero ver sentados en sus respectivos pupitres.

Todos obedecimos y nos levantamos del suelo. Iba a sentarme en mí pupitre cuando esa voz me soltó.

—Usted. Quiero que coja su pupitre y lo traslade al fondo de la clase junto a la ventana. La ve —me dijo señalándola con su dedo índice.

Proteste. No pude evitarlo.

—Si me pone tan lejos no veré la pizarra.

—Haga lo que le dicho señorita... ¿Cómo se llama? —me preguntó.

—Jorge —soltó uno de mis compañeros.

Me observo.

—Cual es su verdadero nombre conteste.

Balbucee.

—Georgina —conteste. —Pero odió ese nombre sabe. Así que llámeme Jorge como todos.

Me observó de nuevo y muy serio me dijo.

—Traslade su pupitre dónde le he dicho señorita y cuando acabé la clase la quiero en mí despacho. Lo ha entendido señorita Georgina. Y ahora mismo me pondré en contacto con sus padres y hablaremos de este incidente y otra cosa olvidé esas fantasías que tiene en la cabecita y céntrese más en los estudios. Lo ha entendido verdad señorita Georgina —me gritó.

Trasladé mi pupitre protestando entré dientes y cuando estuve en mi sitio tenía un montón de papeles sobre la mesa y otra vez proteste.

—Y esto.

—Deber atrasado Georgina. Terminelo. O no saldrá de esta clase.

—Cabrón —le solté.

«Risas» —Me gusta serlo Georgina. Y ahora haga esos deberes. Y para el resto de la clase me llamo Jasón y soy vuestro nuevo profesor de historia.

—Encantados de conocerle —corearon esos imbéciles.

Mientras él daba clase. Y a mí me tuvo toda la mañana haciendo deberes.

Una vez acabada la clase. Sonó el timbré, todos nos levantamos de las sillas incluida yo. Metí mis libros dentro de la mochila y corrí hasta la puerta cuando algo estiro de mi brazo sentándome en unos de esos pupitres. Unos ojos se clavaron en los míos y su voz resonó en mi cabeza.

—¿Quién le ha dicho que se puede marchar?

—La clase ha terminado —le conteste.

—Para sus compañeros. No para usted Georgina. Saque el libro de historia y hágame una redacción sobré los vikingos y sus dioses una vez la haya acabado se marchara. Empiece a escribir Georgina.

”Maldito cabrón" —pensé "¿Qué le hecho a éste desgraciado?" —me pregunté sin dejar de mirarlo.

Se sentó en su silla. Elevó las piernas y las colocó sobre la mesa. Y comenzó a leer.

—No la veo escribir Georgina ¡¡¡EMPIECE!!!

"Será jilipoyas" —refunfuñe para mis adentros.

Tenía prisa por salir de allí. Las tripas me protestaban por el hambre que tenía y mi redacción fue corta y rápida.

«Los vikingos llevan casco, son unos brutos que violan a sus esclavas, aparte de emborracharse durante todo el día y ser unos maleducados. Son unos machistas, unos engreídos ect etc ect. Y a mi tenían que pillar los muy desgraciados que los mandó a la mierda diciéndoles: Que cocinen ellos para mí y que me limpien la casa. Yo su esclava... mejor dicho ellos serian mis esclavos.

En cuanto a sus Dioses Odín es el jefe y a mí que. Y a Thor lo deseó como hermano»

Fin

Y entregue la redacción a ese Jason.

Una vez fuera escuché sus risas y pensé.

"De qué se ríe este imbécil ahora"

—Georgina. Entré en clase.

—¿Cómo? —pregunté.

—No me haga repetir las cosas.

Entré en clase. Me senté en mí sitió y escuche: Repita la redacción.

—Y un jamón. Tengo hambre. Quiero ir a casa. Estoy cansada.

—Me importa muy poco sus protestas. Repita esa redacción o no saldrá de aquí.

Me quedé observando la ventana, deje caer el boli y susurré.

—¿Dónde éstas Thor? ¡¡¡AYUDAME!!!

No dejaba de ver esa ventana y lo miré a él de reojo. Él muy cabrón seguía de pie sin dejar de observarme y gritarme: No la veo escribir Georgina.

Cerré los ojos y apoye mi cabeza en el pupitre cuando...

—No me gusta esa actitud de niña malcriada y caprichosa. Mejor me vuelvo a mi reino. Allí tengo cosas que hacer. En verdad piensas que los vikingos somos unos machistas, unos maleducados y unos borrachos.

Yo puedo cambiar en ese aspecto Georgina o prefieres que te llamé Jorge. Tú decides hermanita.

—Thor...

Me daba miedo abrir los ojos por si era un sueño. Y al hacerlo no podía creerlo ese hijo de puta que me había hecho sufrir durante todo el día era Thor y me dije: Imposible.

Mi cuerpo se desplomó en el suelo. Y alguien me recogió en sus brazos.

Y horas más tarde....

Cuando abrí de nuevo los ojos ahí estaba él a mí lado sonriéndome y yo cerré de nuevo los ojos pensando "Es un sueño. Contaré hasta tres y cuando los abra él no estará. Y yo estaré en clase con ese cabrón"

Empecé: 1... 2... y 3 y al abrirlos no estaba en clase si no en mi casa en mi habitación y el gritándome: Llegarás tarde a mí clase y no tendré piedad contigo hermanita.


March 19, 2017, midnight 1 Comments Report Embed 1
~