siegburn Marvin Miño

Un joven trabajador ve su final en las vías de un tren. Le pide a una entidad superior (si es que existe) de que le dé una segunda oportunidad. Su deseo es concedido y reencarna en un mundo de fantasía en donde pelean usando unos mechas llamados 'Caballeros Moviles'. Pero su sorpresa no termina ahí ya que reencarno en un mundo de un juego RPG en donde para su desgracia, él joven reencarno como un villano de pacotilla él cuál solo tiene la misión de hacer quedar bien al protagonista mientras este es humillado. ¿Podrá sobrevivir nuestro falso protagonista en un mundo que solo desea que sufra por el bien de alguien más? Contexto Habrá más cosas que solo un isekai más, habrá toda una rama de misterios que envuelven a su mundo y solo en su final se descubrirá ese secreto del porqué "¿reencarnar en un juego?"


Fantasy Historic Fantasy Not for children under 13.

#ciencia-ficción #aventura #romance #ecchi #mecha #fantasia #comedia #accion
0
662 VIEWS
In progress - New chapter Every week
reading time
AA Share

Prólogo – Empezar partida

La vida siempre me pareció aburrida, pasaba mi tiempo trabajando sin cesar. Bueno, era de esperarse ya que no pude ingresar a la universidad y no obtener una carrera.

Era como cualquier viernes por la noche.

Mi trabajo que lucía como una empresa prometedora, resultó ser un diablo enmascarado, a pesar de ser parte del equipo de sistemas me ponían a mover material como si fuera parte de los chicos de bodega; el día de hoy fue el peor de todos, sentía mis brazos y piernas llegar a su límite de su resistencia.

“Debería renunciar, pero dudo que alguien contrate a alguien sin estudios superiores… además la paga no es mala cuando vives solo.”

Mientras arrastraba mi cuerpo, casi agotado, hacia la estación de tren la cual parecía vacía, recibí un mensaje de texto.

Saqué mi Smartphone y revisé quien era la persona que me fastidiaba tan tarde.

“A ver… ughh. Ella en verdad tiene mucho tiempo libre, se nota…”

El mensaje pertenecía a mi molesta prima que me pedía que la ayudara a terminar un juego RPG.

Me sentí muy molesto, ya que ella es solo 20 años menor que yo, y ella se pasaba sus vacaciones jugando videojuegos y viendo anime.

Sé que es ridículo que un adulto [virgen] de casi 30 años se queje de ello, pero en verdad siento un malestar acerca de cómo ella desaprovecha su tiempo de estudios. Yo perdí a mis padres y terminé viviendo en casa de mis tíos para ese entonces yo, recién estaba entrando a la preparatoria y mis tíos; como no tenían hijos deseaban uno, pero después de un tiempo mi prima nació y yo fui rápidamente olvidado, no me importó en verdad ya que parecía tener una hermanita.

Pero después de terminar el colegio, mi tío me hecho y tuve que buscar donde vivir y desde entonces trabajé sin poder ir a la universidad. Gracias a un "amigo", pude conseguir mi trabajo actual ya que él me ayudó a entrar le estaba agradecido, pero… no me imaginé que solo era para poder tener más gente que necesitará dinero y que podría aceptar un pago bajo del salario establecido.

Aunque no me molestaba, ya que "dinero es dinero", por lo que igualmente estaba agradecido.

Mientras estaba en mis pensamientos llegué a la estación del tren y me puse detrás de la línea que marca el límite de seguridad.

Podía ver un punto de luz acercándose, ese era el tren.

(Después de subir, me bajo en la estación XX para así tomar la calle XX en taxi y llegar a mi pequeño y humilde apartamento.)

Todo debía ser como cualquier día normal, pero… mi cuerpo decidió pasarme factura en ese momento.

Por alguna razón empecé a ver el suelo mientras estaba de pie, ¿Espera?

¿Cómo era posible ver el suelo de pie? No consumí ninguno de los hongos misteriosos de los chicos de la bodega, así que porque estoy viendo el suelo me preguntaba.

Después de unos segundos de estar perplejo, lo comprendí. Había escuchado de uno de los chicos de la bodega que a veces cuándo fuerzas mucho tus músculos estos se paralizan haciendo que tus órganos se detengan. No me imaginé que tal cosa fuese real, pero ahora lo creo.

No me puedo mover, mis párpados no responden, no puedo mover ni la boca ni casi respirar. Puedo sentir como mi orina por voluntad propia sale de mi cuerpo manchando mis pantalones.

El tren se acerca, puedo ver cómo el punto de luz se hace más grande.

Tengo miedo.

Escucho claramente cómo el tren se acerca.

Tengo miedo.

La luz del tren se acerca más y el sonido se intensifica.

…Tengo miedo…

Cada vez está más cerca... solo hay segundos para que llegué…

¡¡¡TENGO MIEDO!!!

¡¡¡NO QUIERO MORIR!!!

¡¡¡ALGUIEN AYÚDEME!!!

¡¡¡POR FAVOR!!!

Eran solo segundos no menos de veinte o treinta segundos.

Mi respiración se cortaba cada vez más.

Dicen que cuándo vas a morir puedes observar tus recuerdos, pero ningún recuerdo pasaba, me sentía desilusionado.

La distancia del tren y yo, era solo de un metro.

No soy un hombre de fe y sería muy hipócrita de mi parte, pero, si hay algún ente superior en algún plano inter dimensional. Me gustaría pedirle que por favor me otorgue una segunda oportunidad; no importa en qué país o ciudad aparezca, solo quiero vivir mi vida, ¡¡¡NO QUIERO MORIR!!!

Fue exactamente un parpadeó, mis ojos estaban bien abiertos y vi esa gran luz acercarse…

No sentí nada… el tren se supone que me debió pasar encima, pero nunca lo sentí pasarme encima, ¿será que en realidad lo soñé? No, definitivamente no fue así… si fuera una pesadilla debería haberme levantado gritando en mi cama… ya me había pasado de niño por lo que ya sé cómo se siente levantarse asustado.

Mientras pensaba en ello noté algo curioso. ¿¡No siento literalmente nada!?

No siento mi cuerpo; no escucho nada, mis sentidos como la vista, oído y tacto. No podía emitir, escuchar ni ver algo, solo podía hablar en mi cabeza. Hasta mi sentido de la orientación desapareció, no sabía dónde era izquierda o derecha, arriba o abajo, adelante ni atrás.

Solo podía hablar como si mi conciencia fuera lo único que existía.

¿Será esto lo que llaman coma?

Tal vez lo sea, intente comprobarlo gritando “eco” pero no se escuchaba el eco más allá de un saludo cercano.

Mi sentido del tiempo se ha ido, a pesar de no tener ninguna sensación por alguna razón tengo el pensamiento de estar nadando, es muy difícil de explicar, pero es casi como imaginar y sentir en carne propia esa ilusión.

¿Cuánto tiempo había estado aquí? No tenía idea así que solo seguía yéndome por la corriente se podría decir.

Me andaba preguntando si iba a estar así para siempre; cuándo a la distancia parecía haber una luz pequeña, nadé, o, eso parecía que hacía mientras me dirigía a esa luz que se hacía más grande a la distancia.

¿Será que al fin saldré del coma? Me aterraba mucho despertar y descubrir que ya no tenía piernas u extremidades, pero, mi sentimiento de una segunda oportunidad era tan grande que así pareciera un pato feo, viviría mi nueva vida.

Cada vez más cerca podía sentir “en mi imaginación” que esa luz me tocaba, ya casi lo alcanzaba, solo unos centímetros más y…

“¡¡¿¿BUUUuuurrRRRGHH??!!”

Logré llegar a la luz, pero, por alguna extraña razón ahora me sentía ahogado, la sensación ilusoria de nadar se volvió real ya que; en mis oídos, nariz, piel y boca, el agua entraba, me empecé a asustar y nadé hacia arriba logrando respirar.

Se sentía muy bien volver a respirar oxígeno.

Me preguntaba si estaba en una piscina para tratamiento de traumas, pero no resultó ser así, en lo que poco a poco mis ojos se acostumbraban a la luz, poco a poco pude notar una gran cantidad de fauna alrededor.

Era raro, se supone que en mi ciudad no había nada verde, los parques lucían más bien como zonas desérticas con arbustos solamente.

Medí la distancia de lo que parecía ser la orilla y eran más o menos dos metros. Mientras que la profundidad del agua era incluso más profunda que una piscina para adultos.

Por alguna razón mientras nadaba, la distancia que me tuvo que tomar no más de cinco minutos en llegar. Se hizo unos diez o quince minutos para hacerlo, aún más extraño, me sentía cansado por esa corta cantidad. Después de llegar a la orilla cubierta de lo que parecía ser césped y tierra, me subí arrastrándome logrando así salir del agua.

Después de descansar un rato sentí que el lugar donde me encontraba era muy extraño y curioso; había árboles, arbustos con bayas, césped mugroso, plantas y finalmente un pequeño lago.

Me levanté para verlo y efectivamente era un pequeño lago, parecía una piscina de entrenamiento de nomas de diez metros de ancho y en la parte delantera podía observar un pequeño, pero no alto peldaño que lucía exactamente como una película de comedia sobre amigos reviviendo su juventud. Tal vez más de diez metros, pero no llegando a veinte metros le calculaba.

(¿Cómo rayos algo como esto era siquiera posible?)

Me hacía esa pregunta mientras caminaba sin rumbo en el bosque, después de un tiempo llegué a lo que parecía ser un borde de cercas metálicas. Traté de observar si tal vez estaba en la propiedad de algún millonario loco y esperar que no me pase nada.

Llegué al borde, puse mis pequeñas manos en la cerca y me levanté de punta para tratar de ver la distancia.

Momento, no había notado esto ya que lo sentí normal, pero, ahora me percato de que mis manos, pies y hasta cuerpo son muy pequeños. Como los de un niño mayor de seis años, pero menos de nueve.

¿No sé qué me dejó más perplejo?

El hecho de que mi cuerpo era pequeño, o, que más allá de la cerca, solo haya un gran cielo azul y un gran océano azul.

“¡¡EHHHHHH!! ¡¡QUÉ DEMONIOS ES ESTO!!”

Mientras pensaba en lo extraño que era esto, un gran sonido y sombra aparecieron encima de mí.

No podía creer lo que estaba viendo ya que era sumamente imposible que algo así existiera.

“E-eso, es… un… ¡¡barco volador!!”

Mis ojos no podían creer lo que estaba viendo, pero, por alguna razón después de unos segundos me calmé como si no fuera la primera vez que veía uno.

Jamás me imaginé que ese fatídico día en las vías del tren. Le iba a decir adiós a mi antigua vida, para vivir una nueva vida como un reencarnado en un extraño mundo de fantasía con magia, nobles y caballeros móviles.

▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪

En algún lugar de una habitación oscura, había un televisor y una consola conectada. De repente, el televisor se enciende y sale un mensaje.

>GAME START

>Partida creada, desea guardar nueva partida ¿sí o no?

>Seleccionó — si — Por lo que la partida ha sido escrita automáticamente con función de guardado automático.

Disfrute la historia.

Jan. 9, 2021, 12:31 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter Partida 1 – Nueva vida en un mundo nuevo

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 43 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!