darlene_lpz Darlene López

Alguna vez te has preguntado ¿qué pasaría si te quedas atrapado en una mina?


Thriller/Mystery Not for children under 13.

#misterio #minería
Short tale
2
266 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Galería

Realmente no tengo ni la menor idea de por qué escribo esto, tal vez sólo es un intento de aferrarme a la vida. Para ser honesta, dudo que encuentren este pequeño cuaderno o lo que quede de mi cadáver.

Siempre creí que viviría más tiempo. Que formaría una familia y que dejaría de pagar rentas… de haber sabido que todo terminaría así, nunca me hubiera puesto metas tan optimistas.

Para no aburrir a quien quiera que encuentre esto, comenzaré por explicar quién soy y cómo es que acabé aquí.

Mi nombre es Dafan, soy ingeniera en minas, egresada de la universidad “x”. Actualmente me encontraba laborando para una empresa privada que se dedica a la búsqueda y extracción de minerales útiles para la industria (como hierro, cobre, aluminio, etcétera). Mi labor era sencilla pero importante: Me encargaba de revisar que se cumplieran los lineamientos de seguridad dentro de la mina, así como también era la encargada de velar por el bienestar de todos dentro de ella, revisando que todo estuviera en óptimas condiciones.

Aún no llego a comprender cómo es que sucedió aquella tragedia. Se hizo una revisión exhaustiva del equipo y la maquinaria, así como también se realizó un análisis completo de la calidad del aire y la sismología dentro de la mina.

Todo marchaba perfecto. Pero nadie pudo habernos preparado para lo que se avecinaba.

Me tomaré el atrevimiento de decir que fue producto del diablo el que uno de nuestros equipos hidráulicos -los cuales por cierto soportaban la mayor parte de la mina- hubiese sufrido de un desperfecto, provocando que gran parte de la excavación y material haya quedado sepultado bajo toneladas de escombros… con algunos de nosotros dentro.

Mentiría si dijera que recuerdo a la perfección cómo pasó todo aquello. Pero la verdad es que sucedió tan de pronto, que solo recuerdo algunos fragmentos. Recuerdo que escuché un fuerte estruendo y que vi pasar a muchos trabajadores. Entre tanto alboroto tropecé con algo y quedé inconsciente, para cuando desperté un obrero me tomaba del brazo y me pedía que corriera.

Llegados a un punto, el techo sobre nosotros comenzó a colapsar para lo cual él, con el último impulso que le quedaba, me lanzó contra una viga que estaba contra la pared, ahí volví a quedar de nuevo inconsciente.

Para cuando desperté, pude deducir que no había pasado mucho tiempo de que me había desmayado, ya que, por más cruel que suene, aún me era posible escuchar gritos provenientes de los niveles inferiores.

Mientras estaba tratando de procesar todo, vi un enorme charco de sangre en el suelo, al acercarme a ver que era, sentí un dolor agudo en mi pierna izquierda, me la había fracturado y era posible ver mi propio hueso salir de entre mi piel.

Sabía que no era bueno dejar que la herida siguiera abierta ya que podría morir desangrada. Con dos varillas que encontré cerca y una manga de mi camisa, armé una suerte de férula y, como pude, logré contener la hemorragia. Creo que me volví a desmayar a causa del dolor.

Cuando desperté, pude escuchar que alguien me llamaba por mi nombre, era una voz suave y masculina, tal vez sería de alguien que haya escuchado mis gritos mientras acomodaba mi pierna. Dicha voz me preguntó si estaba bien, yo un poco aturdida contesté que sí pero que necesitaba ayuda urgentemente ya que mi pierna estaba rota.

Algo que me sorprendió bastante, era la calma con la que me hablaba, quiero decir, si alguien también estuviera en mí misma situación dudo que sería casi imposible hablar de la manera en que lo hizo aquel hombre. Nunca mencionó su nombre ni nada sólo, de alguna forma, parecía estar extrañamente interesado por mí bienestar.

Me hizo varias preguntas: - ¿Tienes algo de agua contigo? ¿Tienes comida? ¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿crees poder moverte? – Le dije que lo más cercano a agua que tenía, era una licorera que encontré entre los escombros (seguramente, algún trabajador la metió de contrabando). De comida, sólo tenía una barra de chocolate conmigo, y que con esfuerzo logré inmovilizar mi pierna con dos varillas. Respecto al tiempo no estaba segura cuanto había pasado, ya que mi reloj de pulsera marcaba las 17:30.

Traté de sacarle información respecto a él, pero, sólo se limitaba a evadir mis preguntas, lo único que pude obtener era que se encontraba atrapado también, solo que su espacio era más reducido que el mío, lo cual ciertamente no tiene sentido ya que prácticamente podía tocar la pared de escombros frente a mí con solo inclinar un poco mi cabeza.

Llegadas las 18:00 horas, mi estómago comenzaba a gruñir (maldición, si tan solo no hubiera empezado esa tonta dieta), recordé que en una revista había leído sobre algunos trucos que utilizan las mujeres para adelgazar. Uno de éstos consistía en dormir todo el día para no tener hambre. No me hizo gracia alguna el tener que recurrir a tal extremo, pero es lo mejor que tengo hasta ahora para sobrevivir.

Tres horas después, según mi pulso, un fuerte estruendo se hizo escuchar, y fue exactamente lo que me despertó, tengo la sospecha de que algún sistema hidráulico que sostenía el ascensor debió haber cedido ante el peso, provocando otro colapso. Al parecer tuve suerte de que la parte donde estoy no se moviera ni un centímetro, pero igual sigo atrapada.

Algo que cabe resaltar es que ya no puedo escuchar los lamentos de aquellos que también quedaron atrapados. Probablemente su vida terminó en cuanto comenzó aquel estruendo. Me da un poco de envidia, ellos ya no tienen que molestarse a seguir aferrándose a la vida, no tienen que buscar formas de mantener la cordura, ni vivir con la expectativa de algún rescate; simplemente para ellos ya terminó todo, ahora son parte de la tierra y las rocas.

Han pasado cerca de 15 minutos después del colapso, pero siento como si llevara días de eso, puedo oír voces de gente burlándose, ¿de qué se ríen? ¿de mí? ¿de mi patética situación? ¡váyanse todos al diablo!, no le veo lo gracioso. Dicen que debo quedarme, que es mi lugar, pero no quiero, aún no. Quiero que se callen, no puedo pensar con claridad, mi cabeza me está doliendo, ¿sabes qué? Si voy a morir, será feliz, así que brindaré a tu salud, persona que estás leyendo esto.

Creo que esta es mi despedida. Lo único que lamento es no haber podido hacer las paces con mis padres, o haberle pedido tiempo a mi exnovio. Tiempo… es lo que lamentaré más, el no haber tenido lo suficiente para hacer lo que quería, reconectarme con aquellas personas a las que dejé de hablarles por ser una egoísta. Supongo que éste es mi karma, me alejé de tanto todos que ahora moriré sola y lo más deprimente… con olor a licor y una pierna rota. Espero que cuando encuentren mi cadáver no logren ver el gran charco de vómito.

Los odio, a todos esos ojos que me miran desde la oscuridad, desafiantes, mostrando sus brillantes dientes. No les importa un bledo el sonido de las excavadoras, solo me observan… esperando.

Dec. 21, 2020, midnight 2 Report Embed Follow story
4
The End

Meet the author

Darlene López Escribo cuando me siento inspirada y soy nueva en esto, así que no esperen algo a la altura de alguien profesional. Aún así espero que les guste c:

Comment something

Post!
Ender  Onofre Ender Onofre
guau ni si quiera la termino y me esta encantando
March 09, 2022, 22:35
Anjoss Anjoss
Muy buena; supongo que cancelaré mi visita a las minas.
April 01, 2021, 19:50

  • Darlene López Darlene López
    Jajaja de hecho es muy raro cuando sucede eso, pero me gusta exagerar un poco las cosas xd June 05, 2021, 05:02
Giles Le Coste Giles Le Coste
Me está gustando mucho tu historia. Te invito a leer mis historias si gustas :)
March 29, 2021, 20:18
~