hxpe_fer Min Fer

"𝖭𝗈 𝗌𝖾́ 𝗁𝖺𝖼𝗂𝖺 𝖽𝗈𝗇𝖽𝖾 𝗏𝖺𝗆𝗈𝗌, 𝗅𝗈 𝗊𝗎𝖾 𝗌𝖾́ 𝖾𝗌 𝗊𝗎𝖾 𝗌𝗈́𝗅𝗈 𝗊𝗎𝗂𝖾𝗋𝗈 𝗂𝗋 𝖼𝗈𝗇𝗍𝗂𝗀𝗈." 𝖣𝗈𝗇𝖽𝖾 𝖩𝖾𝗈𝗇 𝖩𝗎𝗇𝗀𝗄𝗈𝗈𝗄 𝖼𝖺𝖾 𝗉𝖾𝗋𝖽𝗂𝖽𝖺𝗆𝖾𝗇𝗍𝖾 𝖾𝗇𝖺𝗆𝗈𝗋𝖺𝖽𝗈 𝖽𝖾 𝖯𝖺𝗋𝗄 𝖩𝗂𝗆𝗂𝗇. →𝖪𝗈𝗈𝗄𝗆𝗂𝗇 →𝖮𝗇𝖾-𝗌𝗁𝗈𝗍 →𝖥𝗅𝗎𝖿𝖿 ✨ 100% mía ♡︎ 𝐷𝑒𝑑𝑖𝑐𝑎𝑑𝑜 𝑎𝑙 𝑚𝑖𝑛 𝑑𝑒 𝑚𝑖 𝑦𝑜𝑜𝑛


Fanfiction Bands/Singers All public. © Todos los derechos reservados

#pjm #parkjimin #oneshot #kpop #kookmin #jungkook #jjk #jimin #jeonjungkook #fluff #fanfic #chicoxchico #bts #bangtansonyeondan #amor
Short tale
0
591 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

«여기와 지금»

"Somos una casualidad llena de intención"


*:・゚✧ *:・゚✧ *:・゚✧ *:・゚✧*:・゚✧


La noche estaba en completo silencio; bajo la hermosa y resplandeciente luz de la Luna, dos jóvenes se encontraban acostados en el verde pasto de una colina, sin nadie quien los molestara. Juntos como la primera vez. El día que se conocieron, Jeon Jungkook se perdió en la mirada del mayor, en esa dulce y melódica voz que cantaba una bella canción, en esos lindos ojitos que se esconden cuando sonríe, una sonrisa tan sincera. Simplemente amaba cada detalle, incluso el más pequeño, de Park Jimin.


El menor de ambos nunca se había enamorado antes; mucho menos se imaginaba amar a alguien de la manera en que amaba a Jimin. Y Park, nunca se imaginó conocer a alguien que lo amara y apoyara tanto, como lo hacía Kook. Fueron la casualidad más hermosa.


Pero en realidad, no todo era tan perfecto como parecía. Ambos tenían problemas, que al llegar la noche intentaban ocultar para no preocupar al otro; sólo para disfrutar el pequeño y único momento del día en que podían estar juntos. Cada día, a las 20 horas en punto, Jeon tocaba la puerta del chico de adorables mejillas; e iban a un parque cerca de los hogares de ambos, subían una pequeña colina y al llegar a la cima, normalmente se recostaban o hacían cualquier cosa que se les ocurriera en el momento.


Esa noche, el menor estaba cantando una canción bastante hermosa, mientras acariciaba el suave cabello de Jimin; quien se encontraba recostado sobre su pecho, con los ojos cerrados, escuchando tranquilamente los latidos algo acelerados de el corazón de la persona que más amaba en este mundo. El tiempo parecía detenerse cuando estaban juntos.


De pronto, Park dejó de escuchar la voz del chico de piel tatuada; algo que le pareció extraño.


—¿En qué piensas, Kookie?— preguntó de repente con mucha tranquilidad, soltando una risita muy suave.


—En lo más bonito que me pudo haber ocurrido en la vida.— contestó el menor con una risa un tanto nerviosa. Cientos de recuerdos pasaron por su mente en ese instante, todos esos momentos que había pasado con su hyung. Por el destino que los terminó uniendo.


—¿Ah sí? ¿Y qué es eso tan "especial"?— cuestionó el chico de menor estatura girándose a ver al de cabellos azabaches, ahora, a su lado.


—Tú eres eso tan especial, Jiminnie.— contestó también girándose a la dirección del mencionado.— Te amo tanto que ya no recuerdo quien era yo antes de ti. Contigo descubrí que es el amor en realidad. Tú haces que todo se ilumine en la oscuridad, haces que mis peores días no signifiquen nada si estás a mi lado. Gracias por cruzarte en mi camino. Deberías darte cuenta de lo que significas para mí, porque eres mi todo.


El castaño se sonrojó a más no poder, nunca le habían dicho algo así, y tampoco era como si supiera cómo reaccionar ante aquellas palabras. Y es que ninguna de sus ex parejas lo trataba de esa manera tan linda, tan tierna, tan comprensiva... La sensación de miles de mariposas en su interior era lo único que podía describir el sentimiento en aquel momento, aunque pareciera muy cliché.


—¿Tú sientes lo mismo?— dijo con seguridad el menor, dirigiendo su mirada al cielo estrellado.— ¿O no es mutuo?— esto último lo dijo con una voz apenas audible.


El chico estaba muy consiente de lo que realmente sentía por Jungkook. Si pudiera quedarse con él por el resto de su vida, lo haría. Pero era una decisión bastante difícil. Escapaba de una relación tóxica con su ahora exnovio, que era sumamente celoso e irracional; siempre dando segundas oportunidades. Tenía un empleo de medio tiempo que lo traía exhausto la mitad de la semana y el resto del día estudiaba; el único descanso que recibía era de noche, cuando Jeon lo llevaba a ese parque y se relajaban simplemente hablando de cualquier cosa, todo le parecía interesante viniendo de él. En unas cuantas ocasiones, incluso le cantaba canciones (como en esta noche en especial), algunas conocidas y otras no tanto. El sentimiento si era mutuo pero, con inseguridades de por medio.


—Supongo que eso es un no...­— Jungkook se sentó y se quedo mirando a la nada, seguro después de haber estado en silencio durante ya, bastante tiempo.


—No, no, no. Eso no e-es lo que quise decir. Yo siento lo mismo por ti Kookie.— el mayor bajó la mirada entre nervioso y apenado por el malentendido, y de igual manera se sentó.— La verdad me gustas desde hace mucho tiempo atrás. Cuando dejaste la Universidad pensé que nunca más volvería a verte, pero aquí estás; día tras día a las ocho en punto afuera de mi casa, sólo esperándome para venir aquí. Podrías conseguirte a alguien de tu edad, alguien más interesante que yo. Mi cuerpo no es el mejor, así que también podrías conseguir a alguien más lindo que yo. Mi rutina sólo es: estudiar por las mañanas, trabajar por las tardes, venir aquí y dormir. Es una simple monotonía.


­—Jimin, tu cuerpo es hermoso y perfecto tal y como es. Te quiero a ti y a tu monotonía.­— respondió tranquilamente, Jungkook.— Yo solo quiero estar contigo, así necesite esperar cien años o encontrarte en otra vida, ahí estaré.


—No puedes renunciar a todo por mí. No debes. Tus padres, tus amigos, tu empleo. No puedes dejar todo eso por mí.— mencionó Park con voz apagada debido a la situación.


—¿Quién dice que no puedo?— parecía no comprender la gravedad del asunto, según Jimin.


—¡Tu hyung!— se quejó de nuevo el castaño ante la insistencia del azabache.— Tus pa-padres me matarán si haces eso por mí.


—¿Ellos? ¿Aquellas personas que me echaron de casa por abandonar la Universidad y descubrir que su hijo es gay? ¿De verdad crees que todavía les importo?— A el menor se le comenzaron a llenar los ojos de lágrimas y el de ropas más claras se empezó a sentir mal por lo sucedido.— No me han llamado en semanas, con suerte recibo una mirada de desagrado de ellos.


—Kookie, yo no sabía...— No pudo terminar la frase porque fue interrumpido.


—Claro que no lo sabías, no quería preocuparte con mis estúpidos problemas. Nadie sabe que trabajo 12 horas diarias para conseguir un hogar estable y comida, no duermo lo suficiente. Ni siquiera tengo demasiado tiempo libre, nadie quien me consuele o abracé cuando ya no puedo soportarlo más. No tengo más amigos y no existo para mi familia. Por eso quería que escapáramos de esta vida mediocre sin sentido. Tú podrías terminar tu carrera en otro lado... Yo podría trabajar día y noche si así lo deseas... Todo por estar contigo, Jimin-ssi.


En ese momento, ninguno de los pudo contener el llanto ni un minuto más. Ninguno disfrutaba ya de lo que hacía, querían salir de ahí. Jimin se acercó lentamente a Jungkook, quien parecía romperse más a cada segundo, lo abrazó y tomó por la cintura para estar lo más cerca posible, y después comenzó a acariciar sus mejillas mientras retiraba las lágrimas de ella.


—¿Y qué piensas hacer? ¿Huir a dónde?— su tacto hacía sentir a Jeon querido y protegido ante todo.


—Pienso ir a Seúl a perseguir mis sueños. Pero entre ellos, estás tú. Estar solo nunca ha sido algo que me guste, ¿sabes?— decía mientras soltaba una pequeña risa.— Si te soy sincero, me da miedo la soledad; pero eso no importa en este momento. ¿Cuál es tu mayor sueño? ¿Trabajar en un hospital pequeño de Busan o trabajar en el mejor hospital del país como enfermero? Lo que decidas, y-yo lo respetaré ante todo.


—¿Cuánto tiempo durará esto?, ¿Cuánto tiempo estaremos juntos tú y yo?


Park Jimin, si me permites amarte, yo te amaría la vida entera.


—¿Me prometes que no me abandonarás?


—Yo estaré aquí para ti, siempre. Al amor de tu vida no se le abandona.


Esta vez fue Jungkook quien se acercó a Jimin, para delicadamente posar sus labios sobre los de él en un tierno y tan esperado beso por parte de ambos. No había ninguna otra intención, más que demostrar su amor y apoyo incondicional sin importar cual fuera el futuro que los esperaba. De nuevo parecía detenerse el tiempo.


Bebé, tenemos toda la eternidad para ser felices.

...


FIN



En un día especial, dedicado a cierta personita que me hizo creer en el amor, que alegra mis días y mis noches también. Te amo muchito ❤️


¡Muchas gracias por leer!

Jan. 21, 2021, 1:42 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
The End

Meet the author

Min Fer Intento de escritora aún 💕 ʀᴏᴍᴀɴᴄᴇ/ᴅʀᴀᴍᴀ «Todos nuestros sueños se pueden hacen realidad si tenemos el coraje de perseguirlos» ✨

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~