Short tale
25
1.7k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Ú N I C O

°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°

📷

°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°


—Jimin, ¿podrías dejarme pasar tiempo con mi novio? Llevan todo el día jugando en tu cuarto.


—Se supone que para eso lo invité.— habló el más bajo. —Si quieres estar con él y hacer sus cochinadas, invitalo tú la próxima.


—¡N-nosotros no hacemos eso!


—Sí ajá, cierra la puerta cuando salgas.— dijo el pelirosa restándole importancia.


—¡Tae! ¡Dile algo!— exclamó la pelirroja viendo a su novio mientras éste alzaba sus hombros.


—Es su cuarto y fue él quien me invitó.— se levantó y se acercó a ella.— Prometo que luego de 2 partidas más iré contigo, ¿sí?— preguntó y la chica asintió sonriendo para luego salir y cerrar la puerta.


—Se supone que viniste por mí, es conmigo con quien deberías estar.— habló Jimin con el ceño fruncido.


—Sabes cómo es tu hermana, será solo un rato y luego vuelvo aquí.— dijo Taehyung sentándose a su lado y tomando el mando nuevamente.


—No deberías hacerle caso cuando hace sus berrinches, ella quiere estar pegada de ti como un chicle.


—¿Estás celoso?— preguntó Taehyung divertido.


—Ya quisieras, y si fuera así qué habría de malo, eres mi mejor amigo y tengo todo el derecho de celarte con quien sea.


—Ya, no te enojes.— habló el rubio mientras lo abrazaba.


—No hagas preguntas tontas entonces.— hizo un tierno puchero mientras abrazaba al más alto.


.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


—Ay que asco, ¿podrían dejar de comerse frente a mis ojos?— pregunta el pelirosa viendo como su mejor amigo besaba a su hermana desenfrenadamente.


—Tenías que venir tú a arruinar el momento... Nadie te obligaba a vernos, bien te podías quedar en tu cuarto.— reprochó la pelirroja mirando a su hermano con mala cara.


—Por si no lo recuerdas, ambos vivimos bajo el mismo techo y es a mi mejor amigo a quien estás besando.


—Puede que sea tu mejor amigo pero es mi novio, lo que significa que yo soy su prioridad, ¿o no, bebé?— preguntó volviendo su mirada al rubio.


—Bonita, no quiero que tu hermano y tú peleen, además ya llevamos un buen rato aquí. La pasé bien contigo, fue muy lindo como siempre pero debo volver con Jimin.— habló Taehyung bajando a su novia de su regazo y caminando hasta su mejor amigo dejando a una pelirroja con el ceño fruncido.


Jimin río internamente, se suponía que debía sentirse mal por interrumpir el momento entre su hermana y su novio pero no podía, sus celos no se lo permitían.
Tomó la mano de Taehyung y caminó a su habitación luego de decirle a su hermana:


—Te lo dije antes, si quieres estar con él invitalo tú, y avisenme para no estar aquí.


Ya en su cuarto, puso cerrojo a la puerta y empujó al rubio a la cama para luego subirse sobre él.
Le gustaba, amaba sentirse así con su menor, mayor fue su gusto cuando el chico colocó sus manos en su cadera dando un giro que lo dejó acostado con Taehyung sobre él.


—¿Estás celoso, pequeño?— preguntó el rubio acariciando las hebras rosadas del mayor.


—Puede ser.— respondió.—Tae...— le llamó recibiendo un sonido como asentimiento.— quiero borrar de tu boca cualquier rastro de Hyuna.


—¿Qué te impide hacerlo?— pregunta el más alto pasando su lengua sobre sus labios mientras posaba su mirada en los ajenos.


—Creo que nada.


Jimin tomó el rostro de Taehyung en sus manos para luego capturar sus labios, estos se movían lentamente y en total sincronía. Era un beso que se había tornado profundo luego que de que la lengua del rubio tocara los labios del mayor pidiendo permiso para entrar, permiso que fue concedido en menos de un segundo.

Cuando el oxígeno se estaba volviendo jodidamente necesario se separaron, los ojos avellana del pelirosa observaban detenidamente el rostro del chico sobre él. Demasiado lindo para ser real, pero lo era, de verdad lo era.


—¿Hasta cuando seguiremos así?— preguntó Jimin.


Taehyung sabía a lo que se refería y después de soltar un suave suspiro respondió: —No lo sé, ¿cuándo hablarás con tus padres sobre tu sexualidad?


—No lo sé.— respondió.


—Bueno, cuando lo sepas me dices, sabes que puedes llamarme y vengo a darte mi apoyo si no te sientes confiado. Cuando eso suceda hablaré con tu hermana y le dejaré todo en claro.


—¿Es necesario seguir engañandola? Ella te quiere mucho, está totalmente ilusionada y enamorada de ti.


—Al igual que tú.— dice dejando un casto beso en los labios de su amigo.— Tampoco quiero seguir ilusionándola.


°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°

📷

°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°.°


Meses después en medio de una reunión familiar, Jimin habló sobre su orientación sexual siendo aceptado por su padre, tíos, primos y abuelos, mientras que sus tías y su madre no lo tomaron tan bien. Cansado de que su madre tratara siempre de conseguirle novia, él y Taehyung tomaron la decisión de mudarse juntos a un departamento donde ahora viven tranquila y felizmente.


—Kim Taehyung, ¡¿qué te he dicho de dejar tu ropa tirada en cualquier lado?!— reclamó Jimin lanzándole un suéter sucio en la cara a su mejor amigo.


—Minnie, es muy temprano para regaños, vuelve a la cama.— dijo el rubio tirando el suéter al piso y haciéndole un espacio al pelirosa.


Jimin caminó hacia la cama y se sentó en el espacio sobrante.


—Tae, mi niño hermoso...— habló con voz suave.— ¡SON LAS 9:45 Y TIENES CLASES A LAS 10, LEVANTA TU TRASERO DE LA CAMA!— exclamó golpeándolo con la almohada repetidas veces.


—¡Ya, no seas así conmigo!


Taehyung se levantó de la cama bajo la atenta mirada del chico y sonrió.


—¿Qué? ¿Te gusta lo que ves?— preguntó.


—No conoces la vergüenza, ¿cierto? Me gusta pero tápate.— respondió el pelirosa cubriendo sus ojos con sus manitas.


—Bien que disfrutabas verme así anoche.


—¡Taehyung!


—Ese es mi nombre, el mismo que gemías fuertemente.


—¡Ya basta!— exclamó Jimin deseando que se lo tragara la tierra.— ¿No te irás a bañar?


—¿Por qué? ¿Me quieres acompañar, no te fue suficiente con lo de anoche?— preguntó Taehyung mientras reía.


—Contigo no se puede, báñate rápido y ven a desayunar o llegarás tarde.— dijo Jimin saliendo de la habitación.


—Yo sé que él quiere más.— habló el más alto caminando hasta el baño.


.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


—¡TaeTae! Que bueno que volviste, ¡hice galletas!— exclamó Jimin emocionado dando saltitos.


—Minnie, no estoy de ánimos para galletas.— habló Taehyung dejando su mochila en el sofá y sentándose en este.


—¿Por qué? ¿Pasó algo en la Universidad?— preguntó preocupado el mayor sentándose a su lado.


—Hubo examen sorpresa y estoy seguro de que nunca había visto ese tema en todo el tiempo que llevo estudiando. Le pregunté al maestro el por qué de ese tema y al parecer se lo tomó mal porque me quitó 5 puntos.


—Oh... Que mal.— habló Jimin y luego caminó hasta la cocina para después volver con un plato de galletas. —¿Podrían mis galletas subirte un poco el ánimo? Pruébalas, ¿sí?— dijo extendiéndole el plato al menor.


El rubio miró a su pequeño amigo mientras tomaba una galleta y le daba una mordida. Estaban deliciosas, pero nunca está demás hacer una pequeña broma.


—¿Y? ¿Qué te parecen?— preguntó el pelirosa antes de ver como una mueca se formaba en el rostro del contrario.


—¿Las probaste?— preguntó y Jimin negó.— Hazlo.


Jimin tomó una y la mordió temeroso por el sabor que está podría tener, grande fue su sorpresa al darse cuenta de que sabía bien, más de lo que creía.


—Están deliciosas, ¿no?— preguntó Taehyung con una pequeña sonrisa.


—Sí, la verdad sí. Pero por qué hiciste esa cara, ¡me asustaste, tarado!— reclamó golpeando su hombro suavemente.


—Ya Minnie, no me golpees o te denunciaré por maltrato doméstico.— amenazó el rubio.


—Pues yo... Yo te denunciaré por dejar el departamento como un chiquero, sucio.


—Ya te imagino en la delegación.— habló Taehyung riendo en voz baja.


—¿Te estás burlando de mí?— preguntó Jimin fulminándolo con la mirada.


—Puede ser.


—Te odio.


—Yo también te amo.


El rubor en las mejillas del más bajo se hizo notar rápidamente ocasionando que este ocultara su rostro en el pecho de su menor.


—Eres malo.


—Tú también eres maravilloso.


—¡Ya! Solo bésame.— pidió mirando al rubio.


—Lo que mi príncipe quiera.— dijo con una sonrisa.


Un tierno beso fue depositado en los labios abultados del pelirosa el cual correspondió gustosamente, todo perfecto hasta que una pregunta azotó su mente.


—Tae... ¿Qué somos?— preguntó luego de separarse.


—Humanos.


—¡Hablo en serio!


—Y yo también, ¿qué creías que eras? ¿Un unicornio?— preguntó riendo.


—Sabes a lo que me refiero, no me has pedido ser tu novio y yo tampoco te lo he pedido a ti, pero aún así nos besamos y hacemos... Cositas.


—Seremos lo que quieras que seamos, no te lo había pedido porque no sabía si te sentirías cómodo pero lo haré pronto, te lo aseguro. Mientras tanto, somos amigovios.


—¿Amigovios? ¿Estás inventando palabras nuevamente?


—No, esa existe, te lo juro.


—Sí, claro.


Un silencio para nada incómodo se creó en la sala hasta que Taehyung decidió romperlo: —¿Quieres que hagamos “cositas” otra vez?


—¡Tae!


—¿No quieres?


—Sí, sí quiero.— respondió mientras su rostro volvía a ponerse rojo.


Y fue así como Taehyung cargó a su pequeño “amigovio” hasta su cuarto e hicieron ‘cositas’ toda la tarde.

Nov. 27, 2020, 2:24 p.m. 1 Report Embed Follow story
13
The End

Meet the author

Comment something

Post!
Brenda Chávez Brenda Chávez
Plot twist: el profesor es Jungkook y le bajó todos esos puntos para llamar su atención, entonces se entera que tiene novio y hace todo lo posible por seducirlo. Del 1 al 10 ¿cuanto tiempo creen que pasé en Wattpad?
January 12, 2021, 22:47
~