Short tale
8
5.5k VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Dentro de la mente

¨El terror sobrecogedor y cruel no sólo acecha en lo que viene de fuera,

también en lo que percibimos dentro de nosotros.”

Recuerdo aún la primera vez que hablé de ellas con un psiquiatra, dijo que padecía

de esquizofrenia, que nadie en su sano juicio podía oír voces que no estaban ahí,

que era imposible que leyera los pensamientos ajenos. Luego de esa sesión me

recetó una inmensa cantidad de píldoras, adormecían mi mente y mi cuerpo, pero

me sirvieron para acallar las voces, las pesadillas desaparecían.

Con mi regreso a Villa Maldita volvieron las pesadillas, aquellas que creía que

habían quedado en el pasado, acompañadas de los dolorosos recuerdos que

parecían grabados a fuego en mi mente. Las voces en mi mente cobraban vida

nuevamente, desaparecieron aquella vez que logré huir de este lugar, pero ahora

eran un maldito infierno.

Un Lunes a primera hora decidimos visitar a nuestra familia, no podíamos cambiar

de forma entonces fuimos como lobos; entre gritos e intentos de ahuyentar

diciéndonos «Shu, Shu» como si de perros se tratasen.

Se tomaron unos segundos para mirarnos…

—¿Ese lobo no tiene los ojos de Mary? —pregunta su hermano.

—Sí, y ese tiene los ojos de Annie —responde su prima.

Automáticamente supieron que éramos nosotros, y la mamá de Mai se dio cuenta

de una cosa:

—Escuchen todos, no pueden hablar y seguramente se comunican entre ellos, pero

si nos ponemos a pensar vinieron un lunes a visitarnos y a las seis de la mañana.

Es muy obvio que no quieren que nadie se entere de ellos y lo vamos a respetar,

¿ok?

Todos asintieron, ella era como la líder de la manada humana. La denominaron así

porque a pesar de enterarse que su hija no estaba, ella mantuvo la calma e hizo que

nuestras familias entraran en razón y no enloquecieran.

Nos alimentaron demasiado, nos mimaron y nos dijeron que buscarían la forma de

volvernos a nuestra forma humana o que pudiéramos cambiar a humanos cuando

queramos.

También no hicieron prometerles que todos los Lunes, iríamos a visitarlos, lo hicimos acercando nuestros hocicos.

¿Cómo nos enteramos cuando era lunes? Muy simple, un grupo de jóvenes

pasaban por el bosque gritando «Agh, mañana es Lunes. Hay que volver a

estudiar»

El día en que ellos nos faltasen, no sabríamos cuándo sería lunes, al menos que

nos quisiéramos robar un calendario.

Se volvió una rutina: cazar, hablar a través de nuestros pensamientos y sobrevivir,

lo último lo más importante.

En el último Lunes del mes, nos sucedió algo muy extraño; apareció un lobo herido

y nos dirigimos a ayudarlo.

«Oye, ¿puedes hablar a través de tus pensamientos?» preguntaba Kaleb

mentalmente.

No obtuvo respuesta alguna y volvió a preguntar reiteradas veces hasta que se

cansó.

«¿Creen que si puede hablar a través de los pensamientos?» ahora la pregunta

mental era dirigida hacia nosotros.

«No sabría decirte, además todo esto me resulta muy raro. ¿Cómo sabía que

estábamos aquí?» respondió Mary desconfiada.

«Porque los he estado buscando desde hace mucho tiempo».

Respondió el recién llegado, intentando que sintiéramos confianza, pero algo no

estaba bien, no sé cómo decirlo, sentí que mi corazón latía desbocado, y comprendí

el significado cuando algunos dicen, la mentira tiene olor.

«¿Qué es lo que deseas qué piensas que tenemos?», no pude evitar preguntar.

«Que vuelvan a casa», respondió simplemente.

«No tenemos hogar», le dije basándome en lo obvio.

«No se preocupen, me encargaré».

Ese fue nuestro más grave error, hacer caso a las palabras de aquel desconocido.

Regresar a Villa Maldita, fue lo peor que pudimos hacer. Estuvimos caminando

durante más de cinco horas. Cuando llegamos al pueblo, creo que eran las nueve

de la noche, lo supe por la posición de la luna. Fue una estupidez confiar en él.

Nunca lo vimos, siempre se comunicó con nosotros por la conexión que existe entre

los lobos. Nos indicó a dónde debíamos ir, también nos pidió que por nada del

mundo, nos dejáramos ver de los humanos, por eso vagamos por las calles con

cuidado. Hasta que el sonido de su voz en nuestras cabezas, se hizo cada vez más

fuerte.

«Vengan… están más cerca de lo creen», nos apremió.

Llegamos a una casa que estaba alejada de las demás, de hecho en una colina,

estaba descuidada. Se puede decir que hasta abandonada. Árboles que alguna vez

fueron frondosos, en ese momento estaban secos, la grama se había convertido en

paja. Si se detallaba bien la casa, se llega a la conclusión de que alguna vez fue

hermosa.

«¿Este lugar tan deprimente será nuestro hogar?», no pude evitar preguntar.

«Puedes hacerle todos los cambios que quieras, cuando acepten que este es su

hogar».

Habló con tanta seguridad, y confianza que le creí una vez más. Así que me

apresuré y entré a la casa. La madera rechinaba mientras caminaba, y las bisagras

de las puertas, también. El olor era estéril, a hipoclorito de sodio, estornudamos un

par de veces, continuamos recorriendo la casa. Hasta que escuché de nuevo su

llamado.

«Estoy detrás de la puerta».

Empujé con mi hocico para abrirla, y en ese momento me quedé inmóvil. No podía

creerlo. Estaba muy claro con una luz blanca, dos camilla en el medio, uno era

nuestro querido cachorro perdido Peace Keeper, y en la otra un hombre sentado.

Ambos tenían unas cosas en sus cabezas conectado a unos cables, que a su vez

los mantenía conectados a ellos.

El hombre tenía los ojos cerrados, mientras nuestros cachorro, gemía de dolor, de

repente comprendí, que quien nos había llamado era él. Cuando él abrió los ojos de

repente, el frío del miedo recorrió mi cuerpo.

—Se tardaron demasiado —nos dijo con una sonrisa macabra.

No sé qué sucedió, no sé tampoco cuanto tiempo pasó. Lo único que recuerdo

cuando volví a mis sentidos, fue escuchar a lo lejos que se iba haciendo cada vez

más clara a medida que volvía a la realidad.

—¿Qué ha pasado, doctor?

—Sujeto 204.

—¿De nuevo?

—Sí, otro ataque de esquizofrenia, pero este fue el peor de todos.

*FIN*

Nov. 1, 2020, 1:32 a.m. 1 Report Embed Follow story
6
To be continued...

Meet the author

Marina Andrea Dr. Jekyll y Mr. Hyde luchando en una mujer

Comment something

Post!
Reylo Ren Reylo Ren
muy interesnate
November 04, 2020, 19:09
~