marinaprado84 Marina Andrea

Cuento creado para el reto Villa Maldita de Inkspired


Short Story All public.

#iniciomaldito #VillaMalditaInkspired
Short tale
1
4.1k VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Reto 1

Desde hace siglos se puede escuchar la leyenda de aquellas criaturas que pierden su forma humana para convertirse en animales, que sus garras y dientes cuando atacan son tan afilados que se comparan a ser atravesado por una daga. Algunos en su relatos dicen que son los descendientes del séptimo hijo varón de un granjero que vivía en la zona, que al enterarse del engaño de su esposa, mandó a maldecir a todos aquellos que llevaran su sangre. En cambio, otros apuestan a que solo son peludas criaturas designadas a ser los guardianes del bosque y sus alrededores, que atacan a los cazadores furtivos y se comen al ganado de la zona.


Amanece en la ruta pero la niebla aún sigue demasiado espesa para poder ver el camino, sólo eso me basta para saber que cada vez me encuentro más cerca de Villa Maldita, aquel lugar que me vió crecer y luego desaparecer, no es fácil criarse en un lugar donde los vecinos te observan como una criatura extraña por portar el apellido Petrova, portador de malos augurios y reconocido por su familiaridad con los hombres lobos.


Mi madre murió cuando yo tenía quince años, ella era bruja cuando conoció a mi padre,un hombre lobo con todas las letras, se alejó de su aquelarre por el amor de su vida y para formar una familia junto a él. Pero ellas la encontraron después de dieciséis años, aquella noche la mataron y apenas salimos vivos con mi padre. Desde ese día debemos mudarnos constantemente, no duramos más de seis meses en el mismo lugar, es la única forma en la que estamos a salvo.


Al llegar a Villa Maldita, las calles parecen tranquilas, quizás porque aún la gente no ha despertado, si hasta parece un pueblo fantasma. Las casas conservan el estilo victoriano que recordaba, parecen estancadas en el tiempo, como si nunca hubiesen pasado los años. Sigo unas cuadras más de recorrido por las calles que aún duermen en la madrugada, para luego estacionar frente a la casa de Elijah, hacía más de dos días que me encontraba viajando y durmiendo de a ratos para llegar hoy a primera hora, cruzar el país en tan poco tiempo y conduciendo me había dejado agotada.


Toco la puerta con los nudillos, acomodo mi ropa que se encuentra bastante arrugada por el viaje y espero unos segundos, se escuchan pasos en el segundo piso de la casa.


— Hola, es un gusto verte de nuevo. Pasa por favor, te estábamos esperando, Elijah ya baja —dice la mujer de cabellera rubia con marcado acento búlgaro.

—El gusto es mío Silvia —respondo mientras ingreso a la propiedad.


Nos sentamos en un pequeño pero muy acogedor living, con una maravillosa vista hacia el bosque y a un pequeño lago, es una lastima que tan hermoso lugar se vea opacado por la población maldita que tiene. Me hubiese encantado que mi madre pudiese estar hoy aquí, sé que sentiría orgullosa de que su única hija mujer volviera para vengar su muerte y la de mi padre. Un carraspeo me saca de mis pensamientos, haciendo que deba volver a la realidad.

La sonrisa que decoraba mi rostro se borró de inmediato cuando ví a Elijah, no se parecía en nada al adolescente que recordaba. Ya no llevaba sus lentes y su cabello como Harry Potter, sino que en su lugar había un bello y atlético hombre, sus ojos seguían siendo de ese hipnótico azul zafiro pero ya no estaban enmarcados por las gafas. Su acné de adolescente había desaparecido, pero sus hermosos hoyuelos permanecían aún ahí.


—Parece que te has quedado muda cachorrita —su sonrisa permanecía intacta y su cabello igual de alborotado que siempre.

—¡Elijah en verdad eres tú! ¿Tienes una idea de cuánto te extrañé? —corrí a su encuentro.

—Yo también te extrañé Julia, han pasado tantos años que casi no te reconozco —dijo mientras me abrazaba— Si te viera por la calle no te reconocería, estás aún más bella que en mis pensamientos.


Sylvia nos invitó a pasar a la cocina para desayunar, mientras nos poníamos al día después de tantos años de solo conversar virtualmente. Luego de una hora y media de contarnos media vida, subí a descansar a la habitación que habían preparado para mi estadía. Esa noche sería mi presentación oficial a la manada, como futura líder junto a Elijah vengaríamos la muerte de nuestras familias.

Oct. 9, 2020, 9:58 p.m. 1 Report Embed Follow story
7
To be continued...

Meet the author

Marina Andrea Dr. Jekyll y Mr. Hyde luchando en una mujer

Comment something

Post!
Jancev Jancev
¿Amor y venganza? ¡Una excelente mezcla para iniciar una revuelta!
October 14, 2020, 15:24
~