marita_mtg María Margarita

En medio de la pandemia mundial, Kelly decide encontrar una clase virtual y encuentra un grupo de soporte y un amor que tiene más de una sorpresa


Romance Not for children under 13.

#amor #juventud #cuarentena #zoom
6
1.5k VIEWS
In progress - New chapter Every Friday
reading time
AA Share

Primera clase

Lo veo por un cuadradito, descubro las partes de su cuerpo que él desea mostrarme. Es una locura conocernos en medio de una pandemia, cuando el contacto es imposible.


La primera vez que lo vi, no sabía si me estaba mirando, si en ese grupo grande de cuadrados de zoom (la plataforma de videollamadas) nuestros ojos se encontraban. Ciertamente, yo lo vi y espero que él me haya visto también.


Se presentó frente a la clase con su nombre, edad y expectativas. Su sonrisa me parecía encantadora. Yo me presenté después de él, quizás forzando a que algo nos una. Me esforcé por sonreír, quizás así lograba conquistarlo o quizás no miraba, sea como fuera, debía intentarlo.


En algunos momentos de la clase, espiaba ese cuadradito desde donde se veía su rostro o su mentón apoyado en la palma de su mano, dejando su brazo frente a la pantalla, tenía un par de ojos tatuados en el antebrazo, una mirada que parecía de mujer. Trataba de ver un poquito más allá de él, ¿qué pistas me daba el espacio de él?, podía ver una pared blanca y un gran espejo detrás que dejaba ver la amplitud de su espalda y el escritorio sobre el cual apoyaba su laptop negra.


Me detenía a ver sus gestos, ese gesto pensativo, cuando parecía atento o cuando algo parecía confundirlo. Escucharlo también era un placer, su voz sonaba profunda, me provocaba repetir el sonido en mi mente. Tuve miedo que él notara que estaba perdida en su imagen o que lo notara la guía de la clase.


- Vamos, Kelly, hay que disimular un poco. ¡Compostura!, es una clase online, tienes que prestar atención.- me dije mentalmente para volver a la realidad virtual.


Decidí tomar el curso online, porque no sé por cuánto tiempo más se ha de extender esta cuarentena, que eventualmente parece interminable. Vivimos una pandemia y el gobierno decretó que todos nos quedamos en casa. Me gustaría que acabara, que pudiera tener encuentros reales, me gustaría poder haber conocido a este grupo en persona, sentir sus miradas, que sientan mis nervios y sentir soporte con la presencia de ellos. Sentir es algo imporante para mí, yo creo que mis sentidos me guía. No me quejo, las cosas están siendo así, toca adecuarse y no lo estoy pasando mal, la clase me conecta mucho, aunque eventualmente me distraigo con ese tatuaje casi escondido.

May 13, 2020, 12:54 a.m. 0 Report Embed Follow story
7
Read next chapter Danzar con él

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!