citadelle_etoilee Romane Lavoie

Amelia estaba histérica después de escuchar el llanto de la muchacha al menos por dos horas consecutivas. Su mandíbula estaba tensa y, tratando de liberar sus nervios, apretaba la almohada junto a ella cada vez más profundo, con más fuerza, con más ira. Finalmente, cuando los gritos hubieron cesado, retiró la almohada de su rostro azulado y suspiró de alivio. Por fin había ahogado su llanto.

#ahogar #llanto
  December 02, 2019, 01:15
AA Share

Comment something

0 Comments
Post!
No comments yet. Be the first to say something!

More microfictions