Pensamientos diarios. Follow blog

yona31 Yonathan Cortes Pensamientos que pasan por mi cabeza diariamente, que me hacen dudar, odiar y crear.

#vida #locura #pensamientos #245 #sentido #cuestionar
8
5392 VIEWS
AA Share

VI

Todo eso de la alimentación, que obviamente es crucial para la sobrevivencia humana, me hace pensar en qué es lo que se come en realidad. Porque si recapitulo, todo absolutamente todo está hecho de átomos y éstos a su vez de quarks y tal vez éstos a su vez, hechos o sean pequeñas cuerdas de energía vibrando en diferentes frecuencias. En resumidas cuentas energía se alimenta de energía y respira energía, nosotros comemos energía. Ahora con el tema de comer seres asesinados cruelmente, la energía de esos seres ya está alterada de alguna forma, está grabada una información de dolor o tortura en esa energía que se come y que tiene forma de carne. No es así con cosas que se extraen directamente de lo que te da la tierra, como frutas, verduras y especias. Al comer carne, el humano está voluntariamente ingiriendo y volviendo parte de sí, una energía que está contaminada con vibraciones de dolor, desesperación y muerte. Es por eso que quizás la gran mayoría de las personas es tan inconsciente o tan loca o tan estúpida. Se mantienen en esa misma vibración de la que se alimentan, quizás todos los días. Muy distintas son las personas que no comen carne, se les ve que aman más a lo que los rodea, que respetan a los animales, que tienen mejores relaciones humanas, porque se respetan a sí mismo, respetan a los animales y a los demás.

Todo es energía, es cosa de investigar. Es cosa de darse cuenta de eso, que no somos seres individuales que caminan por el mundo, de alguna forma todos estamos relacionados, interconectados por energía. Somos energía, pensamos con energía, comemos energía, generamos energía y la energía nunca muere, sólo se transforma. Por eso ya no creo ni en el cielo ni en el infierno, es una estupidez. Si nos portamos bien en un promedio de 80 años en un planeta, te vas al cielo de premio, sin antes haber aceptado algo y a alguien que no comprendes del todo. Y si te portas mal o llegaste a hacer algo malo o suma de cosas malas y no aceptaste a ese alguien o algo, te vas a un lugar de sufrimiento. O sea, algo totalmente fuera de sentido. Un promedio de 80 años equivalen en ese otro lugar a eternidad y lo peor de todo es que nunca uno sabe el porqué de las cosas, siempre van a haber preguntas y hay que vivir con esa incertidumbre hasta la muerte. Por mentir, quizás robar algo o portarse mal de niños uno se puede ir a la perdición para siempre, no tiene sentido, no es algo medido, eso no es equilibrado.

Pienso que la mejor sabiduría para enfrentar esto es la de oriente, que quizás exista la reencarnación, o no así tan propiamente tal. Pero basándome en la premisa de que estamos hechos de energía completamente y la energía no muere, solo se transforma, lo más lógico es que la energía que nos conformó en un momento dado, se transforme en otra cosa. Quizás no en un mismo humano del mismo país, o quizás no en algún familiar de tu descendencia. Tal vez uno se transforme en otra cosa, algo sin consciencia quizás, o en un ser de otro planeta, o en un árbol, o en una persona importante, o en agua de océano, o en aire, o en restos de un asteroide que navega por el espacio. A lo mejor nuestra energía se transforme en cualquier cosa y quizás nunca nos recordaremos de la vida que tuvimos, la información de toda esa experiencia solamente va a pasar al ser o a ese algo que absorbe todas las experiencias habidas y por haber.

Tal vez hay un algoritmo que nos manda a reencarnar en cada planeta existente, en una forma distinta o en un sexo distinto, tal vez regresemos como la misma persona y tengamos que vivir la misma vida otra vez, puede que nuestra energía solo dejó de existir en este universo, en esta dimensión, pero en alguna otra dimensión vamos a seguir siendo nosotros mismos, y cuando muramos en esa dimensión, vamos a seguir existiendo en otra. Todo esto no lo sabemos, solamente la lógica me indica que la energía no puede morir. Y si nosotros estamos hechos de la misma energía de ese ser o de ese algo, del que quizás llamemos Dios, por supuesto que no vamos a morir, somos o seríamos parte de él, una pequeña visión de él. Como dijo Carl Sagan: "Somos el medio para que el Cosmos se conozca a sí mismo".

Nov. 8, 2018, 11:32 p.m. 0 Report Embed 3
~

V

Nosotros cuando vemos a un bichito diminuto podemos pensar que no sirve para nada o que es algo insignificantes, pero ese ser tiene su función en la naturaleza, que aunque no seamos conscientes de eso, cumple su rol fundamental, por algo existe. Acá entra nuevamente el tema de la consciencia, al final todo se resume a esto. Imaginemos que unos seres mucho más enormes y avanzados nos miren a nosotros y piensen que como somos tan pequeños, somos insignificantes, ¿cómo nos sentiríamos? Ellos no se darían cuenta que tenemos una familia, planes, cosas que hemos logrado, relaciones de amistad, etc. Simplemente harían ese juicio por nuestro diminuto tamaño.

No pensamos más allá de nuestras propias vidas, la gran mayoría de los humanos es así. Y es entendible en cierto punto porque no están pendiente de las cosas que le pasan a los demás, sino que están experimentando en lo que les pasa en sus propias vidas. Esta forma de pensar me surge en el tema de la alimentación, yo no como carne y si alguna vez lo hice no fue por decisión propia. Yo me pongo a pensar en el proceso que hubo detrás para que haya carne para comer. Nadie se pone a pensar, o simplemente no lo quiere hacer, que lo que están comiendo es un cadáver de un ser asesinado. No es que se haya entregado voluntariamente para alimentar a otra especie, fue un ser que de alguna manera fue engañado o sometido para asesinarlo, muchas veces de una forma terriblemente cruel, para que alguien se pueda alimentar. Como si no hubiese otra comida, como si no existiese la verdura, las frutas, las pastas, los cereales y tanta cosa que ha creado la industria. La gente se reúne los fin de semanas para “comer un asado”, con el simple hecho de compartir, o de reír, acompañando todo eso con la toma de un vino o de tomar cervezas para liberar las tensiones o para ponerse como locos por unas horas. Pero nadie, absolutamente nadie piensa o es consciente, de que para que se viva todo eso, un animal o algunos animales tuvieron que morir cruelmente. La gente come carne como si se tratase de algo más, nadie piensa que lo que mastican alguna vez tuvo vida, o que caminó de aquí para allá, o que quizás ese ser tenia pensamientos a su forma y tomaba decisiones diariamente para vivir el día a día. Puede parecer absurdo para nosotros, ya que no hablan, pero nadie puede decir lo contrario, de que no tienen comunicación entre ellos, porque evidentemente sí la tienen, en algún lenguaje raro o con el pensamiento, no lo sabemos bien.

Es injusto que por un simple momento y además pasajero o repetitivo, tengan que sacrificarse miles y miles de animales todos los días, todos los años. Nadie es consciente de ello, o muy pocas personas lo son. Además muchas veces de burlan del pobre animal sacrificado, como si fuera un chiste la muerte, juegan con un pollo asado al comerlo sin tomarle peso realmente a lo que dicen. Siguiendo lo que dije a principio de este capítulo, imaginemos un momento que nos invade una raza extraterrestre que “deben vivir” comiendo carne humana. Y así empiezan, no les importa si tenemos una profesión, o si tenemos familia o si nos va a doler. Y además se darían el lujo de dejar restos de cadáveres humanos porque ya están saciados, tal como lo hacen los humanos con los animales, como si la muerte realmente fue en vano. ¿Qué diríamos nosotros? que son los más malos del universo, que no tienen consciencia, que hay montones de otras cosas para comer, que porqué se comen a los humanos.

Todo esto realmente me da asco, el solo hecho de meterme en la mente de estas personas que jamás toman en serio lo que dicen, ni se analizan ellos mismos. Conozco a alguien muy cercano que siempre que la veo cocinar y está haciendo un estofado, me dice que le va a poner un “huesito” (al parecer de cerdo), porque así le da sabor a la comida. Y yo quedo como qué mierda en mi mente. Cómo un pedazo de hueso de un animal asesinado va a darle sabor a un estofado, habiendo tantas especias, aliños y verduras. Me da rabia que no piensen y si lo llegan a hacer, vienen con eso de que necesitamos estas vitaminas, que los médicos lo dicen y bla bla. Ni siquiera leen realmente informes científicos y médicos, algunos jamás en la vida han agarrado un libro y vienen con esos argumentos. Yo en toda mi vida, he comido un porcentaje súper bajo de carne (que me obligaron a comer) y todo lo demás son pastas, pan, verduras y frutas, y no sufro de nada malo y no me siento débil e incluso me siento más inteligente que un montón que comen carne.

Todo esto me hace preguntar porqué comen carne. Muchos van a decir que dios lo permitió, que la biblia dice que de todo lo que está en la tierra se puede servir el hombre. Pero, en serio, si creaste humanos a imagen y semejanza, con cuerpos perfectos y todo, porqué no crear un sistema de nutrición distinto, o también viene la pregunta, para qué existen los animales entonces, ¿solo para comerlos? Y si fuera así, no sería mejor que los animales no se moviesen, que no tuvieran familias, ni vida, que la carne simplemente surgiera tal como crece la maleza en el piso o los frutos de los árboles. Pienso que eso hubiese sido mucho más perfecto y eficiente que crear animales, con lo complejo que son, que éstos formaran familias, que se cuidaran los unos a los otros, para finalmente morir cruelmente asesinados. Una total estupidez. Y nuevamente en todo esto entra el tema de la consciencia, qué tan consciente eres frente a estas cosas.

Lamentablemente, como mencioné en el capítulo anterior, deben existir este tipo de personas. El ser que agarra experiencia de todo, tiene que disfrutar de esto igual, tal como lo hace de parte de los mismos animales asesinados, tiene que experimentarlo. El para qué, quizás es simplemente porque quiere analizar y vivir todas las experiencias posibles de la infinidad existentes. Una mierda.

Nov. 2, 2018, 12:01 a.m. 2 Report Embed 1
~

IV

Continuando con lo del sentido de la vida en este universo que describía en el capítulo 1, dije que el sentido final de todo es vivir, sin más que eso. Aunque esto involucra todo, involucra las causas y efectos, involucra el poner en movimiento las cosas y también involucra la consciencia, saber usarla, o saber entenderla. La otra vez escuché en una charla que somos seres para crear, que siempre estamos creando cosas, el solo hecho de tener un pensamiento nuevo, es un acto de creación. Sin mencionar el crear a un bebé, o edificar una casa o crear una empresa. Somos seres que se viven preguntando de todo y sin tener respuestas, seres que intentamos ocupar nuestra consciencia de la mejor forma y tratar de expandirla, aunque sin comprender lo que es realmente, somos seres que se la pasan creando cosas tangibles e intangibles y somos seres que vibran, que tenemos un constante movimiento. Aunque estemos quietos, cada átomo de nuestro cuerpo se está moviendo, los electrones girando y los gluones moviéndose para mantener unido a los núcleos y permitir que todo exista como es, con la fuerza nuclear fuerte.

El sentido de la vida es mucho más grande que una simple respuesta, se debe involucrar al universo entero, a la existencia, Al Todo. El propósito de todo es simplemente reunir experiencia, la mayor cantidad de experiencias posibles. Pero no para nosotros mismos de forma individual, sino para algo mayor, que no sabemos qué o cómo es, pero ese es el sentido o propósito de habitar en un país, dentro de un planeta, en un sistema estelar, dentro de una galaxia y dentro del universo. Las experiencias se van acumulando en algún lugar, entre más experiencias, mejor. Cada persona, cada ser, cada habitante, planta, insecto, animales de todo tipo, bacterias, arañitas, flores, etc. acumulan una experiencia en su forma y en su tiempo y toda esa experiencia la recibe ese algo. Cada uno de nosotros es parte de ese algo, es por eso que hay tanta variedad y nunca van a parar de haber variedades.

Tienen que existir todo tipo de seres, todo tipo de personas. Corruptos, enamoradizos, conformistas, introvertidos, buenos para el trabajo, llevados a la acción, buenos para las matemáticas, deportistas, gente inútil, guerrilleros, anarquistas, gente correcta en todo sentido, vendedores excelentes, gente mitómana, empresarios, gente dedicada a la salud, gente que le gusta engañar, gente que le atrae el poder. Fanáticos religiosos, o gente que crea nuevas religiones, músicos, gente que tiene una visión innovadora y científica, gente que es negativa, gente parásita, gente que siempre está alegre, gente aventurera, gente buena para comer, gente que muere de hambre, gente que se levanta cuando están mal y gente que se queda llorando cuando está derrotada. Y así puedo seguir mencionando a tipos y tipos de personas a lo largo del mundo y quizás nunca acabe de escribirlas a todas. Y también existen estos tipos combinados con los mismos mencionados, en un sinfín de variantes distintas. Siempre va saliendo un nuevo tipo o una combinación de algunos de los tipos anteriores. Es por eso que somos seres que siempre están en movimiento, que crean, siempre hay factores que van surgiendo y que se van combinando con los otros factores ya existentes, dando como resultado infinitas posibilidades de como uno puede ser, o de lo que puede existir. 

Y yo creo que esa es la frase clave, “INFINITAS POSIBILIDADES”. Si uno lo piensa bien, en realidad puede ser infinitas posibilidades, por ejemplo puedo tener 23 factores que me conforman, pueden ser cualquiera. Al día siguiente en televisión muestran algo y puede que me guste y un nuevo elemento se agrega a mí, pero que a su vez se mezcla ya con los 23 que ya habían, sin mencionar que esos 23 ya se estaban entrelazando entre sí. Siempre vamos a añadir más elementos a nosotros, nuevas cosas, nuevos pensamientos, nuevos amigos, nuevas experiencias. Esto hace que si lo deseamos podemos crear infinitas cosas, o hacer infinitas combinaciones de los elementos que ya conocemos y si a una persona no le alcanza la vida para combinarlas todas, habrán otras a futuro que lo seguirán haciendo, pero en el transcurso del tiempo van surgiendo más y más elementos que se mezclan con todo lo demás que ya era infinito. Y así, espero que se entienda bien el punto. La cosa es que el sentido de vivir es tratar de probar el infinito, las infinitas posibilidades, para eso se requiere de tantos y tantos tipos de persona o de seres. Y todo esto solo mencionando a las personas de este planeta, supongamos que hay miles de millones de otros mundos en el universo y que dentro de ellos existen miles de millones de seres que son de diferentes tipos y que viven su vida almacenando experiencias, para alimentar a ese algo.

Es por eso que a veces nos preguntamos a nuestros adentros, por qué existe un asesino, o porqué los políticos son tan corruptos, o por qué existe gente tan mala que es capaz de joder a todos, con tal de salvarse. Y también pensamos cuando conocemos a alguien que es bueno, que deberían de ser todos así, que si todos fueran amables, con compañerismo y alegres, todo el mundo sería mejor, que sería un paraíso. Pero en realidad eso es una utopía, para que exista gente buena, debe de haber gente mala, ese algo necesita de probar las vivencias y realidades de ambas partes para hacerse más consciente y perfecto. Lamentablemente tienen que existir seres que no nos gustan, o animales que no nos agradan, como bichos o arañas quizás. El Todo, el infinito tiene que ser infinito y en una de sus probabilidades de existencia están esos seres. Y nosotros somos un tipo más de ellos.

Ese es el sentido de la existencia, tener existencia, vivir, llenarse de experiencias, interactuar. Todo esto le sirve a ese Algo, porque tal vez nosotros seamos ese algo, o una fracción diminuta de él.

Oct. 25, 2018, midnight 0 Report Embed 4
~

III

Ya hace años cambié mi forma de pensar en un montón de aspectos, partiendo de que antes mi creencia más fuerte era la religión cristiana evangélica, creía en todo lo que me enseñaban, pero no voy a ocultar que siempre me cuestionaba las cosas a mis adentros. Siempre pensaba en que lo que me decían eran o muy locas o muy improbables y que al creerse que sabían la verdad de todo, pero de todo, sin siquiera leer de los últimos avances científicos, ni de cómo iba el mundo en la actualidad, hacía que muchas cosas se tomaran un poco a la ligera. Mis pensamientos han cambiado, ahora sí creo en los extraterrestres, en las muchas conspiraciones que hay por todos lados en el mundo, en que la historia que siempre nos enseñaron está manipulada o que simplemente es una mentira en muchas partes, etc.

A raíz de esto, de este cambio que poco a poco fui teniendo empecé a leer otras cosas, comprándome libros que antes nunca hubiese tomado. Mi mente abrió de a poco, una cosa me llevó a la otra. Esto acompañado también de todas las cosas que veía en internet, videos y lectura. Llegué a un libro que decía que todos estamos hechos de diferentes vibraciones y todo eso. Sí, es cierto, si lo vemos del punto de vista de los átomos y los quarks y la teoría de cuerdas, sí, todo está vibrando. Tal como dice uno de los principios herméticos que TODO VIBRA, en realidad todo se está moviendo, no hay nada que esté quieto nunca. Partiendo de las cosas más grandes a las más pequeñas, todo se mueve o vibra. El solo hecho de pensar hacemos que en nuestro cerebro se interconecten neuronas y envíen señales, o sea, se están moviendo. El viento corre, el mar no para de moverse, aunque sea mar u océano congelado, por debajo se sigue moviendo. Los animales se mueven, nuestros pechos se mueven al respirar, nuestro corazón se mueve sin parar, emitiendo frecuencias. Las señales lumínicas que recogemos con nuestros ojos se mueven en un campo que podemos percibir. El sonido es vibración moviéndose a diferentes frecuencias que entran a nuestro oído y hace mover otro mecanismo para poder interpretar el sonido. Todo se mueve. La misma causa y efecto, son cosas que tuvieron que tener movimiento.

Este libro no decía nada nuevo, pero hace darse cuenta de esa simple realidad, que todo es movimiento, incluso nuestra consciencia. Pensamos todo el tiempo, hacemos planes y mini-planes en un día, tenemos los mismo pensamientos una y otra vez, antes de querer algo lo pensamos, antes de sugerirle algo a alguien lo pensamos y eso es movimiento, vibración.

A raíz de todo lo que me comencé a informar, me empecé a dar cuenta de que todo está conectado. Ya sé que es algo que hartos más han dicho, pero realmente todo está conectado. Si uno lo empieza a analizar en serio en la propia vida, las cosas van unidas. Sucesos que pasaron muchos años atrás, terminan siendo cruciales para algo que vives hoy y muchos o la gran mayoría no se da cuenta. Por dar un ejemplo, cuando tenía como 7 u 8 años, recuerdo que mi profesora de clases me dijo que me levantara de mi asiento y que me fuera directo donde Manuel, porque ahí había un espacio desocupado. Evidentemente me dijo que me cambiara porque yo estaba hablando mucho en el lugar donde estaba. Así que me dirigí donde Manuel y él levantando su dedo, me señalaba que él era. Pasaron los años y en toda la primaria me llevé mal con este niño, siempre nos decíamos cosas o simplemente ninguno de los dos se tomaba en cuenta. Nunca supe por qué nos llevábamos así. Pero la cosa cambió el primer día de secundaria en el colegio nuevo, al primero que vi conocido era al Manuel, así que obviamente me acerqué a él y lo saludé y desde ese momento, fuimos mejores amigos, o algo así. Nos sentamos juntos casi toda la secundaria, nos íbamos caminando juntos a estudiar y nos veníamos juntos, hacíamos los trabajos grupales también. Ya al salir de la secundaria y pasados los años, me lo topo por Facebook y me pongo a ver su perfil y a las personas que le habían comentado. Un perfil me llevó a otro, hasta que vi a una hermosa niña que me llamó la atención y la agregué. A los meses después esta mujer me habla, mantuvimos conversaciones durante un año y medio y ahora es mi novia de casi 5 años.

O sea, que todos esos sucesos estaban conectado, para que yo ahora esté con esta persona. Si no hubiese sido por ese día que estaba de conversador en clases, la profesora nunca me hubiese cambiado y nunca habría tenido una relación de amistad con Manuel. Mi propia novia me dijo que se hizo su perfil de Facebook para estar en contacto con un novio que tenía años atrás y que estaba en otro país, y ahora a través de esa decisión que tomó, yo la conocí por esa red social. Es algo súper loco. Esta y muchas cosas más son las que me pongo a pensar siempre, las cosas más insignificantes se terminan convirtiendo en otras y termina estando todo conectado, todo en movimiento con una gran causa y efecto, que repito, si tratáramos de convertirlo en fórmulas matemáticas, es probable que nunca terminaríamos o que sea imposible hacerlo.

Oct. 18, 2018, 8:33 p.m. 0 Report Embed 5
~
Read more Start page 1