Divagando sobre la existencia Follow blog

juan-mosquera1538492543 Juan Mosquera Deja que tu mente se transporte al cuestionamiento de nuestra existencia mientras te cae agua caliente en la cabeza, que estos pensamientos abran caminos alternativos a nuestro entendimiento normal de las cosas.
Non Verified story
AA Share

Emociones

¿Qué hace al ser humano emocional? ¿Es este uno de los factores que nos diferencia del resto de seres vivos? Sin ninguna duda, las emociones han edificado las sociedades humanas y nos han instaurado como el ser dominante de este planeta. Pero, ¿por qué lo hacemos?


El proceso de pensamiento de un animal es relativamente sencillo y va orientado a un fin: sobrevivir. Tal vez las emociones han evolucionado junto al ser humano como uno de los medios para sobrevivir. Quizás en un principio nuestras emociones eran mucho más arcaicas, antes del homo sapiens. Pero conforme ha ido evolucionando el comportamiento social de nuestra especie, las emociones han ido haciéndose aún más complejas.


Pero ¿qué va a pasar en un futuro lejano? Para un mono es muy difícil comprender emociones características del ser humano como amar o la envidia. Conforme nuestra raza siga evolucionando, podríamos desarrollar nuevos tipos de emociones que están fuera de nuestro entendimiento actualmente. Y, si las emociones nos han llevado a la posición dominante que tenemos en este planeta, ¿hacia dónde nos llevaran las nuevas emociones que desarrolle la especie humana en el futuro?


Moviendo la perspectiva, ¿podrá alguna otra especie en el planeta empezar a desarrollar emociones similares a las de los humanos? El debate de si las mascotas tienen emociones ha sido muy discutido, y puede que exista un fuerte argumento a favor por la forma en que las mascotas han tenido que adaptarse al ser humano y convivir con este, claro esta, que serían emociones primitivas. O quizá el resto de especies tienen otro tipo de emociones que al igual que para el mono, no hemos llegado a comprender del todo.


Las emociones han sido muy estudiadas y hay procesos químicos que ocurren en nuestros cerebros que las pueden explicar fácilmente. La incógnita es si las emociones humanas en un futuro lejano van a desaparecer como lo sostienen predicciones de que el ser humano va a irse convirtiendo poco a poco en un ser más racional que emocional por la incorporación de tecnologías que nos facilitan la vida o nuestros cerebros van a seguir evolucionando y desarrollando emociones aún más complejas que nos permitan sobrevivir a los cambios en la estructura de la sociedad y del mundo.

Jan. 7, 2019, 5:27 a.m. 2 Report Embed 1
~

Libre Albedrío

¿Quién nos dice qué podemos escoger y qué no? ¿Por qué nuestro existir empezó en un lugar determinado y no pudimos elegir dónde nacer? La vida a nuestro punto de vista es un conjunto de decisiones que tomamos. Pero no todo ocurre como lo planeamos, esto es porque no todo está en nuestro control. Esto lo hemos dado como un hecho, como una ley fundamental de nuestra existencia, solo podemos controlar nuestras acciones pero no las de otros, a veces, ni nuestras propias acciones, ¿quién dicta estas leyes?


Cómo podemos estar tan seguros de que la decisión que estamos tomando en realidad no fue tomada por alguien más, que hay una fuerza más grande que guía a todos los engranajes para que el universo funcione como se supone que debe hacerlo. 


Cuando queremos tomar una decisión, no la tomamos con base en nuestro razonamiento totalmente objetivo. Nuestro razonamiento ha sido influido por miles de personas, miles de lugares y miles de situaciones que han pasado a lo largo de nuestras vidas.


Nuestras decisiones dependen de nuestro pasado, es por eso que las decisiones que tiene que tomar un bebé son instintivas: llorar para pedir comida, indicar sueño o incomodidad. Conforme pasan los años, las decisiones se van tornando más complejas por las experiencias que se van acumulando en nuestra mente.


No tenemos libre albedrío, nuestras decisiones son influidas por personas que han moldeado la forma en que percibimos nuestro entorno. Pero, ¿por qué nacimos donde nacimos? ¿Nuestro ser apareció cuando se fecundó el óvulo con el espermatozoide o estuvo esperando a tener un cuerpo físico en dónde aparecer? ¿Cómo se fue forjando nuestra esencia humana y sobre qué base? Esta base abstracta se aloja en nuestro cerebro pero, ¿qué pasa con nuestro ser, con nuestra esencia humana cuando morimos?


¿Es capaz de seguir tomando decisiones? ¿De alguna forma lo que sea que compone nuestra esencia se mantiene unido y su destino es una dimensión diferente de la que no estamos consientes? 


Al final del día, lo más probable es que como seres humanos nunca sepamos por qué existen seres animados que toman decisiones y habitan exclusivamente (hasta donde sabemos) en un grano de arena del universo al que llamamos tierra.

Nov. 26, 2018, 3:07 a.m. 2 Report Embed 2
~

Lo efímero de nuestra existencia

El Sol puede vivir unos diez mil millones de años pero tanto para una estrella como para nosotros, el tiempo transcurre a la misma velocidad; ¿es muy corta nuestra existencia? Desde el punto de vista de una estrella si, pero una mosca vive 28 días, y el tiempo para ella transcurre también a la misma velocidad.

En alguna parte de nuestras vidas pensamos que podemos cambiarlo todo, que nuestras acciones pueden mover montañas, y en otros momentos reflexionamos y pensamos que en realidad no somos nada, somos apenas una partícula imperceptible en la vastedad del universo.

Pero, ¿en verdad es tan efímera nuestra existencia? ¿Qué repercusión tienen nuestras acciones? Una gran parte de las acciones que realizamos son instintivas y no hay mucho que podamos hacer al respecto. Pero que pasa cuando nos ponemos a pensar en todo lo que pueden desencadenar nuestras decisiones. Los diferentes caminos a los que puede llevar cada posibilidad que tiene cada decisión.

Nosotros no somos nada más que la vida que tenemos y es obvio que nuestra existencia no es efímera para quienes nos conocen porque por más que haya sido un simple "hola" que cruzamos con alguien, eso implicó que esa persona desvíe su atención de cualquier cosa que estaba haciendo para al menos escuchar el saludo, de esta forma marcamos ese momento para esa persona.

Puede que una simple decisión como aceptar un trabajo como pasante en el gobierno lleve a una persona a ser presidente de un país después de 10 años, si no lo hacía hubiese sido otra cosa, tal vez un periodista de un canal de televisión. Ambos tienen sus repercusiones y son igual de importantes, pero al ser presidente, tiene en sus manos un gran poder que marcará la vida de miles o millones de personas. 

Es relativo que tan importante es nuestra existencia: ¿para quién o para qué?

¿Qué pasaría si mañana un virus muy agresivo acaba con la raza humana? La Tierra seguiría girando al rededor del sol, los animales y las plantas seguirían aquí y nadie nos va a erigir monumentos. Finalmente, ¿cuál fue el objetivo de nuestra existencia? Nunca lo supimos, a la final el universo siguió su curso como si nada hubiese ocurrido.

Es asombroso pensar que si la edad de la tierra que es de aproximadamente cuatro mil quinientos millones de años, la trasladamos a una escala de 24 horas, el ser humano habría aparecido apenas hace un segundo y probablemente se extinga en menos que el próximo segundo.

Quizás la vida en otros planetas también ocurra así, aparece en un segundo y al siguiente desaparece. Algo así como las luciérnagas que vemos en la noche; destellan de forma aleatoria una por aquí y otra por allá. Y la vida acaba siendo nada más que una hermosa danza de luces en la oscuridad.

Oct. 24, 2018, 4:32 a.m. 0 Report Embed 3
~

¿Que sentido tiene?

La pregunta más compleja que se puede hacer el ser humano una vez que ha aceptado su existencia es ¿para qué estamos aquí?

Con qué objetivo un montón de materia se juntó para crear un ser pensante que trata de dar explicaciones a su propio existir. Los animales y el resto de seres vivos no lo hacen, viven en el presente, predomina el instinto para sobrevivir. 

Cosa que no ocurre con el ser humano, el futuro y el pasado nos tiene las mentes fuera del presente. Queremos acelerar el tiempo para saber qué va a ocurrir para poder responder esa pregunta que tanto nos carcome la mente.

Pero aun así, bajo el escenario más sombrío, que puede ser un agujero negro engullendo la tierra y borrándonos del existir de un segundo al otro, ¿responde esto a nuestra pregunta?

En el libro "Origen" de Dan Brown nos deja con la idea de que el universo se expande y crea cosas para dispersar la energía. ¿Es acaso nuestro cuerpo y mente una de las millones de formas que encontró el universo para hacerlo? Cuando nos extingamos, probablemente sea porque cumplimos nuestro objetivo y el universo sigue buscando formas más eficientes de dispersar la energía.

Suena mucho a ciencia ficción, pero hay demasiadas explicaciones que a nuestro parecer son irracionales. Pero si nos ponemos a pensar, ¿nuestro existir es racional?

Este es uno de los principales motivos para que exista la religión, se ha racionalizado una de las muchas posibles explicaciones que responde a la pregunta sobre nuestra existencia, con tan poco tiempo relativamente que tiene el ser humano en la tierra, hemos creado desde siempre seres supremos que nos dan respuestas aparentemente lógicas que se han ido adaptando a lo que ya podemos explicar de forma irrefutable. Como por ejemplo que el sol es una estrella más y no un ser supremo con emociones que controla lo que ocurre en la tierra.

Pero no es el objetivo de este escrito analizar la existencia de las religiones. Es necesario mencionarlo porque es una de las explicaciones más fuertemente aceptadas por el ser humano desde siempre.

Lo más probable es que el ser humano nunca llegue a explicar de forma irrefutable por qué estamos aquí.


Oct. 21, 2018, 5:50 p.m. 0 Report Embed 1
~
Read more Start page 1