SIN NOMBRE Follow blog

ricardocrgs ricardo garzon

El amor, el odio, la desesperación, son algunos de los sentimientos y emociones que los seres humanos experimentan extrinsecamente pero que padecen intrínsecamente y que nuevamente desde su exterior materializan en diversas acciones que en muchas ocasiones pueden ser inesperadas, aterradoras e impredecibles. Sin nombre, es de esos cortos relatos que buscan sorprender al lector con la bajeza de la naturaleza humana, demostrando que el amor no es un sentimiento ni una emoción es una baja pasión que la no poderse definir con exactitud gracias a los innumerables trabajos psicológicos, filosóficos, antropológicos y demás ramas del conocimiento Epistemico queda sin nombre, pues, con cada relato, el mismo lector tendrá la obligación de definir que nombre darle al suceso...


#MISTERIOR #LOCURA #ODIO #AMOR
AA

SIN NOMBRE IV

Aquella criatura no nacida era mi adoración, sentirlo patear el vientre de ella con tanta fuerza luego de escuchar mi voz era una experiencia de inefable tensión, ella decía que cada patada era alegría al sentir mi presencia, yo en cambio consideraba que sus golpes eran presagios como que Ya sabía que no vería la luz del sol, aquel resplandor matutino que alumbraba la habitación donde fue concebido, sin embargo aquel ser, nos había unido, pero por la crueldad del destino inexorable, caprichoso y maldito el ya no estaba, ¿era mi culpa?, ¿era culpa de ella?, aun no lo sé, pero de lo que estaba convencido era que su partida no solo había extinguido el soplo de vida que llevaba consigo sino también arrebató vilmente la poca vida que nos quedaba a los dos, al llorar imaginariamente en su regazo sentí de nuevo aquellas patadas, y en un instante de ilusión, ella se marchó, aquel parque se convirtió en el panteón de mis desgracias.. el bullicio del silencio ahora era la profunda tiniebla del llanto y la desesperación, pero, debía continuar, aunque su recuerdo me inundara de profunda tristeza y odio hacia quienes lo fecundaron y que sin más lucha le dejaron extinguirse, continué mi camino, añorando jamás verla a ella, pues a aquel pequeño nunca lo conocí, de nuevo me adentre en aquel callejón, risas, alegría, entusiasmo, predominaban en la sombría oscuridad, pero como aquella pintura de Munch, los colores se tornaban toscos y delirantes, y aquel que grita con tanta desesperación, parecía materializare en mi... y mientras caminaba buscando la salida, una figura grotesca, deforme y llena de rabia, se acercó a mi como el más manso de los cachorros en busca de amor, aquella figura, en realidad no era un hombre, ni un animal, era mi conciencia que como clavo taladrando mis huesos, me recordaba que aunque lograra salir de mi oscuro destino, jamás podría escapar a sus recuerdos, mi destino era sufrir y ser visto como un hombre de dolores, nada tenía sentido... todo se había derrumbado y la esperanza de resurgir era cada vez más distante, mientras que allá en la lejanía veía una luz intermitente, que entre más me acercaba más se difuminaba…

Nov. 4, 2017, 11:33 p.m. 0 Comments Report Embed 0
~