La noche en la cual las cosas no tuvieron nombre Follow blog

juli3tt Pequeña Cherry Bombon Un chico con grandes inquietudes decepcionado de su vida por no lograr encontrar el amor, descubre junto con su gato en una noche de insomnio a la chica ideal que tanto soñaba
Non Verified story
AA Share

La noche que las cosas no tuvieron nombre.


Era una de esas noches frias de invierno en las que no es posible dormir. Una vez más tenía insomnio eh imaginaba constantemente a esa chica, la pensaba a ella sin saber su nombre, sin siquiera saber quién era y si existiera… su imagen venía a mi mente mientras escuchaba mi canción favorita de Radiohead “Let Down”


Me resigne a que esa noche no dormiría así que fui a la cocina abrí el refrigerador tome un trozo de pizza y volví a la cama. Revise mis redes sociales en mi teléfono y como siempre mis amigos disfrutando de sus viajes, Richard siempre compartiendo momentos muy felices a lado de su esposa e hijos, parecían muy felices pero en el fondo sabemos que no es así, él sabe ocultar muy bien su profunda depresión, pero fuera de eso nada interesante, apagaba y prendia el teléfono una y otra vez, como si en cualquier momento pudiera aparecer algo de alguien especial, comencé a sentirme ansioso, mi cama ya no era la misma, daba vueltas y vueltas sin lograr acomodarme así queme levante, me abrigue bien y subí junto con mi gato a la azotea a observar y contemplar el cielo nocturno, al fin de cuentas no pude observar nada debido a la gran contaminación lumínica de la ciudad.


La vista de la ciudad desde mi casa era maravillosa, era una noche tranquila; aun con luces sin apagar, cada hogar con una historia única, circunstancias diferentes, distintas vidas. Me preguntaba cuántas de aquellas personas han encontrado el amor, cuantas se han decepcionado, y cuantas lo estamos buscando. Con ese ambiente un poco más relajado volvieron aquellos pensamientos: no podía evitar pensar en mi vida y lo que he hecho de ella.


Me invadió una gran melancolía, recordé cuando hace 10 años imaginaba lo maravilloso que sería tener la edad de 30 años. Soñaba con una casa acogedora junto a la mujer de mi vida tomada de la mano disfrutando una taza de café caliente mientras contábamos por milésima vez cómo nos conocimos. Yo creía que a esta edad sería una persona muy feliz que habría logrado todos los sueños que en ese momento me propuse. Pero la verdad es que no he podido cumplir la mayoría de ellos y mucho menos he podido experimentar que es el verdadero amor, no sé si sea verdad que el corazón se acelera y la respiración se altera al tener cerca a una persona especia; nunca me he enamorado.


El único que me acompaña en esta soledad es mi gato, pero para ser sincero dudo que él me quiera a mí, nunca eh podido demostrarle mi amor con caricias y si lo hago termino herido. Aun así yo lo amo, de hecho creo que en el fondo somos muy parecidos porque los dos estamos solos, para su fortuna, él no lo sabe y creo nunca lo sabrá.


Aquella noche se sentía dolorosamente fría debido al solitario viento. Por fin comenzaba a sentir sueño, mis parpados se sentían pesados y mis ojos poco a poco se cerraban… “Let down and hanging around…. de mi mente aun no podía salir aquella canción, la repetía una y otra vez…. Tuve la sensación de caer dormido cuando de pronto escucho a alguien estornudar. Pensé que había sido mi gato pero tristemente este ya me había abandonado. Admito que me espanté un poco, así que lentamente empecé a buscar por todos lados hasta que del otro lado de la azotea subiendo por la escalera alcance a ver un gorro rosa. Era una chica, a la cual nunca había visto. Eso fue un alivio tremendo, temía que fuera otra cosa, sin embargo tenía mucha curiosidad, el sueño y el frio desparecieron en cuando la mire, me preguntaba qué hacía aquella chica acá arriba tan noche al igual que yo. Sus ojos estaban llenos de lágrimas y su nariz estaba un poco roja debido al frio, a pesar de ello se veía muy hermosa y el reflejo de la luna en su rostro la hacía ver aún más bella.


Quise hablarle, moría por hacerlo y preguntarle cual era la causa de su llanto,pensé que podía consolarla, pero no quería espantarla así que me dispuse a observarla de lejos. Había imaginado a la chica perfecta, pero no creí conocerla y tenerla tan cerca ese mismo día; fue como ver poesía fuera del papel.


Mientras la observaba me percate que un gato o mejor dicho mi gato estaba entre sus pies. Entonces ella exclamó:

-¡Oh hola Copito! pensé que esta noche no vendrías.


Después de ver y escuchar aquello debo admitir que me sentía traicionado por mi gato, pero también le envidiaba un poco, por ello decidí aprovechar dicha situación. Comencé a llamar a mi gato haciendo ruido, pero él solo me ignoró. Entonces ella dijo:

-¡Copito, ven rápido escóndete aquí, alguien quiere robarte!


Nunca me imaginé que ella fuera a decir algo como eso y la forma en que lo hizo me causo cierta ternura, entonces supuse era el momento perfecto para por fin hablarle, así que le dije:

-¡Hey chica con que intentas robarte a mi gato! y por si fuera poco te atreves a cambiarle el nombre, él se llama “Gato”, no Copito.


Ella se mostró un poco nerviosa y sin siquiera verme a la cara me dijo:

-Disculpa, no sé de qué estás hablando, pero si veo a tu “Gato” te aviso, ¿vale?


No me quedaba otra opción más que recurrir al soborno. Bajé rápido a mi casa por un trozo de pollo, mientras subía lo iba llamando, entonces se echó a correr y regresó conmigo. Ella me grito molesta:

-¡Oye! ¿Por qué has hecho eso? Además ¿Cómo sé que en verdad es tuyo? Él siempre viene a verme pasa tiempo conmigo e incluso lo alimento.


-¡Mira! si eso fuese verdad ¿por qué ha venido conmigo? Es obvio que es mío y el pobre tiene hambre.


-Di lo que quieras “Gato” no es un nombre, es más, me atrevo a decir que ni siquiera te quiere; solo está contigo porque le das de comer.


Sabía que ella tenía razón pero no podía admitirlo. Por dentro sentía mi corazón palpitando muy fuerte, supongo que así es como se siente el amor. Decidí cambiar de tema para saber la razón del por qué estaba aquí. De modo que le dije:

-¿Tu qué haces aquí tan de madrugada? Yo estaba buscando desesperadamente a mi hermoso gato y me encuentro contigo que, por cierto, tienes unos ojos que dan miedo, no deberías espantar así a la gente.


-¿Tú crees que te voy a decir que hago aquí? ¡Estás loco! ¿Acaso hay una hora en especial para subir a la azotea?


Después de eso seguimos discutiendo un poco más e inexplicablemente me encantaba verla enojada. Inesperadamente ella se echó a llorar, lo único que pude hacer en ese momento fue ir con ella a pedirle disculpas, pues me sentía mal por cómo le hable; y creo hacer eso fue buena idea ya que me empezó a contar lo mal que se sentía. Finalmente, cuando se tranquilizó pudimos conversar amigablemente, me conto sobre su vida y yo sobre la mía. Su forma de hablar y sobre todo de escuchar me maravillaron, sus ojos demandaban mi atención y su sonrisa tímida me estremecía. Me sentía especial a su lado y en tan solo un instante sentí que compartíamos muchas cosas, fue un encuentro inesperado. Pase de escuchar "Let down" a“Present Tense”

La noche seguía y nosotros compartíamos audífonos y nuestros sentimientos descritos en la música. Bailamos, cantamos; sentí que ya la conocía perfectamente en tan solo unas horas, se sentía tan real… su cabello castaño claro y ondulado al brillo de la luna… no encuentro palabras para describirla, simplemente era la chica ideal.


Ya cerca del amanecer, me sonrió y dijo tranquilamente:

-Esta noche fue brillante, fue encantador conocerte.


Mi mente se divirtió un rato jugando con mis sueños, hubiera sido genial que aquello hubiese sucedido realmente, solo fue un magnifico sueño, no tuve la oportunidad de decirle que estuve tan encantado de conocerla. Ahora temo volver a soñarla, que se convierta en una hermosa estrella y desaparezca nuevamente al despertar. Ni siquiera pude preguntarle su nombre, sin embargo cuando cierro los ojos puedo verla claramente, tan brillante que me hace extrañarla.

Desearía encontrarla en mis sueños nuevamente siquiera para decirle unas cuantas palabras. Todo lo que queda es el aire frio suspirando conmigo.


Aquel sueño fue extrañamente hermoso, no encuentro más palabras para describirlo, esa noche las cosas no tuvieron nombre al igual que mi gato.

July 14, 2022, 9:24 p.m. 0 Report Embed 0
~