irozborsk Is Bel

En esta historia solo importa una pregunta: ¿Quién es Marta?


Kurzgeschichten Alles öffentlich.

#bodas #recuerdos #alzheimer
Kurzgeschichte
6
3.4k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Las flores del olvido

Aquella canción te resultaba familiar. Como si ya la hubieras escuchado antes. Incluso, por alguna razón, parecía ser importante. Sientes un nudo en la garganta. ¿Cómo algo que no consigues ubicar en tu memoria puede tener relevancia? Una agradable calidez nace en tu pecho, comenzando a expandirse paulatinamente por todo el cuerpo. Te apetece bailar, pero tus articulaciones no están para mucha fiesta, por lo que te mantienes sentado. Tus músculos están relajados, la respiración es pausada. Esa melodía te transmite paz salpicada de lástima. Unas tímidas lágrimas comienzan a recorrer tu mejilla.


Maybe I know, somewhere, deep in my soul, that love never lasts. And we've got to find other ways, to make it alone, but keep a straight face. —Desvías la mirada hacia tu mujer. ¿Por qué has cantado eso?


Ella sonríe, alzando su mano para alcanzar la tuya, envolviendo sus huesudos dedos entre los tuyos. Observas las arrugas de su piel, adornadas con recuerdos tatuados por el sol. La acaricias, notando sus marcadas venas y el anillo de bodas que descansa en el dedo anular. Instintivamente, agachas la cabeza para besar sus nudillos con ternura. Tus ojos se clavan en los de ella. Reconocerías ese azul de entre mil tonalidades diferentes.


Una nueva canción toma dominio mientras intentas enfocar la vista, contemplando a las personas que bailan a merced de la melodía. Todos parecen tan felices, divirtiéndose en un hermoso jardín con el sol primaveral acariciando su piel. ¡Y ahí estás tú! Con ese traje azul oscuro y una corbata perfectamente atada de color crema (por aquel entonces aún recordabas como se hacía eso), acompañando el vestido de tu mujer. ¿Qué significa esa expresión en tu cara? ¿Por qué parece que estás llorando? Todos aparentan estar contentos, no tiene sentido. Pero tu esposa también derrama lágrimas, incluso más que tú. Una mujer con un llamativo vestido blanco y flores azules en la mano, acompañada de otro chico muy elegante, se acercan hasta vosotros y os abrazan. Parecéis muy emocionados. ¿Son lágrimas de alegría? La muchacha cede sus flores a tu mujer. «Debe ser alguien cercano, parece que la aprecia mucho». Piensas, mientras, sin saber muy bien porqué, la tristeza te invade de nuevo.


—Cariño, ¿quién es esa chica con el vestido de novia? —preguntas volviendo la vista nuevamente hacia tu mujer. Jurarías haberla visto antes, pero no consigues recordar dónde.


La del cabello canoso gira su cabeza hacia ti, parece sorprendida.


—¿Cómo? ¿no sabes quién es? —reponde ella, con un tono notoriamente preocupado.


¿Deberías sabes quién es? Observas a la muchacha atentamente, intentando descifrar de qué familia puede provenir. ¿Será alguna hija de tu hermano? Hace tanto que sus críos no te visitan que ya ni te acuerdas de sus rostros.


—No me suena ahora mismo. ¿Es la hija de Juanito?


Tu mujer se levanta, desprendiéndose de tu mano. La miras confuso mientras agarra el mando a distancia que descansa en la mesita de café y apaga la tele, quitando así la imagen de aquella adorable pareja. Vuelve a sentarse en el sofá, con los ojos envueltos en lágrimas. ¿Qué ocurre? ¿Has hecho algo mal? Comienzas a sentirte como una persona horrible. No sabes muy bien qué hacer. ¿Deberías pedirla perdón? ¿perdón por qué? ¿de verdad tienes que acordarte de todas las personas con las que te hayas cruzado alguna vez? Es injusto. Pero ella llora y odias verla llorar.


—Lo siento mucho cariño. Dime, ¿quién es? ¿alguna prima tuya? —Estiras tu mano intentando alcanzar la suya.


—¡No me toques! —exclama ella rechazando tu acercamiento, mientras las gotas de agua salina que bañan su mejilla se convierten en una cascada—. ¿Cómo puedes no reconocerla? —cuestiona de nuevo. Parece sorprendida. No, sorprendida no es la palabra, está asustada. ¿Asustada por qué? ¿No puedes olvidarte de alguien? Los años comienzan a pesar. Es normal que no recuerdas a todo el mundo. Si fuera importante no se te olvidaría, eso seguro.


—¡Es Marta! ¡nuestra hija! —alza ella rompiendo el silencio. ¿Está furiosa? Lo parece.


Intentas hacer memoria, rescatar aquel rostro a la fuerza, pero es imposible. Por mucho que quieras, no consigues acordarte. ¿Cómo has podido olvidar a tu propia hija? ¿Estará bromeado? Si tuvieras una hija, no lo olvidarías. ¿No? Es absurdo.


—Aaa, sí, sí, Marta, e hija mía, claro, claro, ya me acuerdo cariño —respondes, intentando calmar así los nervios de tu esposa— A ver cuando viene a visitarnos, la echo de menos. —añades sonriente.


Pero tu querida compañera de vida no parece convencida por tus palabras. ¿Ahora cuál es el problema? ¿No puede venir a veros? ¿Es que no os habláis? ¿De verdad tu propia hija os ha dejado de lado? Claro, eso explicaría que no te acuerdes, quizá la has olvidado a propósito, para no sufrir.


—¡Murió hace diez años! ¡¿De verdad no te acuerdas de eso?! ¡Por Dios! ¡Esto avanza más rápido de lo que esperaba! ¡Marta tuvo un accidente de coche cuando volvía de trabajar! ¡Fuimos a su entierro por el amor de Dios! —aclara la del cabello canoso entre gritos. Parece impactada, ansiosa.


¿Qué puedes hacer? Tu memoria es incapaz de evocar ningún recuerdo con Marta, aunque lo deseas, de verdad que sí, quieres acordarte de tu hija. Notas algo frío recorrer tu mejilla. Una lágrima.


—Es verdad, accidente de coche, fue horrible, me acuerdo, Marta, sí, me acuerdo. —sentencias, abrazando a tu mujer con cariño mientras sus lágrimas no cesan. Besas su cabeza con ternura.


Sientes un profundo dolor dentro de ti, un dolor que te acompaña desde hace tiempo. Parecía no tener sentido, pero ahora toma una forma concreta. Tiene una voz, unos ojos color castaño como los de tu madre y da los mejores abrazos.


Pero... ¿Quién es Marta?



5. Mai 2020 17:22:22 16 Bericht Einbetten Follow einer Story
13
Das Ende

Über den Autor

Is Bel A los nueve años escribí mi primera historia, trataba de un perro verde que adoptaba cinco patitos. Por cosas como esa me hice psicóloga. Me revuelvo entre mejunjes de ficción, drama y realidad. Reciclo personajes. Revivo personas.

Kommentiere etwas

Post!
Nataly Calderón Nataly Calderón
Muy bueno, toca es fibra sensible. Saludos.
May 28, 2020, 14:43
Iván Selbor Iván Selbor
Es una cachetada de la realidad. Llama en algún punto a valorar lo verdaderamente humano. Muy lindas palabras.
May 14, 2020, 19:07

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchas gracias por leerlo! May 15, 2020, 15:47
Mel Velásquez Mel Velásquez
Este relato me impactó de lleno... Trajo a mi memoria a mi bisabuela, ya casi centenaria, quien con el tiempo nos ha olvidado a todos... El Alzheimer es una enfermedad implacable, aterradora y triste, poder leer un relato desde aquel que la padece te desgarra por dentro. Gracias por tan maravillosas palabras
May 14, 2020, 01:21

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchísimas gracias por leerlo! Es cierto, duele mucho que una persona a la que quieres no se acuerde de ti, pero estoy segura de que en el fondo, el cariño hacia sus seres queridos permanece aunque no tenga una forma clara en su cabeza. ¡Saludos! May 14, 2020, 01:25
MR María Ramìrez
Hola Is. Muy buena historia. Yo nunca uso la segunda persona pero tú lo haces muy bien. Es muy triste esto. Me he sentido identificada pues mi papá lo padece. También tengo una vecina así. Te invito a leer mi historia: El ritual. Mi nombre es María Ramírez o puedes buscarla con el #leerconamor
May 11, 2020, 14:18

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchas gracias! Es horroroso, mi abuelo lo padece y de hecho, esta historia está prácticamente sacada de una conversación que mantuvo con mi abuela hace algunos años. Ya mismo me paso por tu historia. ¡Nos leemos! May 11, 2020, 14:27
Miguel Ruiz Miguel Ruiz
¡Uff! Coincido con algunos comentarios: es la peor de las dolencias que un ser humano puede sufrir. También lo he vivido de cerca; de hecho tengo un par de historias al respecto. Lo que me ha gustado mucho de la tuya es la elección del narrador, esa segunda persona que se habla a sí misma, que conoce más de lo que la primera conoce o recuerda y que a su vez tiende a desvanecerse paulatinamente. Aplaudo eso. Me gustó mucho. Un gusto llegar hasta tus trabajos. Saludos, y nos leemos pronto.
May 09, 2020, 17:32

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchas gracias! Buscaré tus historias entonces para leerlas. Llevo algún tiempo experimentando con la segunda persona, si te apetece leer mis otros relatos verás que la utilizo en todos hasta ahora. Me parece que funciona mejor para generar empatía en el lector. ¡Muchas gracias de nuevo por leerlo! May 09, 2020, 19:05
Menyaldis Quenalu Menyaldis Quenalu
Apenas percibí leyendo que tenía que ver con el alzhemier se me hizo un nudo en la garganta. Para mi, es la peor enfermedad que existe, porque es un proceso de destrucción constante de la persona que no toma pausas. Encanta con el relato, entristecida un poco también.
May 08, 2020, 06:07

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchas gracias! Sí, es horrible, ojalá fuera tan solo una historia de ficción. May 08, 2020, 10:18
Andrés Díaz Andrés Díaz
¡Me encantó! Es una historia trágica y hace pensar mucho sobre el miedo a la pérdida de memoria y los estragos del Alzheimer. Ojalá nadie tuviera que pasar por eso. ¡Te felicito por tan excelente trabajo! Te dejo observaciones como crítica constructiva (no soy un experto, pero sí sé quetodos aprendemos de todos) y esto lo hago con tono amistoso :) Tu redacción es excelente pero noté algunos acentos faltantes y otros que sobran, como en la palabra "alguna". También hay palabras que se repiten más de lo necesario (ej. "piel"). En cuanto a los diálogos, hay espacios mal ubicados. Usaré un ejemplo: —La estructura del diálogo literario —así como suele verse en cualquier libro—, es de este modo. Y cuidado con el uso de las comillas, «estas que ves ahora». Van sin espacio y el punto al final. Entre otras cosas, son puntos para mejorar. Tu narrativa es fluida y amena de leer. Haces que el escrito sea sencillo de digerir. Seguiré leyendo tus otros relatos y dejando reseñas. ¡Saludos!
May 07, 2020, 03:04

  • Is Bel Is Bel
    ¡Muchísimas gracias por tu comentario! Me he descuidado bastante con este relato jajaja. Tu crítica me viene muy bien, especialmente en el tema del diálogo pues no suelo usarlo demasiado en mis textos y justo estoy aprendiendo a colocarlo. ¡Muchas gracias! May 07, 2020, 07:17
  • Andrés Díaz Andrés Díaz
    Descuida, eso nos pasa casi a todos jeje Incluso después de revisiones minuciosas no faltan los errores y detalles que se siguen escondiendo hasta que alguien más te lo indica jaja Además es bueno equivocarse para, justamente, aprender a corregirlo. Es como con todo. Otras cosillas que noté, y espero te sirvan, es que a veces no diferencias entre palabras, como si/sí y tu/tú. Y hay un diálogo que trataré de reproducir porque estoy desde el móvil y no puedo verlo. —¡Ah, sí, sí! Es hija mía, lo sé, ya me acuerdo—dices intentando calmar así los nervios de tu esposa—. A ver cuándo viene a vernos, le echo de menos —añades sonriendo. Al hacer esas pequeñas explicación en medio de un diálogo, si no hay un punto antes, entonces la siguiente palabra deberá ir en minúsculas y el punto después de la raya (piensa que las rayas de diálogo se usan justo como si fuesen paréntesis). Te mando un saludo y espero te sean útiles las observaciones n.n May 07, 2020, 12:45
Omega M.C. Omega M.C.
Un lamentable suceso, el cual nos puede llegar a pasar. Excelente relato.
May 06, 2020, 20:29

  • Is Bel Is Bel
    La triste realidad de muchos,los años no perdonan. ¡Muchas gracias por leer! Si te apetece dejar una reseña sería estupendo, y te invito además a ojear las otras dos historias que tengo, pétalos blancos y pétalos azules. Si te apetece, claro. ¡Gracias de nuevo! May 06, 2020, 20:35
~