A
Adolfo Cabrera


Jonas, un mesero de joven edad halla cierta curiosidad en Roman, uno de los clientes que mas visitan la cafeteria. Ellos entablaran una conversacion que los llevara a entender cosas mas profundas del por que un hombre visita un cafe en la calle de las rosas


Skript/Drehbuch Alles öffentlich.
Kurzgeschichte
1
1.0k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Pefiero un cafe en la calle de las Rosas


Roman, un señor de la tercera edad llega al café dommo, una pequeña cafetería ubicada en la calle de las rosas, una avenida muy transitada de la ciudad. Vestido con una camisa de manga corta beige con unos bordados azules encima, un pantalón café, unos zapatos negros. Una vestimenta sencilla que solo tiene de complemento un pequeño sombrero de copa blanco y un reloj de plata en su muñeca izquierda. Su piel refleja claramente su avanzada edad, pero incluso luce más joven de lo que realmente es. Román avanza lentamente saludando a todos los meseros y clientes en su camino a la mesa del fondo del lugar, su lugar predilecto en la cafetería

Jonás, un joven mesero en sus 20s sale de la cocina con dirección a atender a el cliente que siempre lo busca. Jonás está uniformado como todos los meseros del lugar. Una camisa azul marino con unos tirantes de color rojo vino encima, un pantalón negro de traje y un delantal gris cubriéndolo. Con una sonrisa en la cara Jonas se dirige hacia Roman. Hoy es un dia tranquilo, ha amanecido con un ánimo muy bueno y con mucha curiosidad

Jonas- Buen dia señor, bienvenido al café del duomo ¿En que puedo servirle?-

Roman- Venga Jonas, yo pense que ya nos habíamos olvidado de las formalidades-

Jonas("Sonríe")- Disculpeme señor, es un protocolo del restaurante, hay que hacer sentir cómodo al cliente-

Roman- ¡Con mayor razon!. Llevo mucho tiempo viniendo aquí y siempre me atiendes tu, creia que ya había cierta confianza. Lo primero que tienes que hacer para sentir comodo a este cliente es llamarme por mi nombre, por favor

Jonas:- Claro, Román. Puedo hacerlo-

Roman:- ¿Ves? así está mejor. Ahora si, reiniciamos este protocolo

Jonas:- Bien. ¿qué le sirvo? Roman

Roman:- Me gustaria lo de siempre. Un espresso y un tiramisú del chef, por favor

Jonas:- Entendido. Enseguida lo ordeno-

(Jonas se da la vuelta y se dirige a la cocina, pero se detiene un segundo, se da la vuelta y vuelve hacia Roman)

Jonas- Señ..Roman ¿puedo preguntarle por que siempre ordena lo mismo?

Roman: -Pues por que me gusta(comienza a reir)

Jonas, un tanto ofendido se da la vuelta y se aleja lentamente

Roman:- Es broma chico, entiendo a lo que te refieres y si puedo explicartelo. Solo que no puedo robarle tiempo a u trabajador activo

(Jonas lo mira confundido)

Roman:- Comprendes lo que digo chico. Tomate un descanso y ven a tomar algo conmigo. Es lunes, hay muy poco movimiento

Jonas sonríe, se da la vuelta y se dirige a la cocina para pedir que le adelanten su descanso. Su jefe, un tanto dudoso lo permite con la condición de que alguien lo cubra. Jonas se quita su delantal y se acerca a la mesa. Se para de frente a Roman. Este con un ademán lo invita a sentarse

Roman:- Uff. he tenido que pedir un agua, ha sido desgastante llegar caminando hasta aquí-

Jonas:- ¿Vive cerca?

Roman:- Podría decirse-

Jonas: -¿Qué tan cerca?-

Roman:- Vivo cerca de la colina Turín

Jonas:- ¿Colina tu..? Eso no es cerca Román, ni siquiera se puede decir que es dentro de la ciudad

Roman:- Claro que es dentro de la ciudad-

Jonas teclea en su celular

Jonas:- Segun esto la colina está a una hora de nuestra ubicación. ¿Como caminas tanto sin parecer agotado?

Roman:- (entre risas) obvio no camino tanto, tomo un camion que me deja cerca-

Jonas:- ¿Qué tan cerca es cerca para ti?-

Roman:- Como a 30 minutos de aquí

Jonas:- 30 minutos a pie, wow. ¿P-p-puedo preguntar que edad tienes?

Roman:- 90 años. ¿Estás tratando de decirme viejo?

Jonas:- Nooo, bueno, osea, si, pero no

Roman:- Le estas dando muchas vueltas a una cosa chico ¿a que quieres llegar?-

Roman y Jonas son interrumpidos por un mesero que lleva un agua en la mano. Se la entrega a Roma y le ordena algo

Jonas:- A lo que quiero llegar es ¿Por que caminar tanto para tomarte un espresso?

Roman:- Bueno, tal vez no lo intuiste ya, pero soy un hombre viejo, soy jubilado, tengo una pensión del ejército. Tengo tiempo de sobra, algo que tu generación gasta en tanto en conseguir yo lo obtengo gratis y de manera orgánica

Jonas:- A lo que me refiero es ¿realmente vale la pena venir hasta acá a pie? digo no somos ni de lejos el mejor café de esta calle y, además ¿no tienes automóvil?

Roman("Ríe fuertemente unos segundos):- No creo que deberias hablar asi del lugar donde trabajas ¿no crees?. Y si, si tengo un coche, pero pues.....

Jonas: - Aja-

Roman:- No se, no me gusta traerlo, siempre es un problema estacionarse, y los estacionamientos son muy caros

Jonas(Con mirada incrédula):- Roman, lo primero que me dijiste hoy fue que a habia mas confianza ¿por que no me cuentas bien?

Roman:- Nahh, es una historia muy aburrida y larga

Jonas:- Pues tengo tiempo para algo asi

Roman:- Pues simplemente me gusta caminar, es todo (Suelta una risa cuatelosa)

Jonas:- ¿Pero por qué? Venga, Roman, nadie camina tanto sin ninguna razon

Roman:- Esta bien, me atrapaste.He sido un sentimental toda mi vida. Estas calles las recorro desde que tenía tu edad, incluso desde antes:-

Jonas:- ¿Y que hacias cerca de estas calles? ¿Vivas por aquí?

Román:- Para nada chico. Viva mas cerca que ahora, pero no lo suficiente como para decir que esta era mi barrio

Jonas:- Entonces ¿por qué tanto cariño a esta calle?

Roman:Por que la vida de esta ciudad estaba en esta zona. Corría colina abajo a la panadería de Fresno Verratti. Sobre esta calle estaba antes el taller de Jorgio, el primer lugar donde trabaje. Y también fue la calle donde vimos caer al ejército de Mussolini

Jonas:- Espera espera ¿Luchaste con la resistencia?

Roman:- Claro.(da un sorbo a su cafe). No pensarás que luche para esos cerdos fascistas ¿o tan malo me crees?

Jonas:- Claro que no don Roman. Solo que no lo imaginaba como un guerrillero

Roman:- Ninguno de nosotros nos imaginamos como guerrilleros. Pero llegó un punto en donde ya no podíamos aguantar a las camisas negras, no dejaban de hostigarnos, y cuando atacaron al taller donde trabajabamos tuvimos que actuar

Jonas: ¿Por que habla en plural don Roman?-

Roman:- ¿Como que por que? Por que estoy hablándote de mi amigo

Jonas:- No ha mencionado a nadie más

Roman:- ¿Ah no? Lo siento. Me referia a mi amigo Ricciardo

Jonas:- Nunca me había platicado de el ¿Quien es Ricciardo?

Roman:- Ricciardo es, era. Bueno mas bien era y es mi mejor amigo de la vida. Lo conozco desde que eramos bebes. Trabajabamos juntos en el taller mecánico y juntos decidimos que era lo correcto unirnos a la resistencia

Jonas:- Wow ¿Entonces que más ocurrio aqui?

Roman:- Bueno, tuvimos una guerra de guerrillas en el centro de la ciudad. Los acorralados y aquí fue donde cayeron, justo en esa esquina(Román señala un punto ) justo allí se rindieron ante nuestro general

Jonas:- Ahora entiendo por que es bueno para ti venir aquí ¿No te molesta pensar que aquí murió mucha gente de tu bando y del otro?

Roman:- Ciertamente no chico. Yo personalmente no vi morir a ningún partisano aquí, y los que murieron de ellos merecían pagar. Aquí solo recuerdo gloria, celebración y felicidad. Creo que en esa época Ricciardo y yo éramos muy jóvenes para entender lo que esas celebraciones significaban, pero eso si. Ese sentimiento de levantarse cada mañana a defender a tu ciudad sin la garantía de que volverías a casa para la noche no la he vuelto a sentir jamás-

Jonas(Sonríe emocionado):- Creo ahora entiendo por que tanto gusto por el cafe que servimos

Roman:- ¿Cafe? ¡Oh no!, no es por eso que lo hago

Jonas:- No entiendo entonces ¿que te trae todos los lunes a la misma hora al mismo lugar?

Roman(Riendo a carcajadas mientras se retuerce en su asiento)- Calma niño, todavía no llegamos a eso. Me has preguntado por la guerra y te voy a contar sobre la guerra. Se que eres milenial y mesero, pero por un momento olvida eso y demuestrale a tu generación que puedes escuchar una historia sin prisas

Jonas:- Lo sé, lo siento señor Roman..

Roman:- Esta bien mocoso, tampoco es un regaño, levanta la mirada-

Jonas:- P-p-pero bueno ¿que hizo después de que tomaran la ciudad?

Roman(Sonríe de oreja a oreja):- Teníamos el orden de la ciudad pero estaba destruida casi en su totalidad. Nos quedamos en una especie de vigila creyendo que Mussolini envió a sus tropas de artillería pesada, pero lo único que vimos llegar fue a los americanos en sus tanques. Las noticias que llegaban de afuera eran horribles. Esos cerdos estaban acabando con todo y no podíamos quedarnos aquí. Oh bueno, él no podía

Jonás:- ¿El?

Roman:- Si, Ricciardo me arrastró con él para unirnos a los voluntarios con los americanos

Jonas:- ¿Así que él era el de las iniciativas?

Roman:- Siempre lo fue, incluso hasta su muerte, yo simplemente me dejaba llevar. Y eso nos llevó a pelear en lugares que jamás imaginamos. Florencia, Sicilia, Roma. ¡ Inclusive estuvimos en Grecia!

Jonas:- Parece que me estas contando una pelicula, no me imagino lo raro que debio haber sido para ti

Roman:- Si que lo fue chico. Estabamos viviendo algo que parecia ficcion,cada que sobreviviamos sentia una adrenalina unica, fue algo senti durante toda la campaña, pero como toda adrenalina en un punto tiene que bajar y volver a la calma

Jonás:- Fue difícil volver a casa ¿verdad?

Roman:- Claro que si. Vivimos un año entero en campamentos nómadas, vivimos creyéndonos algo así como un personaje de historietas. Las muchachas de los pueblos y ciudades donde nos parábamos nos hacen sentir como artistas. Nos daban comida, nos daban ropa, buscaban nuestra atencion. No dejaban de idolatrarnos . Y cuando volvimos a la ciudad seguiamos con esa tonta idea(Ríe lentamente) y grave error. Esta ciudad es un hueso duro de roer. Cuando nuestros vecinos nos vieron llegar a la ciudad con Ricciardo con el brazo roto y yo con la nariz fracturada no les importo nada. Nos dieron cascos, una pala y empezamos a reconstruir nuestras casas

Jonás:- ¿Que fue lo primero que hicieron al volver a casa?

Roman:- Bueno el fue a visitar a su linda novia en las afueras. Esa relación duraría mucho, inclusive se casarían. Y yo, pues yo tenía que ver a mi madre y a mis hermanas que no habían tenido informacion mia en mucho tiempo ¡Incluso me daban por muerto! jejeje

Jonas:- ¿Pero juntos qué fue lo primero que hicieron?

Roman:- Buena pregunta niño. Recuerdo que un sabado despues de estar todo un día reconstruyendo el baño de la casa él decidió pasar a saludar y de ahí fuimos a dar una vuelta por toda la ciudad. Estamos intentando asimilar todo lo que ocurría, todo lo que habíamos vivido. Recuerdo que

fuimos a comer a un pequeño local allá.(Señala a un callejón enfrente de él)

Jonas(Interrumpe):- ¡Aja!. Es por eso lo del café entonces

Roman:- Nos sentamos a comer una pizza, Jonas

Jonas:-(Con mirada incrédula):- Bueno, lo siento por adelantarse, otra vez. Pero bueno me dijiste que las muchachas de los lugares por donde pasaban los trataban como dioses ¿no es cierto?. ¡Me imagino que te divertiste mucho en tus días libres!

Roman:-(Ríe en tono grave lentamente) Se por dónde vas niño. Pues no te voy a mentir, si nos divertimos mucho. Sobre todo en Grecia. Pero ciertamente sin saberlo mi corazon ya le pertenecía a alguien específicamente

Jonas:- Eso suena muy profundo. ¿Quien era la afortunada entonces ¿La conociste en la guerra?

Roman:- Pues a la "afortunada" efectivamente la conocí en la guerra. Una linda chica Romana que conocí cuando nos instalamos en el centro de la ciudad

Jonas:- ¡Ah, una “lupa”!

Roman:- Y si, una loba en todos los sentidos de la palabra (Rie estrepitosamente)

Jonás:- ¿Y qué ocurrió con ella?. Digo, la conociste en la guerra, donde habias conocido a otras cientas de chicas ¿Que la hizo diferente al resto ?

Roman:-Hubo algo desde el primer instante que nos dejó flechados, bueno no se si a ella le ocurrió igual pero a mi si. Yo supe desde el primer dia que no conocería a ninguna mujer como ella. Para el final del mes cuando nuestro batallón se iría de la ciudad yo ya le habría pedido la mano frente a su familia, y ella aceptó. Le prometí que cuando todo aquello terminara y yo tuviera una casa propia y la capacidad de darle una vida como se la merecía volvería por ella a Roma. Mis esperanzas se mantuvieron por que le enviaba cartas que ella respondía cada que podía. Cuando volvimos a casa no podía sacarme la idea de la cabeza de que le habría hecho una promesa a la chica mas linda de toda Italia y que tenía que cumplirla. Me moví por muchos lados y encontré una subasta clandestina en las afueras de la ciudad. Cada viernes se reunían a subastar propiedades de los fascistas. Y una noche estaban subastando un pequeño terreno a las afueras que estoy seguro me cedieron a ese precio por ser un veterano, por que de otra forma no me explico que alguien vendiera una terreno a esa miseria de precio. Cuando conseguí el terreno regrese a Roma para llevarme a Romina y aunque sabía que no podía darle la vida de reina que se merecía podíamos luchar para hacer una vida de reyes, y acepto

Jonas:-. ¿Y donde le propusiste matrimonio?

Roman:- Allá abajo, cerca de la costa había un pequeño restaurante . Le escondi la sortija en un tiramisu. Ella es de las que devora las cosas y casi se come el anillo

Jonas:- (Sonríe emocionado con los brazos cruzados y recargado sobre su asiento) Es hermosa la historia. Ahora entiendo perfectamente por que tanto cariño a esta calle, al esspreso y al tiramisú

Roman(Niega con la cabeza)

Jonas:- ¿Que? ¿Me he equivocado otra vez?

Roman:- No te has equivocado. Si, el postre claro que también guarda ese bonito recuerdo, pero no es la razon por la que lo pido o la razon por la que vengo aquí cada lunes. Hay que ser pacientes chico, escucha. Por cierto, ya se ha demorado mucho el pastel

Jonas:- Lo se. Igual ordene una soda y no se donde esta. Tal vez debería ir a asomarme a la cocina

Roman:- No, no. Esta bien. No te vayas

Jonas:- ¿Seguro? Puedo ir a meter pre..

Roman(Interrumpe):- Se que si te vas no volverás, y no por ti, pero tu jefe te vera ahi y te pondra a trabajar

Jonas:- ¿Asi de mediocre es el servicio siempre?

Roman:(Ríe a carcajadas y lo niega con un ademán)- No. Escucha, niño. Si quieres una respuesta rápida para volver a trabajar lo entiendo, solo dimelo. La contestación a tu pregunta es porque simplemente me gusta tomarme un café mientras como un tiramisu aquí en la calle de las rosas. Pero si en cambio decides quedarte a tener una platica amena conmigo podras escuchar toda la historia que tiene por detras. Tu decides, si decides irte no me ofendere, pero no puedo resumirte todo lo que representa esto en un minuto

Jonas:- Prefiero quedarme entonces, solo espero que tu postre llegue rápido

Roman:- Tal vez es por que les falta su mesero más rápido(Sonríe y levanta una ceja)

Jonas:- En fin. Me contaste que le propusiste matrimonio ¿y que paso despues?

Roman:- Pues fueron momentos duros. No teníamos casi nada de dinero para pagar un evento decente y tuvimos que sacrificar algunas cosas, como nuestra comodidad

Jonas:- ¿Como que su comodidad?

Roman: Me refiero a que tuvimos que dormir en el piso, comer en el piso y sentarnos en el piso. Y los dos trabajabamos en diferentes lugares, todo con tal de poder pagar un pequeño lugar y una cena para las personas a las que queríamos. Fueron tiempos difíciles pero tuvimos la fortuna de tener gente alrededor que nos ayudará

Jonas:-(Se acomoda en la silla):-¿En que te ayudaron?

Roman:- Bueno, ya sabes, cosas básicas. A conseguir un lugar, a pagar la comida, a arreglar las mesas, las sillas La esposa de Ricciardo incluso le hizo él vestido de novia a Romina por un precio bastante bajo. Fueron meses de mucho trabajo pero al final con la ayuda de varios de nuestros mejores amigos pudimos pagar una cena en un pequeño lugar a las afueras de la ciudad. Un enorme patio rodeado de mesas con las personas a las que mas queriamos celebrando que me estaba casando con la mujer a la que más había amado en mi vida. ¿Sabes Jonas?. Me sentía el tipo con más suerte en toda Italia y tal vez en el mundo(Una sonrisa se dibuja en su cara y algunas lágrimas comienzan a escurrir)

Jonas:(Sonriendo de lado a lado)- Que linda historia. Me imagino que tuvieron hijos ¿no?

Roman:- ¡Claro!. Tres pequeños monstruitos. Alonzo, Paulo y mi hermosa Renata. Son tres personas increibles, algun dia que vengan te los presentare

Algun dia podran juntarse de nuevo. Es que cada quien está haciendo su vida ya. Renata vive en Madrid, Alonzo montó un restaurante en Roma y Paulo está probando suerte en los Estados Unidos

Jonás:- Que bueno que les va tan bien, supongo que no se puede esperar menos al tener un padre como tu. Pero me imagino que paso mucho tiempo antes de que decidieron tenerlos ¿no?. No te tomes esto a mal, pero por lo que me cuentas el Roman de esa época no suena a ser un entusiasta de cambiar pañales

Roman:- Definitivamente no. Cuando nos casamos vivimos un momento tan raro. Era una vida en la que solo estábamos enfocados en pasarla bien. Yo tenía mi trabajo en un par de talleres y Romina había montado una pequeña cafetería asociada con una vieja amiga suya que acababa de llegar de Roma. Cuando la cafetería rindió lo suficiente en ganancias pude comenzar con un sueño que tenía cuando era mas chico: abrir mi propio taller mecánico. Aunque la verdad sabía que no podría yo solo, asi que me asocie con....

Jonas:-Con Ricciardo-(Recarga toda sus espalda contra la silla, cruza los brazos y sonríe)

Roman:- ¿Como lo supiste?

Jonas:(Lo mira incrédulo)- ¿Sabes? Pense que era broma eso de que hacían todo juntos

Román:- Yo no exagero chico. Abrimos el local con la idea de que él se encargaría de administrar el dinero y yo del área de trabajo. No se que paso exactamente, pero crecimos demasiado rápido, y en un año ya teníamos la capacidad de contratar gente y de dejarlos hacer todo el trabajo duro. No me di cuenta cuando pase de ser el único mecánico del lugar a administrarlo. Esto nos ayudó a Romina y a mi a poder hacer lo que quisiéramos con más espontaneidad. Un dia amaneci con ganas de comer en un sitio que había descubierto en Roma cuando iba a ver a Romina, asi que me desperté, avise a Ricciardo que tenía un compromiso del que dependía mi matrimonio, desperté a Romina, subimos al coche y estuvimos en Roma tres días. Y suena bastante irresponsable, pero esto era algo que ocurría de vez en cuando. A veces era yo queriendo cumplir un capricho, a veces era Ricciardo queriendo cumplir uno de su esposa, a veces era yo queriendole cumplir uno a Romina. Habia dias donde ni quisiera abríamos el taller por estar cada uno con sus cosas. Pero estaba bien. Los dos entendíamos lo que hacíamos y no nos importaba, simplemente lo hacíamos. Esos fueron los años más bellos que recuerdo. Haciamos de nuestra vida lo que queriamos. Pero después de un rato la rutina de trabajar, viajar a ciudades cercanas y salir con los amigos aburre. Y ya se que suena dificil imaginarlo para alguien con una figura como la tuya(señala de arriba a abajo el atletico cuerpo de Jonas) pero nosotros nos aburrimos de vivir solamente para nosotros. Intentamos viajar más lejos. Fuimos a Grecia, estuvimos por Yugoslavia y Alemania. Inclusive nos dimos el lujo de volar a Nueva York para el año nuevo de 1969. Y claro que era emocionante, pero necesitábamos otro tipo de emociones, y ahí fue cuando decidimos tener hijos

Jonas:- Me imagino que la vida cambió mucho ¿no?. Yo no soporto a mi sobrino pequeño que ni es mi hijo, no mi imagino lo que sufriste

Roman:- Ni te imaginas que tanto puede cambiar tu vida en 9 meses. De por si el embarazo fue un proceso muy difícil para los dos por que "la señora" tenia cambios en su actitud muy constantes que se sufren las embarazadas, pero nosotros no sabíamos eso. Para ella simplemente era algo que sentía y para mi se estaba volviendo loca. Pero nos acostumbramos a vivir con una panza que todos los dias crece mas hasta que simplemente nació Alonzo. Fue otro de los grandes cambios que he tenido en mi vida. Ya no solo estaba viviendo para mi y para Romina, ahora también estaba viviendo para una micro persona que me tomaría como mayor ejemplo, asi que tenia que hacer las cosas bien. Eso si, nadie te dice que los primeros días en el hospital serán tan distintos a la vida que lleves después

Jonas:-¿Por que lo dices?

Roman:- Por que los primeros días cuando el bebé acaba de nacer y tu esposa está todavía un poco sedada la vida es muy tranquila. Sientes como si te acabaran de regalar un cachorrito. Lo ves hacer de todo con mucha ternura, no puedes creer que esa cosita tan hermosa saliera de tus hue... digo, de tu genética y obviamente de la de tu esposa. Pero si, los primeros días son muy lindos, pero cuando llegas a casa se acaba la tranquilidad(comienza a reír suavemente). Dormía un promedio de 4 horas al día entre llantos, gritos, dolores y cambios de pañal. Ademas tenía que arreglármelas solo por que Romina se había enfermado. Fueron meses pesados, pero era el cambio que necesitaba en mi vida. Nos acostumbramos rápidamente y de repente ya había nacido Paulo y a los pocos años Renata también. Suena a poco tiempo, pero Jorge le lleva 4 años a Renata. Descubrimos a las malas que el tiempo como padre se consume más rápido, pero no lo cambiaría por nada. Nada me ha llenado más que ser Papa, y sobre todo el compartir esa aventura con una mujer tan especial

Jonas:-(Suelta unas lágrimas) Un amor a la vieja escuela. Pero bueno, me imagino que Ricciardo todavia va a salir en esta historia ¿verdad?

Roman:- (Abre los brazos en señal de obviedad). Cuando el taller cumplio 10 años de existir el decidio que ya estaba un poco cansado de administrarlo, así que me vendió su parte del taller y yo me quedé completamente al mando del lugar. En esa época el gobierno nacional comenzó a darnos una pequeña pensión a quienes habiamos formado parte oficialmente de el ejercito del reino del norte y de la resistencia, así que el no tenía que preocuparse mucho por no trabajar en el taller y comenzó a trabajar en la costurera de su esposa

Jonas:- ¿No te afecto un poco dejar de ver a tu mejor amigo a diario?. Digo, se veían todos los dias practicamente desde los 17 años

Roman:- Pues lo mínimo. Nos dimos cuenta de que verse solamente de vez en cuando lo hacia mas divertido. El ver a la misma persona todos los dias, compartir todo con el incluido tu trabajo es bueno al principio, pero después se integra a tu rutina y puede llegar a hartarte por más buenos amigos que sean. La monotonía me aburre

Jonas:- Nunca lo habia visto asi. Pero creo que es por que no tengo a ningun amigo con quien me lleve de esa forma

Roman:- Seguro que lo tienes, pero a veces no te das cuenta por que tienes muchos amigos, seguro ese es tu caso. En el mio era solo el y dos más a veces. En fin. Cuando Ricciardo se fue las cosas cambiaron mucho en el taller. Me asocie con unos familiares de Romina en Roma para abrir sucursales del taller fuera de la ciudad. Nos fue muy bien con esa idea. Abrimos tres sucursales en Roma y una en Turín y con lo bien que nos iba pudimos promocionarse en dos carreras de la Fórmula 1. Fuera de eso mis chicos estaban creciendo y cada fin de semana habia algun evento al que asistir. Paulo tenía sus noches de improvisación con el grupo de teatro de la ciudad cada viernes. Jorge esperaba cada fin de semana para probar sus nuevas recetas de cocina cada fin de semana y Renata jugaba al baloncesto los sábados y domingos, así que mi vida se convirtió en eso. Toda la semana administrando el taller, el viernes ir al teatro a ver a Paulo, el sábado vigilar a Jorge para que no quemara la casa y los domingos ir a la duela a ver a Paula. Era entretenido, pero me aburro rápido de las rutinas y cada que podía buscaba cambiarla y la única forma en la que podía era saliendo con Ricciardo

- Jonas:- Vaya, ya habíamos pasado cinco minutos sin mencionarlo, ya me habia asustado ¿cada cuanto salian?

Roman:- (ríe fuertemente) Te digo que no exagero. Cada que podríamos inventarnos una excusa salimos a algún sitio. A veces él iba a mi casa, a veces yo a la suya. Alguna veces íbamos al estadio a ver un partido, a veces íbamos a alguna discoteca, a dar un paseo en moto por las afueras. A veces íbamos a bares y cuando nos volvimos muy viejos ibamos a algun cafe. Eso era lo único que necesitábamos a veces, sentarnos a platicar mientras tomabamos o comíamos algo.

(Se hace un pequeño silencio)

Jonas:- ¿Todo bien Roman?

Roman:- Todo perfecto ¿no me vas a interrumpir?

Jonas:- ¿Interrumpirte? ¿Yo?. Eso es algo del viejo Jonas(rie mientras se acomoda en su silla)

(Un mesero interrumpe la plática para entregarles el postre)

Jonas:- ¡Por fin! ¿Que pasa adentro Marco?. ¡Este señor ordeno ese tiramisu hace 20 minutos!

Marco:- Jodete Jonas, deberias estar en la cocina

(Marco se gira ofendido)

Jonas:- Ay Marco, es una broma hombre. ¡No te me pongas especialita por favor! (le envia un beso)

(Roman ríe fuertemente mientras golpea su pierna suavemente por la risa)

Jonas:- ¿Y ahora que te dio risa a ti?

Roman:- Por eso(señala hacia Marco). Dime ¿ese chico es tu amigo?

Jonas:- Es el tipo con el que mejor la paso aquí. Así nos llevábamos de pesado, no se por que se ofendio esta vez

Roman:- Me recordó justamente a como nos llevábamos Ricciardo y yo. Si un desconocido nos veia como nos hablabamos podía pensar que nos odiábamos y que estábamos cerca de comenzar a golpearnos pero no, simplemente era el estilo

Jonas:- Ahora que volviste a hablar de el volvamos al tema. Creo que llegamos a lo del café antes de tiempo por que dijiste era en su época de viejos y con todo respeto eso no suena a hace mucho tiempo(señala a Roman de arriba a abajo)

Roman:-(Le saca el dedo a Jonas mientras rie) Tal vez y tal vez no. No estábamos tan viejos pero habia dias donde preferimos sentarnos en alguna cafetería como esta. Son sitios tranquilos, todo el mundo parece entender que a estos lugares solo se viene a comer y platicar, incluso los niños pequeños Cuando estábamos abrumados por problemas en casa y en el trabajo íbamos a la cancha a ver un buen partido, sacando toda la frustración en gritos hacia los jugadores rivales. Pero cuando estábamos con flojera y cuando nos salía el señor de nuestro interior y solo queríamos platicar tranquilamente veníamos a un lugar como este, tomábamos un café o algun vino y compartimos una pizza o un postre

Jonas:- Eso no es una actitud de viejo, eso lo hacemos todos, incluso yo cuando estoy harto del trabajo

Roman:- Pues dejame decirte que si son actitudes de señor. No tienes que ser viejo necesariamente para hacerlo. Puedes ser el tipo más joven y tener gustos de señor de 60 años y también ser alguien de 60 años y actitudes de chico de 20. Me gustaba hacer todo eso, pero había algo en el hecho de ir a comer y tomarnos un cafe, era como el acto de que mas me causaba paz interior. Eran buenos escenarios para reflexionar y para entrar en armonía con uno mismo. Fue el escenario que me ayudó cuando mi primer hijo se fue de casa, cuando falleció mi madre. Inclusive cuando Ricciardo ya había fallecido hacer esto me seguía llevando a un lugar tranquilo, cuando mi esposa partió fue lo único que me ayudó

Jonas:(Se endereza en la silla y se acomoda el cuello)-¿Hace cuanto falleció tu esposa?

Roman:- No falleció, simplemente me dejo

Jonás:- ¿Que fue lo que paso? Digo, si se puede saber

Roman:- Pues ningún matrimonio es perfecto Jonas, es algo que deberías entender

Jonas:- Lo entiendo perfectamente, pero no parecían tener tantos problemas como para llegar a eso. ¿Que paso? ¿Una infidelidad? ¿Nunca se amaron?

Román:-(Se levanta los lentes) Siempre nos amamos, inclusive yo no he dejado de hacerlo y dudo mucho que llegue a dejar de amarla alguna vez, pero simplemente se enteró que no era la persona a la que mas habia amado

Jonas:-L-¿Le pusiste el cuerno?

Roman:- Tampoco. Simplemente se enteró que no era ella persona que más había amado en mi vida

Jonas:- ¿Le dijiste o se enteró sola? ¿Y a qué te refieres con que no era la persona a la que más habías amado? ¿A quien se supone que amaste más..

Roman:-(Con mirada seria) Tranquilo chico, puedo contestar todas tus preguntas, pero una por una. Yo siempre había creído que mi corazón le pertenecía solamente a Romina. Desde el primer momento que la vi había decidido que quiera casarme con ella. Cuando la vi en mi cabeza comencé a imaginar cómo sería nuestra vida juntos, como un niño cuando le gusta una niña, así de puro era el sentimiento y la atracción. Cuando comenzamos a vivir juntos y a pasar todo lo que pasamos juntos supe que había elegido a la correcta, pero siempre, muy en el fondo algo no me dejaba ser completamente feliz. Había algo que volaba las cabezas en las noches que me hacía dudar de si realmente era feliz. Al principio pense que era la monotonía, creia que era la vida de pareja unica, creía que extrañaba la vida de ir por ahí conquistando a una niña diferente por semana , pero no, no era eso. Despues pense que era la emoción de ir recorriendo el país, pero tampoco lo era. Pense que era el hecho de que necesitaba tener hijos pero no, tampoco, por que los ame y amo con todo mi ser pero tampoco podía sentirme pleno. Extrañaba el hecho de sentirme pleno, solo lo había sentido dos veces en mi vida. Cuando luchábamos contra Mussolini y cuando salíamos en término de novios Romina y yo. Pero entonces descubrí que estaba sintiéndome completamente feliz en otro sitio con otra persona, pero no pude terminar de comprenderlo hasta que fallecio, ahi fue que entendí las cosas muy tarde

Jonas:- ¿Hace cuando sucedió lo de tu esposa?

Roman:- Hace tres años. Hable con ella todo esto que estoy hablando contigo y ella misma me ayudó a entenderlo mejor, ella misma se atrevió a decir lo que yo mismo nunca pude

Jonas:- ¿Puedo saber quien es esa persona?

Roman:- Bueno, Jonas, si pusiste atención a la platica solo necesitarás entender el lugar. Esa persona y yo disfrutamos de ir a las cafeterías, pero específicamente le encantaba esta calle. Hace algunos años este sitio estaba lleno de cafeterías bastante agradables, y un buen día descubrimos una pequeña casa que empezaba con un pequeño proyecto llamado "café duomo" y nos llevamos la sorpresa de que su pastelero preparaba el mejor tiramisú que habíamos probado en nuestras vidas. Se hizo nuestro lugar predilecto de la calle, nos encantaba sentarnos en las mesas de calle, platicando y bebiendo un buen café. En esas reuniones de café yo me sentía el hombre mas feliz del mundo, no creía que pudiera estar más contento, veía la belleza en todo lo que nos rodeaba, hallaba cada cucharada de ese pastel la cosa más deliciosa que hubiera probado en mi vida y sentía nuestras charlas como las más interesantes que pudiera tener. Era mi lugar feliz, mi momento preferido del mes. Estando aquí todo era belleza, pero al volver a casa todo gris, monótono, falso. Yo creía que era la magia del café, pero Romina lo entendió rápidamente, ella sentia lo mismo conmigo cuando íbamos al restuarante calle abajo donde le propuse matrimonio, pero cuando el lugar cerró entendió que no era el lugar, era la persona, y era lo mismo que yo sentía según ella. Yo siempre creí que su postulado no podía ser más falso

(Se crea un silencio)

Jonas:- Roman.. ¿Cuando falleció Ricciardo?

Roman:- ¿A qué viene tu pregunta chico?

Jonas:- Solo es curiosidad (dice en voz baja)

Román:- ¿Que estas insinuando mocoso?

Jonas:- Absolutamente nada, solo respondeme por favor

Roman: No, primero respondeme tu a mi ¿Qué estás insinuando bastardo?

Jonas:-No estoy diciendo nada Roman, solo res..

Roman:- ¡He dicho que me respondas!(pega un golpe a la mesa) ¡¿Qué mierda estás insinuando mocoso estúpido?! ¡No te atrevas a evadirme con otra pregunta

(El golpe sobre salta a los demás clientes. Roman, con la cara roja respira cansando y Jonas lo mira con cara seria)

Jonas:-(Suspira y le da un sorbo a su bebida):- Ve como has puesto a todos Roman, rompiste con la tranquilidad que tu mismo dices que todos respetan de estos lugares. No estoy insinuando nada, solo quiero que me respondas la pregunta que te hice

Román:-(Se acomoda en su silla, bosteza y mira hacia otro lado) No me gusta hablar de eso

Jonas:- ¿Por que no?

Roman:- Por que es la muerte de mi mejor amigo, niño tonto(sigue mirando hacia otro lado)

Jonas:- Ok, primero que nada no te estoy atacando ni queriendo ofender, no se porque tu lo haces. Y segundo, lo entiendo, yo tambien se que hablar de la muerte es duro, pero solo es una fecha que te pido que recuerdes, no que recuerdes todo lo demás

Roman:- Aun asi, no me gusta tratarlo, sobre todo con meseros desconocidos

Jonas:- Pense que eramos amigos, Roman. Inclusive me pediste que viniera a hablar contigo y yo acepte, incluso estoy arriesgando tiempo y mi sueldo por hacerte compañía

Roman:- Nadie te ha obligado, si estas aqui es porque quieres. Si pierdes dinero es porque eres estúpido, no por otra cosa

Jonas:- No, bueno sí, tal vez si soy estupido, pero no por venir aqui se demuestra eso. El estar aquí solo demuestra que intento cumplir mi deber como amigo. Yo te considero mi amigo ¿y tu?.(le sostiene la mano)

Roman:- (Voltea su cara hacia Jonas pero baja la mirada al suelo)- Falleció hace tres años, tenía cáncer pulmonar(comienzan a escurrir lágrimas de sus ojos)

Jonas:- ¿Cuanto tiempo tardo Romina en darse cuenta?

Roman:- Unos 6 meses, comencé a sentirme raro y ella lo noto

Jonas:- ¿Que sentias?

Roman:- Me sentia vacio, ya no tenia ganas de vivir. Al principio pense que era normal, habia perdido a un amigo, pero ya habia perdido a varias personas importantes y esto se sentia distinto

Jonas:-¿Que paso con tus hijos?

Roman:- Ella les dijo todo. No quieren voltearme a ver. Solo Paula me habla de vez en cuando, ninguno de los otros dos, ni Romina han dejado que me explique(rompe en llanto. ¡Solo quiero que me entiendan! ¡Yo no pedi nacer asi Jonas, yo no elijo sentirme como quiero! ¡Yo no sabia que se podía llegar a sentir algo asi, yo solo era su amigo!

Jonas:- No es tu culpa Roman, pero están molestos y tu tambien deberias intentar comprenderlos. Están enojados por que reprimiste el sentimiento toda tu vida, creen que vivieron un engaño

Roman:- ¡Pero es que no los engañe! ¡Todo lo que viví, todo lo que les dije, todo lo que sentí lo hice porque queria y por que los amo! ¡Yo no elijo sentir esto!

(Llora en silencio un rato mas y despues se detiene)

Jonas:- ¿Ya estas mas tranquilo?

Roman:-(Jala mucosidad). Si, ya lo estoy

Jonas:-Roman, ya entendi lo esencial de mi pregunta, pero si profundizo mas sigo con la misma duda ¿por qué sigue viniendo aquí?

Roman:- Por que es el único recuerdo que tengo de él. No puedo ir a su casa con su esposa y con sus hijos, por que ellos ya conocen tambien la historia, saben lo que sentia por mi amigo y que él nunca lo supo. Así que básicamente venir aquí es la única manera en la que puedo sentir que está vivo y que esta conmigo

Jonas:- ¿No crees que deberías dejarlo ir?

Román:- No, la verdad no. Escucha, Jonas, tal vez es fácil para ti olvidar amores que has sentido, por que eres muy joven. Claro que debes haber sentido algo como esto alguna vez, y claro que te ha dolido no poder hacer nada para que la persona a la que amas se quedará contigo, pero eres muy joven, tienes una increíble vida por delante. Pero yo no, yo estoy viejo, he vivido ya muchas más cosas de las que debía haber vivido una persona normal, me enamore, me rompieron el corazon, me case, viaje, compre una casa, estuve en una guerra, estuve cerca de morir, tuve nietos. He gastado mi tiempo de vida de buena manera.Para mi yo he llegado a mi limite, ya no hay para donde mas caminar, he cumplido con el último de mis pendientes ya, uno que venía arrastrando desde hace mucho. Ya no tengo a donde ir ni con quien ir. Mi esposa me dejó, mis hijos están viviendo sus vidas y ya no quieren saber nada de mi. Tengo 88 años, se que la muerte está muy cerca, y ciertamente ya no me asusta, la espero de hecho. Para la gente como yo vivir de los recuerdos es bien visto, por que vivimos y dimos todo lo que teníamos que dar y dejar ir al recuerdo más precioso que tengo con la persona a la que mas ame en mi vida sería quitarle el poco sabor que le queda a esto, así que mi respuesta es no. Mientras pueda seguiré prefiriendo venir a tomarme un café a la calle de las rosas, ahi esta tu respuesta final ¿Dudas?

Jonas:-(sonríe ). No señor Román, ahora coma su tiramisú, que las moscas no tardan en comenzar a molestar

-FIN-

11. Mai 2020 01:21:26 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
1
Das Ende

Über den Autor

Adolfo Cabrera Mi mami me dijo que se escribir Tratando de encontrarme Capitulos y cuentos pequeños cada 15 dias Checame en instagram @uncle_chofo_9

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~