S
S. Ami


Este es un breve ensayo que trata de concientizar a las personas sobre el respeto y la responsabilidad ambiental que deberiamos tener, por esta razón, no habla explícitamente del coronavirus sino más bien de nuestro querido planeta...


Historische Romane Alles öffentlich.

#Planeta-y-CORONAVIRUS #coronavirus
Kurzgeschichte
3
4.5k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

♡ ----- El impacto positivo del coronavirus ----- ♡

Fue necesario una enfermedad para generar conciencia en las personas...?

Este año, el mundo ha sufrido una enfermedad infecciosa jamás antes vista. Esta pandemia es causada por un nuevo tipo de coronavirus (organismo que pertenece a una extensa familia de virus que provocan enfermedades leves, como un resfriado, o enfermedades graves, como el síndrome respiratorio agudo severo). Es alarmante la cifra de contagiados y muertos que ha acrecentado en tan pocos meses; el coronavirus se convirtió en un diminuto enemigo silencioso para las personas, pues ha traído mucho dolor y angustia. Por esta razón, todos nos hemos visto obligados a permanecer en nuestros hogares, respetando la cuarentena, para que así no haya más contagiados. Sin embargo, detrás de todo este oscuro matiz, hay un lado bastante positivo: gracias a la inactividad de las personas, nuestro querido planeta poco a poco se está recuperando de todo el daño causado por el mismo ser humano.

Año tras año, el planeta está más contaminado, más destruido, más corrompido… Cada vez hay menos bosques, menos agua limpia, menos aire puro… menos personas humanas. Al parecer, solo una minoría es consciente, o tal vez ¿todos conocemos el problema, pero muy pocos nos preocupamos por hacer algo? Entre las pocas soluciones para este problema, resaltan las ideas del ingeniero forestal norteamericano Aldo Leopold, que nos propone una transformación personal y específica de cada especie para así tener una visión más ecológica; busca que la ética de las personas se oriente al cuidado y al respeto del medio ambiente más que de sus propios intereses. Existen muchas interrogantes sobre esto, pero hay algo que está muy claro: el egoísmo del ser humano y su constante preocupación por generar capital sin importar las consecuencias es la principal causa de muchos de los problemas ambientales, sociales y climáticos; también de esta nueva enfermedad del coronavirus, que al final afectará a todas las especies.

El coronavirus llegó como una ráfaga, tan rápida, que ya no se la pudo detener. Muchas personas piensan que esta enfermedad es la única manera que encontró nuestro planeta para poder regularizarse, regenerarse, recuperarse. A pesar de todas las afecciones que el virus causó a las personas, el planeta ha reflejado cambios muy positivos. Entre los más notorios a lo largo de esta cuarentena se puede mencionar: los niveles de contaminación son más bajos, principalmente porque las fábricas ya no pueden producir masivamente y las personas ya no pueden utilizar sus automóviles; se han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero; ha mejorado la calidad del aire; y también el agua se vuelve cristalina cada vez más, sobretodo la de los mares, ríos, lagunas y lugares más concurridos por las personas…

¿Existe también un enfoque positivo de esta enfermedad para las personas? Pues sí, este virus ha cambiado varias cosas para bien. Un ejemplo de esto es la transformación de nuestra rutina, que muchas veces se volvía tan repetitiva e incluso superflua. Ahora es muy distinta, pues tenemos más tiempo para pasar con nuestros seres queridos, hacer cosas que nos gustan, descubrir nuevas herramientas (sobretodo tecnológicas)... o simplemente descansar. Antes de estar confinados a permanecer en casa, para la mayoría, esto era lo menos importante en nuestras agendas… Mucha gente ha aprovechado también este tiempo para desarrollar su creatividad. El internet se ha llenado de muchas ideas nuevas e innovadoras. Pero el aprendizaje más importante que nos ha traído esta enfermedad se relaciona con el valor que tienen nuestros semejantes, es decir, ha despertado nuestra preocupación por los demás y ha activado nuestro deseo de unidad. Gracias al virus, los actos de humanidad, que en la actualidad estaban desapareciendo, han acrecentado, pues muchas personas, tan pronto fueron afectados o vieron a sus seres queridos enfermos, han aprehendido a valorar la vida.

Entonces, sí, el virus nos ha hecho mucho daño, nos ha traído tristeza y oscuridad, ha hecho partir a tantas personas que queremos; pero al mismo tiempo nos ha traído muchas enseñanzas. Gracias a esta pandemia, el planeta tierra puede descansar un poco de tanta contaminación y los seres humanos, tal vez por obligación, nos hemos visto obligados a valorar lo que tenemos y a sentir verdadero aprecio por las personas que queremos. Por todas estas razones, el coronavirus no es del todo malo, pues nos hizo caer en cuenta que habían acciones que las estábamos realizando con mucha inconsciencia y nos ha comprometido con la idea de que desde ahora en adelante debemos cambiar. Solo queda una interrogante sobre este tema: ¿fue necesario un virus para que caigamos en cuenta del daño que estamos causando a nuestra tierra y a nuestra sociedad?


14. April 2020 23:05:15 4 Bericht Einbetten Follow einer Story
9
Das Ende

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Sofía C. Sofía C.
Buen trabajo, esta historia es muy buena :)
April 30, 2020, 21:26
Prince Gómez Prince Gómez
Interesante relato!
April 29, 2020, 21:33
SA S. Am
Hermoso!!
April 14, 2020, 23:22
~