P
Penelope Rose


La historia de un crimen del que ha huido por 13 años saldrá a la luz, ¿podrá salvarse y dejar todo atrás, o el asesinato de sus padres quedará impune y ella esclavizada por el resto de sus días? Dos agentes del FBI luchan por protegerla, Laura solo tendrá una opción rendirse o pelear hasta el final.


Erotik Nur für über 18-Jährige.

#romance #crimen #venganza #acción
1
1.8k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Mittwoch
Lesezeit
AA Teilen

I

Laura despertó gritando y sudando como siempre lo hacía después de sus horribles pesadillas, los sueños no eran tan seguidos como antes pero en estos días, cerca al aniversario de la muerte de sus padres, sus sueños aumentaban, haciendo casi imposible una noche completa de sueño; los recuerdos de esa horrible noche inundaban su mente, inmediatamente sacudió esos pensamientos, miró el reloj “Solo unos minutos después de media noche” dijo en voz alta sacando la frustración de su interior mientras se levantaba de la cama, no podía quedarse allí o los recuerdos regresarían a ella, la única forma que conocía para poder dormir profundamente era estar exhausta, así que empezó a hacer su rutina de ejercicios, con suerte después de un par de horas podría volver a dormir.


La alarma la despertó a las 6 a.m., aún con ojos somnolientos apagó la alarma y salió de la cama, “No esta tan mal, para haber dormido solo cuatro horas durante la noche” se dijo a si misma mientras se miraba en el espejo, frotando con sus dedos las evidentes ojeras, evidencia indiscutible de su sueño perturbado. Sin desperdiciar otro minuto empezó la rutina matutina para llegar al trabajo, como dueña del Café, debía llegar a las 7 a.m., abrir la puerta, recibir los empleados y preparar todo para la hora pico de la mañana, así que no había tiempo para contemplaciones, por suerte el local estaba solo a dos cuadras de casa y tenía tiempo suficiente para tomar un buen baño.


Durante la mañana el Café permanecía lleno, los clientes camino a sus trabajos pasaban a comprar sus cafés y seguir su camino, así que todo el mundo estaba en constante movimiento, Dean estaba atendiendo las mesas y tomando las ordenes, Sophie estaba demasiado ocupada preparando las frutas, panecillos y tortas, así Laura podía concentrarse en la máquina de café preparando los capuchinos, expresos y lattes. Después de la hora pico, tenía tiempo de sentarse y tomar su propio café, así que preparó un latte y un capuchino con canela y fue a sentarse a la mesa junto a la ventana dándole una mirada a Sophie para que se reuniera con ella, allí sentada tomando su capuchino, mirando la tienda de café, se sentía orgullosa de sus logros, por supuesto después de trabajo duro y sacrificio, pero había valido la pena, iba a cumplir 24 años tenía su propio negocio y con proyecciones de abrir otras tiendas durante el año, de alguna manera era feliz.


“Hola” la voz de Sophie la trajo a la realidad


“Hola dulzura” dijo Laura, dándole la bienvenida a su amiga con el latte que tanto le gustaba “Hoy fue más movido que lo normal, estoy exhausta”


“Puedo verlo, ¿de nuevo estas teniendo problemas para dormir?”


“No” respondió Laura inmediatamente “solo que anoche hubo demasiado ruido en el edificio, pero estoy bien” dijo ella con una gran sonrisa, que esperaba escondiera sus preocupaciones y su pasado.


“No luces nada bien, sabes que puedes ir y tomarte un descanso, yo puedo manejar la tienda por un par de horas y Dean estará aquí hasta la 1pm, estaremos bien y el mundo no caerá en pedazos solo porque tu descanses un poco más”


“Gracias, eres un sol” y lo decía en serio, Sophie era una buena amiga, la había conocido tres años atrás y era la única que la ayudaba con el Café, por supuesto Laura le pagaba por su trabajo, pero tenerla ahí era reconfortante, era la única persona en la que ella confiaba, aunque no tanto para hablarle sobre su pasado y las horribles circunstancias que la habían traído a Tampa.


“Es en serio, vas a asustar a todos los clientes con los círculos alrededor de tus ojos, estas a un paso de convertirte en zombi”


“Tal vez tengas razón” dijo Laura, analizando las posibilidades, recordando que por breves momentos esta mañana durante la ducha, pensaba en visitar la tumba de su Tia/Madre, pero alejó el pensamiento por la falta de tiempo y la tienda era su prioridad, pero mientras Sophie hablaba del trabajo diario en la tienda, Laura pensó en la opción de tomarse ese par de horas.


“Hola, ¿aún estas aquí? Houston a Laura…”


“Perdóname, estaba pensando que quizás tengas razón, si no te importa encargarte de la tienda por un par de horas, iré a casa a dormir un poco”


“Por supuesto que no me importa, estás loca? Yo amo esta tienda. Ve y descansa, todo va a estar bien” dijo Sophie, mientras se levantó de la mesa y trajo la chaqueta de cuero y el bolso de Laura, asegurándole que todo iba a estar bien mientras la acompañaba a la puerta.


Ella era su ángel – Pensó Laura- aun cuando Sophie era solo un año mayor que ella, era muy organizada y estricta con cada cosa así fuera mínima, siempre presionándose para ser la mejor pero también era cariñosa, feliz y entusiasta, era imposible estar triste con ella alrededor, traía la suficiente energía feliz a su mundo, con ese pensamiento Laura dio una Sonrisa a Sophie y salió por la puerta.


“Cuídate, estaré de regreso pronto” dijo mientras se cerraba la puerta detrás de ella.

Caminó algunas cuadras sintiendo la tibieza del sol en su rostro, la gentil brisa en su cabello y sonrió, habían pasado meses desde la última vez que había caminado sin preocupaciones o responsabilidades apremiantes, solo por el placer de sentir el sol calentar su piel, se dirigió hacia la parada de buses y esperó por la ruta que pasaba cerca al cementerio.


Tan pronto como pasó las grandes puertas de acero, sus pies ya conocían el camino, había venido muchas veces durante los últimos 4 años y la paz que encontraba en este jardín era tan reconfortante, que se sentía segura. Se detuvo frente a la tumba de su tía y sonrió, Susan Miller, el nombre de la persona que le salvó la vida siempre la hizo sonreír, sin su tía seguramente estaría muerta o peor, toda la vida estaría agradecida por darle una oportunidad. La tía Susan era su única familia en todo el mundo, pero falleció algunos años atrás debido a un cáncer. Todas las personas que la conocían creían que Susan era su madre, y de alguna manera lo era porque la cuidaba y la ayudaba a reconstruir su vida en un nuevo país.


Laura se acostó junto a la tumba de su tía y empezó a contarle las pesadillas de la noche anterior, los rostros, la sangre, el miedo que tuvo en el sueño donde aún tenía 13 años y vio cómo mataban a sus padres, cómo huyó de su dolor y no los ayudó, ella no volvió a ayudarlos. Mientras sus palabras salían de su boca y tiempo después las lágrimas bajaban por su rostro, lloró por un largo tiempo, hasta que se quedaba dormida.


***

Samuel, se quedó cerca del grupo de personas en el funeral de uno de los amigos de sus padres, su padre insistió en su compañía argumentando que estaba demasiado cansado para conducir, así que Samuel aceptó, de todos modos, había venido a Tampa para estar con sus padres, sin importar las circunstancias, y sólo le quedaban unos días más hasta que tuviera que volver a trabajar en Washington y recibir su nueva asignación.


Entonces la vio, a unos metros de distancia en las tumbas cerca de un gran roble, estaba acostada hablando consigo misma, él se quedó allí mirándola desde lejos, vio como temblaba y trataba de secarse las lágrimas que corrían por su rostro, y sintió pena por ella, la veía llorar con tanta pasión que pensó “cuan abrumador debe ser el dolor que ella está sintiendo”, y si algo sabía con certeza era que el dolor era aún más profundo cuando uno lo enfrenta solo. Después de unos minutos ella se queda quieta respirando calmadamente, se había quedado dormida, como si se hubiera activado el piloto automático, camina hacia ella sin poder detenerse hasta llegar al roble, desde donde podía verla perfectamente y se dio cuenta de lo hermosa que era, su largo cabello negro, sus labios rosados, sus largas piernas y su pecho redondo, con un toque de belleza latina que le intrigaba, quedó hipnotizado por la visión de ella y lo tranquila que estaba en ese momento, "Dios, eres una hermosa princesa", susurró, la observó durante largos momentos y se sentó bajo el roble tratando de memorizar su rostro y de no hacer ningún sonido que pudiera despertarla.


De repente, la voz de padre rompió el silencio "Samuel, ¿dónde estás?", Samuel se levantó inmediatamente, sorprendido por no haber oído a su padre acercarse, y tratando de detener su llamada antes de despertar a la bella durmiente, Samuel se llevó la mano a la boca indicándole a su padre que hiciera silencio, miró atrás para ver a la bella durmiente, pero ella ya estaba de pie cerca de la tumba y con grandes ojos color avellana llenos de pánico, Samuel trató de caminar hacia ella para tranquilizarla, pero ella sólo dio un paso atrás se dio la vuelta y corrió, "¡Maldita sea, "espera!"! Samuel trató de ir tras ella, pero su padre lo llamó de nuevo, se obligó a detener su cacería e ir a ayudar a sus padres, en todo caso él estaba aquí por ellos.


"¿Quién era ella?" pregunto su padre.


"Una belleza dormida que estaba admirando" susurró, y maldijo entre dientes por perderla y asustarla, recordó el pánico en sus ojos y sintió el dolor en sus entrañas "Sólo fui un estúpido" dijo caminando hacia el auto.


"Lo siento, no era mi intención interrumpir" dijo su padre, mirándolo con esos ojos brillantes.


"No interrumpiste nada; ni siquiera la conozco" dijo el en tono lastimero.


"Eso nunca fue un obstáculo para los hombres Harris", dijo sus padres con un tono de picardía.


"Vamos, es tarde" dijo, tratando de detener esta conversación con su padre y pensando en la princesa latina que se le escapó de las manos.


***

El pánico aumentaba dentro de ella mientras huía del extraño, ¿quién era? ¿Qué estaba haciendo allí? ¿La estaba siguiendo? ¿Sabía él...? Laura ya no podía respirar, así que se escondió detrás de un mausoleo y respiró profundamente, todavía asustada miró a su alrededor, pero no vio a nadie, se sentó en el suelo todavía temblando y las lágrimas rodando por sus mejillas son más tristes que antes, porque esas lágrimas representan el miedo, cuán incapaz era de protegerse a sí misma, tendría que vigilar siempre sobre su hombro?, caminó con cuidado hasta la parada del autobús y se fue a casa.


En la tienda el ajetreo de la tarde estaba cerca y Laura se sintió más que aliviada cuando entró en la tienda y vio la gran sonrisa de Sophie.


"Hola Sophie, gracias"


"Por supuesto Lau, te ves mucho mejor"

Laura guiñó el ojo pensando en el tiempo que pasó frente al espejo y en la cantidad de maquillaje que tuvo que utilizar para cubrir los círculos de sus ojos, pero sonrió en dirección a Sophie.


Después de unos minutos los clientes empiezan a llegar y empieza la hora más acelerada de la tarde, pastel, fruta, café, café con leche, capuchino, frappe etc... Sophie y Laura solían atender todo en la tienda para tener los procesos bajo control y después de unos minutos todos los clientes tenían su bebida y comida, Laura estaba agradecida por el trabajo porque esto mantenía su mente alejada de sus pensamientos y del incidente del cementerio, después de cerrar la tienda, Laura y Sophie limpian la cocina y la máquina de café y preparan todo para el día siguiente.


En su apartamento Laura se sintió mucho mejor, después de una ducha caliente una licra y una camisa eran el atuendo perfecto para estar en casa, bebió un vaso de vino y comenzó a leer el libro de Harry Potter que había comenzado hace dos días, pero no podía concentrarse en las palabras, su mente se deslizó en los recuerdos del día, al cementerio, estaba tan tranquila acostada junto a su tía que se durmió, era la primera vez que se dormía en un lugar público y la imagen cuando se despertó la calentó, estaba sentado junto al roble como una visión de su imaginación, pelo negro brillante, hombros anchos, brazos gruesos y en forma gruesos se marcaban bajo la camisa blanca que se ajustaba perfectamente a él, corbata negra y un abrigo gris en la mano, tropezando para levantarse, pero de repente ella escuchó otra voz e instintivamente se levantó, él se volvió para mirarla, y ella detallo su rostro, profundos y agudos ojos azules, la perfecta línea de su mandíbula y sus tentadores labios, pero cuando él dio un paso hacia ella, no tuvo control y el pánico se apoderó de su cuerpo y simplemente escapó, de alguna manera ella sabía que él no la lastimaría, esos ojos y esos labios no la lastimarían, pero su pánico era un terrible consejero.


Ahora el sonido de su voz la perseguía, en su tranquilo apartamento recordó su profunda y suave voz que se sentía como chocolate en su piel y se dio cuenta de que estaba hechizada por sus ojos.

"Un hombre para chuparse los dedos, definitivamente" dijo Laura.

25. März 2020 22:09:31 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
0
Lesen Sie das nächste Kapitel II

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 5 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!

Verwandte Stories