angelicaplaza Angélica Plaza

Jessica lo ha perdido todo en la vida, no cree en las buenas intenciones de la gente y menos en de los de hombres. Vivió un verdadero infierno al lado de su novio, Oliver. Golpes, maltratos y abusos acabaron con sus ilusiones. Hasta que una noche conoce en extrañas circunstancia a Ryan. El rey de una red delictiva irlandesa; quien al ver sus circunstancias decide ayudarla. Le enseña a defenderse sin pensar que la entrena para ser su igual y cuando Jessica se encuentra en peligro le recordará que la entrenó para recibir contragolpe. ***ESTA HISTORIA ES UN BORRADOR*** Derechos reservados. Código de registro: 1909111902762 LA IMAGEN PARA LA PORTADA DE ESTA HISTORIA FUE ADQUIRIDA EN BANCO DE FOTOS No DE RECIBO 159865266


Erotik Nur für über 21-Jährige (Erwachsene).

#angelicaplaza #romance #erotico #mafia #accion #sensualidad
439
29.9k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

PROLOGO

—¡Debes dejar a ese hombre ahora mismo Jess! —Decía Arlene, quién era su amiga y confidente en Byrne´s Café, además de ser la dueña del local—. Me da miedo que un día de estos; Dios no lo permita vengan alguien aquí a darme la triste noticia que ese infeliz te ha matado a golpes.

—Ya no puedo soportarlo más, Arlene. Siento que estoy muerta en vida.

—¿Por qué ese maldito bastardo te golpeó esta vez? —Preguntó su amiga molesta, mientras le curaba la herida en la frente.

—Según porque no le di el sobre de mi sueldo completo.

—¡Jessica! Júrame que no le das todo tu dinero a ese mal nacido.

Ella bajó la cabeza —Yo no se lo doy, Arlene —dijo llorando—. Él me lo quita y si no se lo doy completo sucede esto —hizo gesto a su rostro mallugado—. Yo solo gasté para un par de zapatos porque los necesito para venir a trabajar. —Subió los pies para que ella viera sus zapatos nuevos de segunda.

—Es tu dinero, cariño. Lo has ganado con esfuerzo, puedes gastarlo en lo que tú quieras.

—Oliver no se está tragando el cuento de las propinas —la miró asustada. —Dice que es muy poco y sabe que la gente que viene aquí es de dinero.

Arlene solo le daba parte de la propina, lo demás se lo tenía guardado en su oficina. Ella presentía que ese bandido del marido le quitaba el dinero.

—¡Oh no cariño! Ese sin vergüenza, no tocará ese dinero. Tienes reunidos apenas tres mil doscientos dólares. Eso es para emergencia. ¿Por qué no te vas lejos con ese dinero?

—Eso es imposible. Él tiene a mi abuela, en un hospicio que no se en donde está. Me ha dicho que si huyo. La matará.

—¡Jesús! ¡Maldito energúmeno! Ahora entiendo.

—Yo tengo cinco años que no la veo. Ella es lo único que me queda de mi familia. —Gruesas lágrimas brotaron por sus ojos. —Yo me muero si él le hace algo.

Lloró más fuerte y su amiga la abrazó.

—Cálmate, Jess. Ya encontraremos una solución y nos desharemos de ese mal nacido.

—Yo lo único que quiero es que me deje en paz.

—¿Cuántos años tienes con él?

—Siete

—Eso es mucho. De los cuales hace cinco te ha estado chantajeando con tu abuela. ¡Vaya personaje! —Exclamó furiosa.

—Estoy con él desde que tenía diecisiete años. Mis padres murieron en un incendio cuando cumplí doce y solo me quedaron mis abuelos, pero cuando cumplí los quince mi abuelo enfermó —se echó a reír con ironía. —Oliver, estuvo a mi lado todo el tiempo hasta el final. Se portaba a la altura como todo un caballero y yo jamás había tenido novio. Con el pasar del tiempo; me hice su novia por gratitud.

Jessica sorbía sus lágrimas.

—De esa forma se nos pasó el tiempo y cuando abrí los ojos tenía diecinueve años y fue cuando me llegó la beca de la universidad, cuando estaba decidida a irme una tarde llegué a casa y me encontré que él se había llevado a mi abuela para que no me fuera. Desde entonces vivo este calvario, porque Oliver sabe que no lo quiero y que si tuviese la oportunidad huiría.

—Está bien no te preocupes. Quédate aquí en la oficina, ayúdame con el papeleo. No puedes estar en la sala con el rostro así.

—De acuerdo —se secó las lágrimas con la palma de su mano. —Te ayudaré desde aquí.

—La verdad es que te necesito. La semana próxima vendrá mi socio —entornó los ojos—. Mi primo se instalará con algunas personas y necesitaré de todo el personal que pueda para atenderlo.

—¿Es un evento especial? —Preguntó Jessica curiosa.

—No —hizo un gesto con la mano. —¡Somos irlandeses! Donde va uno vamos todos —sonrió.

—Entiendo son una familia numerosa.

—Más que numerosa, peculiar. —Se echó a reír. —Mi primo y yo siempre hemos sido muy unidos aunque es demasiado sobre protector, al punto que me estresa. Pero es buena persona a pesar de ser quien es.

La última oración Jessica no la entendió. Lo que si le parecía extraño era la alta seguridad que tenía el lugar y hasta ella misma tenía un chófer que era también su escolta. Asumía que era por tener tanto dinero.

—No te creas que a veces se siente bien, tener a al lado a alguien que te cuide y te proteja realmente.

—Tienes razón Jessica. —La abrazo—. A veces creo que peco por desagradecida, pero es que mi primo aunque lo adoro y daría mi vida por él, es un total cabrón, controlador, dominante. Entiendo que es el jefe de la familia, pero ¡joder!, a veces me saca de mis casillas, no sabes cómo le rogué para tener este lugar, hasta que por fin accedió y tenerlo aquí es espeluznante.

Por un momento pensó que se trataba de un hombre mayor que le sobre protegía. Apenas Arlene era unos pocos años mayor que ella.

—No te preocupes, todo saldrá bien.

—Voy a salir al salón, en un momento se llenará de gente.

—Te debo una jornada doble, Arlene.

Su amiga negó con la cabeza.

—Lo que me debes es que te cuides y no permitas que ese hombre siga haciéndote esa clase de daño.

—¿Crees que no lo sé? —Respiró profundo. —Pero mientas no sé en qué lugar tiene a mi abuela. No podré hacer nada. Me duele saber que por mi culpa ella pueda estar pasando por alguna calamidad. Tal vez malos tratos. Es una pregunta que me hago todas las noches.

—Es una tortura para ti. Veré que puedo hacer por ayudarte. Mientras me voy a trabajar en el salón.

—Arlene… —Jessica se levantó de la silla y se acercó a ella y la abrazó—. ¡Gracias por ayudarme y estar aquí para mí!

—No es nada. Solo preocúpate en este momento por mejorar. Ya encontraremos la manera de que encontrar a tu abuela y hacer que Oliver pague cada uno de los golpes que te ha dado.

Le colocó dulcemente el cabello detrás de la oreja. Tembló de rabia al ver que tenía otro moretón.

1. März 2020 19:18:17 15 Bericht Einbetten Follow einer Story
77
Lesen Sie das nächste Kapitel CAPÍTULO 1

Kommentiere etwas

Post!
ana maria ana maria
Como la puedo abrir los capitulos

  • Angélica Plaza Angélica Plaza
    Hola ❤️ Dale en la. barra roja que dice siguiente capitulo o puedes irte al perfil de la historia en donde dice capítulos y escoges el que vayas a leer. saludos y gracias por leerme 💋 2 weeks ago
Dear Smile Dear Smile
Me gusta esta historia

Ara Gonz Ara Gonz
Aquí ando, Angélica. Descubriendo tus letras.💗
July 06, 2020, 04:33
Daniela Francesca Daniela Francesca
hola aun no esta el segundo libro?
June 26, 2020, 23:47

JD Julia Delgado
Interesante
June 11, 2020, 19:48

Mariam Abdulhay Mariam Abdulhay
Super♥.
May 27, 2020, 07:25

C Citlali
Estoy en el epílogo y ya me llamo mucha la atención! ☺️
May 24, 2020, 05:44

Angélica Plaza Angélica Plaza
Espero que sea de su agrado esta nueva historia
March 01, 2020, 19:24

  • Yanet Cárdenas Yanet Cárdenas
    Apenas acabo de leer el prólogo y ya me llamo la atención June 13, 2020, 01:25
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 40 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!