Sin Finales Felices Follow einer Story

bilingord Maximiliano Bravo

Una serie de relatos de acción, terror y fantasía basados en Balbania y su mitología.Sobre ellos pende constantemente la amenaza de un mal desconocido muy pronto a despertar. Los relatos estan conectados entre sí. Muchas de estas historias fueron escritas como parte del trasfondo de "Memorias de la Nevada" disponible de lectura aquí o "El Ritual de los Condenados" actualmente en Wattpad.


Action Alles öffentlich.

#suspenso #fantasy #terror #acción #urban-fantasy
1
3.0k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Jeden Sonntag
Lesezeit
AA Teilen

Rockola Sangrienta

La Rockola emitía una antigua canción de sonido granuloso y fritado. Parado frente a ella un hombre de alta estatura permanecía inmóvil junto a esta, como quien escucha con suma atención. El murmullo de un ventilador de techo zumbaba alzando su chirrido por sobre las notas de la balada de los treinta. La sombra de sus aspas formaba rápidos intervalos de leve penumbra ante la luz de tubo, que dominaba todo el establecimiento con su desteñido candil.

Detrás del hombre de impasible postura había una mesa de pool. Sobre el paño verde fino dos cuerpos yacían en pálido rigor mortis alrededor de un portafolio. El de la derecha, de bigotes finos y lentes de sol estilo ochentas aun sostenía un revólver de calibre 38 que no tuvo oportunidad de accionar. La sangre de su cabeza se mezcló con el contenido de la Coca Loca que estaba bebiendo poco antes de que le volaran los sesos. Ambas sustancias se unían en un abrazo espeso y pegajoso sobre la bola ocho.

A la izquierda otro de facciones teutonas había echado hace tiempo su último suspiro. Luchó por unos breves segundos buscando la forma de retener la sangre que brotó de su cuello cuando el plomo de una 45 lo cruzó de lado a lado. Al ver que era inútil supo que finalmente le vería la cara a Dios. Ahora nadie sabría decir si había muerto en una última plegaria a la cruz de oro que tenía en su puño diestro o rogando por sobrevivir solo un segundo más.

A diez baldosas grises y baratas de distancia, sobre la barra estilo cincuentas de "El Rey del Churrasquito" (un adefesio decorativo de la cultura pop) la camarera había perdido la vida cuando iba a decirle a los dos fulanos que "El que no pide algo se va". Su mirada vacía había abandonado el ceño fruncido para ser remplazada por una mueca de estupefacción. La única que pudo articular al ver a ese hombre de mejillas hundidas sacar de su cintura una automática para hacer dos disparos precisos.

No llegó a ver el tercero. Pues fue este el que dejó un hueco entre sus ojos y dos regueras carmesí bajando del mismo hasta salpicar su blanco delantal. Cuya leyenda bordada aseguraba que tenían "El mejor chorizo Himburgues"

El infame ejecutor de este triple crimen percibió que era momento de marcharse. No había entendido ni una sola palabra de lo que decía esa cosa cuadrada y luminosa. Ni tampoco por qué parecía insistir en esas extrañas melodías. Su esfuerzo por entablar con esta gruesa criatura alguna comunicación había sido en vano. Se dio media vuelta y caminó con pasos calculados hasta la mesa de pool.

Allí cogió con ambas manos el pequeño portafolios. El hombre del revolver había abierto el mismo y enseñado al teutón algo dentro de este haciendo un gesto de invitación poco antes de la mortal intervención del pistolero de camisa azul.

Antes de partir el pulcro y solitario hombre de rostro huesudo levantó su tapa y halló allí lo que era de interés para su Dama. Una pequeña ampolla de vidrio con una etiqueta en su dorso que indicaba su nombre militar TXA-85. Cualquiera de nosotros vería solo un líquido negro en su interior, poco menos de una gota de color y sustancia similar a la brea o el petróleo. Pero él vio allí una parte de ella, si no de sí mismo...

Cerró el maletín, asegurando sus trabas delanteras y salió de allí caminando con el agotado cantar de la Rockola siguiéndolo detrás y el persistente reverbero del descolorido neón sobre sus hombros. Allí afuera, a la vera de la ruta desierta, las estrellas eran pálidas y la noche un tanto inmensa.

4. August 2019 13:29:55 0 Bericht Einbetten 0
Lesen Sie das nächste Kapitel Misión en Olsvetik Parte I

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 6 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!

Verwandte Stories