stanger23 Doctor Sa7an

1965. Los últimos meses de la vida de un anciano con mucha historia están marcados por un acontecimiento que le hace dudar de la realidad. Cada noche recibe una visita aterradora e inexplicable que significa más de lo que él se piensa. Día tras día, todo transcurre de la misma manera hasta que llega la mañana del 10 de marzo.


Horror Geistergeschichten Alles öffentlich. © Baychev

#horror #paranormal #demonios #literatura #terror #misterio #drama #demons #historia #muerte #miedo #fantasmas #español #real #sangre #locura #fantasma #383 #monsturo
Kurzgeschichte
3
4.0k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Espectro en la ventana

Tengo ochenta años y estoy más solo que nunca, habitando este agujero redondo llamado mundo. Mi mujer murió hace diez años, mis hijos no quieren saber nada de mí (pues se enterraron de mi pasado) y mi perro me abandonó. Estoy gravemente enfermo y noto que pronto mi alma se encontrará con un visitante no tan deseable para otros, pero si para mí, la muerte. Por una parte, me encanta estar tan solo y alejado del mundo real, gracias a mi querida casa en las afueras de la ciudad, pero por otra parte, echo mucho de menos a mi mujer. Habito una casa vieja que invade el espacio personal del bosque y el de los posibles habitantes no humanos, quienes han empezado a manifestarse desde hace unos meses.

A medida que va empeorando mi enfermedad, soy testigo de un acontecimiento que me hace dudar de mi propia salud mental. ¿Estoy aún con mi mente viviendo en la realidad o poco a poco esa mente se va asomando hacia el otro mundo? ¿Me estoy volviendo loco? ¿Son simples alucinaciones? Como es de costumbre durante muchos años, suelo dejar una vela encendida encima de la vieja mesa de madera en mi habitación. Esta simple vela me da una especie de seguridad, ya que ilumina los alrededores de la habitación, entre estos, mis dibujos artísticos, la estantería y la ventana. Cada noche, cuando mi viejo reloj marca las 02:45 AM, me despiertan unos golpes en la ventana. Golpes que empiezan suaves, pero no tardan en volverse
muy insistentes e insoportables para el bienestar del oído y más para el de un hombre de ochenta años. La iluminación de mi pequeña vela me posibilita distinguir unos dedos finos y largos tocando el cristal, a todo esto, una cara blanca escalofriante se acerca lentamente desde la distancia. Si algún día alguien me pregunta que aspecto tiene la cara, le contestaría que tiene un cierto parecido con la cara de la obra de Munch, "El Grito". Se me queda mirando por unos quince minutos y de vez en cuando veo que me saluda con la mano o me muestra sus dientes. En momentos así, tengo mi corazón en la garganta, latiendo fuertemente mientras que dentro de mi cabeza rezo a que me dé un infarto y me muera aquí mismo. No me atrevo a quitarle la mirada, porque cada vez que lo hago se acerca más y más a la ventana. A las 03:00 AM, se escucha un fuerte gemido y el espectro desaparece. Lógicamente, he intentado todo para impedir su aparición: cerrar las cortinas para luego encontrármelas abiertas, tapar la ventana desde fuera con un trozo de madera para luego encontrarme la madera en pedazos , dormir en otra habitación para luego verlo de nuevo. ¡No, no y no! Sigue apareciendo y cada vez está más impaciente por entrar. ¿Por qué está aquí? ¿Qué quiere?


Hoy es 10 de Marzo del 1965, son las 02:42 AM y faltan tres minutos para su aparición. Durante estos tres minutos, mi cuerpo empieza a tener sus primeras reacciones ante el miedo que yo siento:


2:43 AM


Empiezo a notar como se forman las gotas de sudor entre los pelos de mis cejas. Poco a poco van recorriendo mi cara hasta caer al vacío...


2:44 AM


Los escalofríos se apoderan de mi cuerpo, empiezo a temblar involuntariamente, mi mandíbula empieza a moverse haciendo chocar los pocos dientes que me quedan, mi pulso se acelera de manera incontrolable, las lágrimas empiezan caer...


2:45 AM


Clavo los ojos en la ventana y espero en cualquier momento sus primeros golpes, seguidos de sus gemidos suaves. El "tic-tac" del reloj se sincroniza con mis latidos. El espectro sigue sin aparecer...


¿Qué está pasando? ¿Por qué no aparece? Cualquiera diría que lo echo de menos.


Me elevo un poco para ver mejor la ventana, pero sigo sin ver su rostro. Ahora podría estar en cualquier lugar, antes al menos lo controlaba con la mirada. En este momento, la vela se cae de lado y la llama enciende mis dibujos artísticos. No dudo ni un segundo en levantarme y salvar mis obras. Consigo frenar el fuego a tiempo y justo antes de retirar las viejas amarillentas hojas de papel, veo algo inusual. Encima de uno de mis dibujos leo una frase escrita con lo que parecen ser excrementos, que me deja aterrorizado:

"Yo morí desollado gracias a esto."
Se lee encima del dibujo de la máquina "Zockendung", máquina que yo mismo diseñé durante la Segunda Guerra Mundial. Involuntariamente, mi mente empieza a sufrir un "flashback" de la primera vez que probamos la máquina, hace unos 25 años. También veo la cara asustada del hombre que tuvo el honor de ser el primero en morir en manos de mi ingenio, siendo el conejo de prueba. Veo como le corren las lágrimas, veo sus temblores, veo como suplica, noto su desesperación, huelo su fuerte olor corporal...


Me mantengo inmóvil mirando la desgastada hoja de papel y sufriendo unos fuertes temblores y ansiedad. En este momento, escucho una voz demoniaca detrás de mí, que me llama por nombre. Tengo miedo de darme la vuelta, pero decido una vez por todas enfrentarme a lo que me acosa, y me doy la vuelta bruscamente. Encima de mi cama, acostado y con unos ojos de un tamaño irreal, rojos como la sangre, está el espectro que me lleva acosando tanto tiempo. La habitación está oscura, pero aún así lo puedo ver, debido al brillo de sus ojos diabólicos. Pego un fuerte aullido e intento echar a correr confiando en mis desgastadas articulaciones, pero el ser sale de la cama flotando y aterriza delante de mí. Yo me echo para atrás, pero el espectro empieza a caminar hacia mí. Puedo ver su esqueleto por debajo de la bata ensangrentada, que una vez fue blanca. Con cada paso que da, van cayendo grandes trozos de carne y pelos. Yo sigo retrocediendo hasta que me tropiezo con el maldito taburete y aterrizo al suelo. Me pongo a rezar para que sufra un infarto y me muera ahora mismo, ya tengo una edad por Dios, a los hombres de mi edad les pasa sin ninguna causa, en cambio, yo tengo la causa perfecta. La cosa se para y se me queda mirando por unos instantes. Antes de que yo pueda pronunciar la expresión mágica para intentar obtener su absolución, su cabeza se gira hacia un lado y se fija en algo. No tengo que hacer ningún esfuerzo para saber en lo que se acaba de fijar y en saber que mi muerte será lenta y dolorosa. Me cuesta aceptarlo, pero he de hacerlo, quizás lo merezco por todo el sufrimiento que provoqué a lo largo de mi vida.

A su derecha y ahí dónde acaba de clavar sus ojos demoniacos, se encontraba la estantería, hogar para mi colección de cuchillos que usaba para matar y desollar los animales en mis tiempos dorados de caza.






26. Februar 2021 17:29:44 1 Bericht Einbetten Follow einer Story
3
Das Ende

Über den Autor

Doctor Sa7an Estas historias nacen directamente de una mente que convive 24/7 con múltiples ideas de terror que necesitan ser sacadas de mi cabeza antes de que provoquen mi locura.

Kommentiere etwas

Post!
Ronaldo Castañas Ronaldo Castañas
Me ah encantado el enfoque que le has dado al personaje! Dando bastante pena, pero al final se revela su oscuro pasado. Muy interesante.
March 13, 2019, 16:50
~