quicknuminex Carlos Armando Nangullasmu Martinez

Nicolás Williams, detective privado contratado por la policía vive lo que bien podría ser una ilusión o la mas cruda de las verdades, el trabajo de descubrir el verdadero misterio es tuyo querido lector.


Thriller Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#336 #256
Kurzgeschichte
0
3.4k ABRUFE
Im Fortschritt
Lesezeit
AA Teilen

Blue Jazz

  

Los papeles volaban por el escritorio, en camino al suelo, yacía encima observando hacia el techo, gris, vació, ni si quiera una grieta, absolutamente nada que resultara entretenido, el ventilador producía algo de ruido, era lo único que sonaba, tomo la botella de vodka de su bolsillo y simplemente bebí, así hasta quedarme dormido…

El sol había desaparecido del horizonte tenía una enorme sed y seguía estúpidamente mareado, pero aun así me levante finalmente del escritorio y recogí los papeles en el suelo, era un desastre pensaría en que hubo una pelea aquí (cosa que no era inusual), solo porque era consciente de lo ocurrido, había un nuevo caso, algo que no tenía sentido, algo que no debería tener sentido, pero el trabajo significa dinero y volteando a ver brevemente a la botella vacía sobre el escritorio, recuerdo las cosas por las que sigo trabajando, ¿Cómo puede un hombre morir a plena luz del día, con una bala en el pecho y sin absolutamente ningún testigo?, pienso brevemente cerrando la puerta y caminando a bamboleos hacia el ascensor, pero al abrirse las puertas una cara desagradable me sorprendió, una vieja señora que solo está ahí para hablar mal de los demás en este edificio, no estaba de humor, por suerte se bajaba en este mismo piso así que solo subí rápido y espere a que bajara rápido, creo que quería hablar o solo gritarme por mi ebriedad, como siempre, pero no tenía la fortaleza de soportarlo en estos momentos.

Fue un viaje rápido realmente, solo camine hora y media, y estaba ante mi “La sal del mar” ¿qué pescador se inventa esos nombres?, ¿tendrán a uno a cargo de todos sus estúpidos nombres?, escupí en la entrada, era solo otro de los agujeros de ratas por los que tengo que pasar por mi trabajo, sin embargo al entrar había algo distinto, el ambiente se sentía pesado, incluso el cantinero parecía a punto de caer en lagrimas, supongo que por lo menos aquí todos son cercanos, eso por lo menos hace más fácil mi trabajo, simplemente tengo que hacer algo de ruido.

-¡Vengo a hacer algunas preguntas sobre Ted Worth!

El cantinero respondió rápidamente: -No hagas tanto ruido chico, que no ves que todos esta noche están tratando de olvidar precisamente eso

-Asuntos oficiales de la investigación

-¿puedo ver tu placa entonces, oficial?

-licencia de detective privado

-Mmm, bien, ¿adelante que quieres saber?

-me dijeron que alguien en este lugar era cercano a él, pero me dijeron que una mujer, no me esperaba el dueño del lugar

-debes hablar de Nancy, está en la parte de atrás está en la mesa de la derecha por si no la reconoces, siempre se confunden en eso.

Simplemente le di la mano para agradecer y pase la cortina, afortunadamente solo había dos mesas, una estaba vacía y en la otra había un hombre en un vestido con una ridícula peluca, esta sería otra de esas noches, me senté.

-¿Nancy supongo? Vengo a preguntarte acerca de Ted

Con una voz definitivamente masculina agudizada de forma ridícula me respondió.

-¿Teddy?, el pobre desgraciado

-sí, veras, antes de realizar su autopsia encontraron un pañuelo en su bolsillo, tenía unas iníciales grabadas pero definitivamente no era de él, ¿te suena J.T.?

-¿J.T.? Definitivamente no es mío….

-¿no sabes si Ted tenia alguien cercano con un nombre con esas iníciales o algún amigo?

-conozco a Teddy desde siempre, sus amigos eran mis amigos y no recuerdo a alguien así

Finalmente parece caérsele el semblante un poco, creo ver una pequeña lágrima

-solía venir todos los días sabes, bebía aquí junto a mí, éramos buenos amigos, algunas veces se embriagaba tanto que parecía que realmente me veía como mujer….

Y aquí vamos yo esperaba una noche corta pero como siempre ahora tengo que tragarme todas las lagrimas antes de llegar al punto, le interrumpí

-¿hacia algo distinto o había algo distinto en él? ¿En estos días?

-diría que se veía más alegre que antes, como cuando éramos niños, pero como le he dicho a los demás solo eso se, creo que dejo su trabajo, eso siempre lo mantenía estresado, pero aun así llegaba a la misma hora de siempre, saludando siempre a todos, así era el

Esto no llegaría a nada, como otras veces cuando comenzaban a lamentarse era difícil preguntar las cosas, parecía que sería rápido hoy, pero se desmorono al final. Le di la mano, y me despedí, no tenía ganas de desperdiciar una noche, aun así no volví a casa, camine por los muelles sin rumbo, simplemente pensando en cuanto pasaría para que me pagaran por esto, la investigación no resultaba en nada y me estaba quedando sin bebida, además un extraño hombre no dejaba de seguirme por atrás, solo era otra noche más.

-¡NICOLAS!

Voltee rápidamente el hombre ya no estaba, por lo menos no sería otra de esas noches, un bebe lloraba, lejos, pero aun así mi cabeza no paraba de divagar esta noche; volví a la calle para volver a casa, y cuando creí que me había librado nuevamente vi que me seguía, se mantenía donde no podía verle la cara, sin embargo al ver su abrigo ahora con luz vi que estaba grabado en uno de sus bolsillos, JT, voltee rápidamente para alcanzarlo, pero corrió hacia un callejón, cuando gire estaba vacío y no había salida, algo estaba mal acá, pero había una nota encima de uno de los basureros, al acercarme para ver el papel, me percate porque mi nombre estaba escrito en el increíblemente sobresaliente borde dorado de la hoja, comencé a leer:

Estimado Nick.

Deseaba hacerte llegar este mensaje de otra forma, y también esperaba conocerlo en otras circunstancias, sin embarga que amargo y bromista es el destino que ahora nos pone en esta situación, pero deseo pedirle que por favor desista de su participación en este caso, ya que no desearía llegar a tomar medidas más extremas contra usted siendo que le tengo un gran aprecio y respeto, sin embargo si decide continuar con este camino, me gustaría encontrarnos nuevamente en los muelles el día de mañana, estoy dispuesto a contarle todo lo que conozco al respecto de la naturaleza del susodicho culpable, no se lo tome como una muestra de bondad si no una advertencia, pero aun así le ruego que elija olvidarse de este asunto

Siempre suyo y con cariño J.T.

Ese bastardo sabia mi nombre y no sé cuanto más sepa de mi, además mi instinto y mi mente me dicen que es una trampa obvia.

Volví a mi oficina a dormir cuando encontré otra nota con un paquete frente a la puerta, entre a la oficina y leí la nota:

En caso de que no desista de este camino esta es mi advertencia 

J.T.

Abrí la caja y para repugnancia mía adentro yacía una oreja mutilada, este hombre era peligroso, lo peor es que sabia donde vivía, y como actuaba, estaba contra las cuerdas, definitivamente tenía que atraparlo, promete dejarme en paz pero cuanto tiempo pasaría antes de que cruzáramos caminos de nuevo, no podía dejarme intimidar, no podía dejarlo ganar, sabía demasiado de mi era más peligroso que continuara suelto, decidí ir al muelle mañana.

Eran aproximadamente las 6 de la tarde el sol estaba en su punto más bajo, llegue desde la mañana para tratar de emboscarlo primero, para buscar los muelles por pistas pero solo era perseguir un fantasma, supuse demasiado al creer que esa alimaña vendría en primer lugar, pero entonces escuche un estallido y sentí algo tibio recorrer mi pecho, mire abajo vi un mancha roja en mi pecho y voltee a mi espalda y lo vi ahí parado, un hombre con una revolver humeante, apuntando hacia mí, vi que el arma escupió fuego nuevamente y caí a mis rodillas sintiendo un nuevo peso que no sabía que tenía, observe los últimos rayos de sol danzando en agonía, el hombre se acerco mas y puso el arma contra mi cabeza

-¡DEMONIOS NICK! NO PUEDES ESCUCHAR NI UNA MALDITA VEZ ES SIEMPRE LO MISMO CONTIGO, AY NO, ME SIENTO AMENAZADO, ¡ASI QUE VAS DIRECTO A LA PUTA BOCA DEL LOBO!, pero no te sientas mal, solo debía evitarte, no esperaba que reaccionaras así, tú me forzaste querido Nicolás

Entonces el hombre se quito su gorra y con el ultimo rayo de sol no pude si no observar su rostro, y simplemente sonreí al verlo, pues era un reflejo

-como siempre me sorprendes incluso al final, pero ahora ya no te preocupes, yo me haré cargo de todo, simplemente tranquilízate ya no tienes que pensar en nada mas

Y nuevamente escuche la explosión en el cañón, sentí algo cálido en la cabeza y eso fue lo último que sentí

21. Februar 2019 19:55:48 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
0
Fortsetzung folgt…

Über den Autor

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~