sefiron Gustavo Nicolas Garmendia

Tengo un amigo llamado Alfonso era muy optimista sobre ir a acampar al sur de Chile, a el le encantaba la naturaleza, digo encantaba porque ya no le gusta acampar al menos no solo, esta es una historia que el me conto un día en el trabajo.


Horror Geistergeschichten Alles öffentlich.
Kurzgeschichte
0
401 ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

El bosque del botín

Tengo un amigo llamado Alfonso era muy optimista sobre ir a acampar al sur de Chile, a el le encantaba la naturaleza, digo encantaba porque ya no le gusta acampar al menos no solo, esta es una historia que el me conto un día en el trabajo.


Alfonso fue a acampar al bosque de Chiloé con su espíritu aventurero como siempre, me comentaba que el amaba los lugares con una flora y fauna vivaz, donde podía ver creaturas que el no conocía, del mismo modo que le gustaban los arboles y plantas nativas de la zona, Alfonso se había adentrado mucho en el bosque me comentaba que se perdió , a su juicio por lo que caminando se encontró con un pueblo muy particular parecía que era muy antiguo y aislado de la isla, por lo que intento conversar con los pobladores para pedirles indicaciones, los pobladores le comentaban que no veían visitantes hace años, que esto era inesperado para ellos le comentaban que en el lugar del bosque, había un tesoro que dicen que escondieron durante la dictadura militar por la que atravesaba Chile en aquellos años del 1973, según ellos los comunistas enterraron miles de billetes antes que los militares llegaran a robarles todo y ejecutarlos, preferían morir sin darles nada a entregarles sus objetos de mas valor, cadenas de oro, manifiestos comunistas, billetes, esto provoco que Alfonso se emocionara y emprendiera viaje para ese lugar, sin embargo caminando la noche lo atrapo.


Por lo que no podía hacer nada más que acampar encontraría lo que dejaron atrás esos comunistas en la mañana, me comentaba que la noche fue muy extraña escuchaba ruidos, cosas moviéndose en la maleza, chillidos de animales, el solo pensaba que eran bicho de la noche por lo que siguió durmiendo, a la mañana siguiente emprendió nuevamente su camino, por el bosque llego a donde los pobladores le dijeron, pero no había nada, solo unos viejos carteles de personas desaparecidas, se sintió estafado por lo que volvió al poblado caminando, con su “botín” pero el pueblo parecía desecho, diferente a como era cuando el paso por allí, no podía explicárselo, parecía diferente como si no hubiera habido gente en años allí, entro al mismo bar donde charlo con los pobladores y se percato de algo que lo impacto mucho, en la barra ya desgastada, apolillada, pudo ver una foto de uno de los señores con los que charlo, y se puso a revisar los panfleto que había encontrado en el lugar una de las fotos era de uno de los pobladores con los que había hablado una noche atrás, horrorizado, siguió revisando el resto de las fotos observando que todos los pobladores eran personas desaparecidas de los panfletos, cuando se dio cuenta escucho crujir todo el bar y murmullos, por lo que salió disparado corriendo.


Alfonso ahora no le gusta acampar ni ir al bosque al menos no solo después de eso…

25. Januar 2021 02:21:18 0 Bericht Einbetten Follow einer Story
0
Das Ende

Über den Autor

Gustavo Nicolas Garmendia Escritor aficionado por terror , fantasía, magia y espectros, solo por diversión

Kommentiere etwas

Post!
Bisher keine Kommentare. Sei der Erste, der etwas sagt!
~