asteriabridget Asteria Bridget

Derek, Johanna y Marlon están dentro de un coche sin frenos que circula a gran velocidad por la autopista. Reto de la copa de autores "El dialogo en acción". (La siguiente obra no cuenta con narrador)


Action Nicht für Kinder unter 13 Jahren.

#TheAuthorsCup #UniversoHeraldo #TheActionDialogue
2
2.8k ABRUFE
Abgeschlossen
Lesezeit
AA Teilen

Acto único


— ¿Podrían explicarme qué demonios fue lo que paso en esa ciudad a la que los mande?

—Señor Thomas... nos iba persiguiendo la policía y ese jodido auto que rentamos se quedó sin frenos...

—Eso ya lo sé, Derek mi pregunta es… ¿Cómo demonios llegaron a eso?

—¿Un automóvil sin frenos? ¿Thomas a qué clase de misión mandaste a mi hija?

—Papá, no empieces ahora, ya puedo cuidarme sola.

—Se suponía que Marlon entraría a la comandancia y robaría los anillos de esos warlocks, los que estaban en la sala de evidencias...

—No debí consentir que hicieras equipo con el tablón y el loco...

—¿Qué? ¿Para que lo mandaste a hacer eso, Derek? se supone que cuando algo así ocurre llamas a nuestros abogados, ellos llegan con estilo, y se llevan lo que necesitamos

—Te lo dije, Derek.

—¿Con estilo? pero...

—Sí, con estilo, Derek. El asunto es que condujeron en un auto sin frenos por una jodida autopista mientras los perseguía una patrulla

—Lo que dice Thomas tiene más sentido, pensé que en la orden no tenían tantas conexiones. Aunque bueno pudo ser peor ¿no? 

—Claro que pudo ser peor, Marlon, siempre puede ser peor, pero lo que pasó fue bastante, ustedes causaron al menos una docena de choques... Ahora los tronos de Europa y América tendrán que unirse para pagar los daños

—Thomas ¿solo tienes cerveza aquí? Necesito algo más fuerte para aguantar escuchar a esos dos meter la pata.

—Hay cerveza en la nevera. James, sírvete.

—Papá yo también estaba ahí.

—Exacto, ustedes dos pusieron a mi hija en peligro, debería colgarlos por esto.

—A Ra le va a encantar escuchar esto, no me imagino que cara pondrá cuando vea la suma de todo lo que debe desembolsar por daños…

—Técnicamente, debería ser el trono de Asía no el mío, pero lo que sea...

—Cuando dije que pudo ser peor, me refiero a que podríamos haber matado a alguien. ¿Además no tienen seguro para estos casos?

—¡Hay muchas personas en estado crítico! Tuve que enviar a Nu Wa y a Asenet a curar a esas personas al hospital.

—Cuando trabajaba para Astaroth nunca tuve está clase de problemas.... Y fueron muchos años a su lado.

—No es lo mismo, Marlon, ahora no eres un sicario.

—Sí supongo que tienes razón.

—Esas personas, no estarían en ese estado si Marlon no se creyerá piloto de fórmula uno.

—El auto no tenía frenos, tenía que improvisar, pude dejarlos ahí a su suerte, no me hubiera costado saltar del auto antes, pero me quedé con ustedes, porque sin mi se hubieran matado.

—Y ahora mi Asenet tiene que soportar todo esto... Los deja un día haciendo una tarea sumamente sencilla y casi matan a mi hija y destruyen media ciudad.

—Es mi maestra, también me molesta que tenga que pagar los platos rotos de nuestro error.

—Y yo soy el maestro de Asenet. Eso me deja en una posición aún peor... ordenen los hechos, necesitamos ese reporte para ya....

—A ver, James tiene razón. Cuéntennos todo desde el jodido inicio.

—Derek era el líder de la misión, que empiece él. ¿Por cierto yo también puedo tomar algo de beber?

—Si Marlon, adelante.

—¿En verdad?

—¡No!

—¡Oh, vamos! No somos unos niños, empezaré yo a contar los acontecimientos por orden.

—Claro, empieza por favor, Johanna.

—Entonces los hechos están así…

 

***

 

—Allí viene Marlon, te dije que mi estudiante lo haría, voy a encender el auto para irnos. Abróchate el cinturón de seguridad.

—Claro tú estudiante, de todos los heraldos el que es el “más” confiable… ¡Derek, mira! A Marlon lo están persiguiendo…

—Mierda, debieron verlo…

—¿Tú crees?

—¡Derek, arranca!

—¿Qué diablos pasó allá adentro, Marlon?

—¡Derek, conduce con más cuidado, por favor!

—Lo siento, Johanna… Marlon, Aun no me has dicho que demonios está pasando aquí.

—Tuve problemas, al principio pude infiltrarme sin dificultades, pero ya que me dijiste que no usara la fuerza no pude noquear a nadie así que me atraparon en la sala de evidencias. La parte buena es que conseguí los anillos.

—No es lo único que conseguiste. ¡Nos está siguiendo una patrulla! ¡Esto va a ser un problema muy gordo de resolver!

—No hay planes perfectos… Pero ya hice mi parte, ahora le toca a Derek perderlos.

—Marlon, para ser alguien que ha vivido tanto eres un irresponsable… ¡Derek por Dios, baja la velocidad, vamos a chocar a este paso!

—Y alguien que ha vivido tanto, puede afirmarte que la responsabilidad no tiene ningún sentido.

—¡No puedo bajar la velocidad!

—Es verdad, Johanna, va a una buena velocidad, si no la mantenemos será difícil perderlos, esos tipos en la patrulla son insistentes, además, pronto nos seguirán más. Creo que al perderlos deberíamos dejar este auto tirado, puede que ya anotaran la placa.

—No lo vamos a dejar tirado, Marlon, está a mi nombre, yo fui la que lo rentó, ¿recuerdas?

—¿No usaste un nombre falso?

—No, Marlon, no vi necesidad de hacerlo porque no hicimos nada técnicamente malo. Les dije que esperáramos a que los abogados de la orden llegaran y se hicieran cargo.

—Johanna querida, siempre que rentes un auto, usa uno falso.

—Se supone que no somos los malos. ¿Por qué deberia usar uno falso?

—Marlon… Johanna… no empiecen, me desconcentran.

—Espera, Derek. Mira, Johanna… Si esperábamos a los abogados, los policías podrían robarse los anillos, este país no es conocido por tener agentes del orden muy éticos, los anillos de los warlocks eran de oro, si aguardabamos seguro se los llevarían y nos tomaría mucho más tiempo dar con ellos, por no decir que sería un problema mayor si se ponían alguno y las entidades en ellos empezaban a alimentarse de ellos.

—Al menos debiste tener más cuidado, esto será una mancha para mi apellido.

—Seguro la orden o Naresh pueden arreglarlo. Tu maestro tiene mucho dinero, ¿verdad?

—No se trata de tener dinero o no.

—Todo en este plano se reduce a tener dinero.

—No sabía que fueras tan superficial.

—No en realidad, pero conozco como son los humanos…

—Muchachos, tengo un problema muy grande, no tengo frenos…

—¿Qué dices, Derek?

—Johanna… les digo que no tengo frenos, algo le pasa a esta cosa, no puedo bajar la velocidad, a veces frena y a veces no…

—¿El auto que rentamos tenía defectos? Estos modelos nuevos se dañan con todo, en epocas pasadas eran más dificiles de destruir.

—Esto es lo que nos faltaba, morir en un accidente de autos…

—Debemos salir del auto y dispararles a los policías, luego podremos escapar a pie.

—No podemos herir a esos oficiales… ¿Estás loco? ¿Acaso soy la única cuerda en este lugar? Ellos son inocentes, solo tratan de hacer su trabajo. Cosa que por cierto están haciendo mejor que nosotros.

—No los mataré, puedo dispararles sin atravesar sus órganos vitales, como en un hombro para que se distraigan y no nos sigan. Estarán bien, si no te gusta la idea también puedo dispares en las piernas, solo estarán unos meses en terapia.

—Claro perfecto, lo que me faltaba, que logres hacer que nos persigan hasta con helicóptero o peor aún tener mi nombre junto a los criminales más buscados.

—Marlon, no le vas a disparar a esos policías, en lugar de eso ven y ayúdame, tú sabes manejar más que yo.

—Derek… se hacer muchas cosas mejor que tú, no solo conducir, pero no te ofendas.

—Marlon… este no es el momento para tus chistes, nos metiste en este lio y me parece que este jodido auto…

—¡Demonios, Derek, mira al frente!

—Diablos…

—Marlon, mira hacia atrás por la ventana y dime que pasó, apenas puedo girar.

—Pues, fue un choque bastante fuerte… espero que no hayan muchos muertos que lamentar.

—Marlon… voy a matarte si salimos de esto.

—Mejor ayúdame, con esto, Marlon…

—De acuerdo, esto es lo que haremos, Johanna deja el lugar del copiloto, y ven aquí atrás.

—¿Y yo por qué?

—Hazme caso.

—Muy bien, ahora Derek, quiero que estés tranquilo y dejes de presionar el acelerador de todas formas el auto no se detendrá. Tenemos que hacer el cambio antes de llegar a esa curva o podrías matarnos.

—Ya dejé de pisarlo.

—Voy a sujetar el volante, desde atrás y tú vas a moverte al asiento de al lado, ahora que esta vacío. Entonces yo podre ocupar el asiento del conductor. Cuidado con la palanca de cambios.

—Esto es una locura, hacer esto en movimiento a 120 km.

—¡Cuidado con los vehículos de enfrente!

—Confíen en mí.

 

 

***

—Malditos enfermos, ¿Viste ese choque? Esos pobres diablos van a ir directo al hospital.

—Ese automóvil se está moviendo rápido, no los vayas a perder.

—¿Estas bien? No paras de sobarte el brazo.

—Ese maldito cabrón… cuando lo encontré en la sala de evidencias me saltó encima y me tiró al suelo, creo que me lesionó el brazo.

—¿Pudiste ver si se llevó algo?

—Estaba husmeando en las cosas que encontramos en la redada a la iglesia abandonada, creo que se llevó unos anillos, pero no podría asegurarlo, no tuve tiempo de revisar.

—Esos anillos se veían valiosos, ¿Crees que el sujeto que te derribó sea parte del culto que se reunía en ese lugar? Al estar allí no pudimos encontrar a nadie, pero nadie nos puede asegurar que no hubiera personas cerca.

—Me parece más bien un ladrón, fue por lo más caro y no por lo que tenía mayor significado espiritual.

—Puede ser... Aunque me extraña que supiera exactamente que buscar, todo esto es muy raro.

—Lo sabremos cuando le pongamos las manos encima a esos bribones. Por cierto, acelera, ese auto no deja de subir la velocidad y no quiero que lo vayamos a perder.

—Tengo rato viendo ese jodido automóvil, le pasa algo raro, no actúa en una forma normal.

—Tal vez lo esté manejando un mocoso sin experiencia, mira el choque que acaba de causar. Es posible que se maten antes de acabar esta persecución.

—Espero que sea eso… Pero me parece que algo raro está pasando adentro.

 

***

 

—¡Marlon… Por el amor de Dios, ¡ten más cuidado! Vamos a mandar a una buena cantidad de gente al hospital a este paso.

—Johanna, lo estoy intentando, pero no puedo maniobrar con tus gritos.

—¿Siguen sin funcionar los frenos, Marlon?

—Así es, Derek… deberíamos saltar del auto, podríamos buscar un puente y lanzarnos al agua, sería fácil escapar una vez que cayéramos. Además dudo que los policías se lancen detrás de nosotros.

—No es un plan que me guste mucho pero…

—No creo que podamos, muchachos, estamos en medio de una autopista, no veo nada parecido a un rio o un lago en el GPS. Creo que ese plan de lanzarnos al agua no lo podremos llevar a cabo.

—Sigue buscando, Johanna, algo tiene que haber. Un bosque también podría servirnos o alguna fábrica abandonada. Tal vez allí podríamos perderlos.

—¿Y dejar el auto para que sepan mi nombre?

—Los abogados arreglaran eso, lo que importa es que no nos maten, que no matemos inocentes o que no choquemos y nos matemos nosotros mismos.

—Sí me dejaran dispararles…

—Ya dijimos que no, Marlon, sería un riesgo muy grande para todos los que nos rodean.

—¿Y supongo que tampoco puedo dispararles a las ruedas de su auto, verdad, Derek?

—Van a pedir refuerzos a este paso.

—En realidad si seguimos así van a buscar como emboscarnos, Johanna.

—Derek, sujeta el volante, voy a sacarnos de esto a mi manera.

—Marlon, ¿Qué diablos? ¡Cierra la puerta y mete tu trasero en el auto!

—¡Oh, cielos les va a disparar! Derek, cuidado con los vehículos de al lado.

 

***

—¡Mira esa mierda!

—Esos malditos le están disparando a todos los autos que hay cerca, ¿Qué es lo que se proponen?

—Imagino que tratan de hacer que los conductores se asusten y detengan sus autos para ir creando un caos en la autopista, deben suponer que así nos detendrán.

—Pues a juzgar por el caos que están causando creo que les va a funcionar… ¿Dónde diablos está el apoyo?

—Ya vienen para acá, estarán aquí en pocos minutos.

—Solo espero que nosotros sigamos aquí para entonces… Esos malditos desquiciados se traen algo entre manos.

 

***

 

—¡Marlon, ya basta!

—Espera, Derek, creo que lo voy a lograr.

—Y una mierda, yo me haré cargo de esto.

—Muchachos, encontré un rio, a menos de dos kilómetros, si seguimos por aquí y luego giramos a la izquierda en cuatro cuadras llegaremos.

—Perfecto, Johanna, bien hecho, intentaré desviar la atención de los policías. Marlon vuelve a conducir.

—¿Ahora eres tú el que se va a salir del auto, Derek?

—¿Derek que planeas?

—Le lanzaré una bola de fuego a la patrulla.

—¿Qué? ¿Estás loco?

—No te preocupes Johanna, sé cómo hacerlo sin causarles daño.

—¡Bien, Derek, calcina a esos hijos de puta! ¡Al fin estas aprendiendo como hacer las cosas!

—¡Marlon, no digas esas cosas, solo conduce!

—Perdón.

—Allá voy, muchachos… ¡Resh Vav!

 

***

 

—¡Me lleva el putisimo diablo!

—No frenes, no vayas a frenar, estamos cerca.

—¿Estás loco? Eso fue una jodida bola de fuego. ¿De dónde coño salió eso?

—Deben tener alguna clase de lanzallamas.

—No vi ningún lanzallamas, genio, lo único que vi fue a tipo con cara de idiota asomarse y alargar su mano hacia nosotros, luego la bola de fuego le pegó al parabrisas. Hay que parar antes de que nos maten.

—Estamos cerca, los muchachos están a menos de dos kilómetros. Los están esperando para cercarlos.

—Y hacerlos volar por los putos aires…

—Cálmate y sigue, ya nos falta poco, pronto sabremos quienes son esos sujetos.

 

***

—Se me está haciendo jodido conducir sin frenos… ¿Falta mucho, Johanna?

—Un kilómetro, sigue.

—Esos policías son tenaces, les lancé una bola de fuego y todavía siguen detrás de nosotros.

—Derek, luego podrás admirar su valor, lánzales otra bola de fuego…

—No puedo, podría causar un incendio, o alguien podría salir herido. Nos lanzaremos al rio que nos dijo Johanna. Por cierto, no sé nadar, alguno de ustedes tendrá que ayudarme.

—Derek, como que no sabes nadar, Bibi estaba dando clases en la orden, pensé que habías asistido.

—Después de que ese tipo trapeara el piso conmigo en los enteramientos no me quedaron ganas ni de verlo en una partida de bingo. Johanna tendrás que ayudarme tú.

—Eres un inútil, Derek.

—Johanna, si aún fuera tu profesor…

—Es una suerte que esos tiempos quedaran en el pasado.

—Ya basta, búsquense una habitación en un hotel si desean hablar de sus cosas, Johanna…

—Lo sé, Marlon, faltan 100 metros.

—Eso es todo… vamos por un chapuzón. Cuando toquemos el agua desabróchense el cinturón, será más fácil salir del auto así.

—Maldita sea…

 

***

—No puedo creer lo que acaba de pasar.

—¡Los cabrones se lanzaron al rio! ¿Qué tenían en la cabeza

—Mierda, eso es un hecho, pero como sea, allá no podemos seguirlos.

—Bueno, aseguremos el lugar, le diré a las patrullas que vengan… que jodido día.

 

***

—Que desastre fue el que armaron ustedes tres…

—Señor Thomas, de verdad lo lamento mucho…

—Lo sé, Derek, pero de igual manera tendrás que explicarle todo esto al administrador.

—Tú estabas al mando, asume tu responsabilidad como un buen soldado.

—¡Suerte, Derek!

—Marlon, no le des muchas palmadas en el hombro a tu compañero, tú también iras con él, incluso Johanna debe ir.

—Thomas, mi hija fue la que actuó con más cordura, no pensaras castigarla, ella no se comportó de la misma forma que este par de monos de feria.

—Gracias por el apoyo… Sir James.

—Cierra la boca, Derek, eres un pésimo líder. Si estuvieras en Europa te enviaría a limpiar los baños de por vida. Casi haces que lastimen a mi bebé en ese jodido auto sin frenos.

—No soy una bebé, papá, deja de decirme así.

—Andando, quiero ver como Ra despelleja a este par.

—Deberíamos pedir un reembolso a la compañía que nos prestó el automóvil, casi hace que nos maten.

—Marlon, podrás decirle eso a Ra también, andando, seguro que él te escuchará.

—Creo que nos van a joder, Thomas…

—Crees bien, Marlon, estaremos jodidos una temporada.

—Todo es tu culpa, Derek.

10. November 2020 12:40:43 2 Bericht Einbetten Follow einer Story
3
Das Ende

Über den Autor

Asteria Bridget ¿Hastiado de la rutina? En este espacio, encontrarás diversos mundos que te transportarán a lugares llenos de fantasía, ciencia ficción y romance. ¡Atrévete a explorarlos!

Kommentiere etwas

Post!
Gaston Vergara Gaston Vergara
Increíble la calidad de los diálogos
November 12, 2020, 06:08

  • Asteria Bridget Asteria Bridget
    Si a mi también me sorprende, fue un reto complicado de cumplir. Gracias por pasarte por aquí. Saludos. November 12, 2020, 13:17
~