sheyla-saad1599609583 Lechuza Oscura

Después del nefasto descubrimiento, Jenkins y su grupo deberán tomar una decisión. Alejarse y sobrevivir o buscar la forma de destruir a este nuevo gobierno y darle otra oportunidad a la humanidad. Traiciones, muertes y estrategias. Un grupo rebelde contra miles de vampiros, ¿ Podrá la humanidad ganar una lucha imposible?


Science Fiction Nicht für Kinder unter 13 Jahren. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS, PROHIBIDA SU COPIA O ADAPTACIÓN

#ciencia #experimentos #vampiros #criaturas #guerras #acción
3
2.5k ABRUFE
Im Fortschritt - Neues Kapitel Alle 10 Tage
Lesezeit
AA Teilen

Prefacio: Toda Maldad nace en el corazón Humano

“El mayor número de los males que sufre el hombre proviene del hombre mismo” Plinio el Joven
2019

El doctor Griffin Schneider al fin tiene buenas noticias que contar. Después de cientos de estudios fallidos y años encerrado en aquel laboratorio apartado de cualquier contacto humano, ha logrado crear un portal, uno con el tamaño suficiente para que un humano lo atraviese. No como el pequeño círculo color violeta que abrió dos años atrás en lo alto del inmenso aparato. Aquel día por más feliz que se encontraba, sus jefes solo se limitaron a exigir el aumento en el tamaño y el tiempo de duración de la apertura. Hasta el momento solo había logrado mantenerlo por un minuto y medio sin tener información clara de lo que existe del otro lado del agujero, o adonde lleva.

Hoy después de un sin fin de noches en vela, el portal puede permanecer estable por hasta dos horas. La imagen que se ve del otro lado, ha dejado claro que no es el planeta tierra. Lo que en verdad ha llenado de éxtasis el cuerpo escuálido del doctor Griffin. Pasaba las horas fantaseando en los homenajes que realizarían en su honor, las estatuas que levantarían, los laboratorios que inaugurarían bajo su nombre. Todas la invitaciones que llegarían con el fin de escuchar algunas palabras de su boca.

La imagen del agujero violeta, se ve como el reflejo de la luna en el mar. Por lo poco que el científico ha logrado observar y estudiar, es un mundo similar al nuestro. El cielo, sin embargo, siempre está negro, lo que quiere decir que no hay una estrella como el sol cerca al planeta. Para el doctor, esto es señal de que no existe vida en dicho mundo, aunque para confirmarlo habrá que esperar a las exploraciones.

Cuando ya está por consumir el cuarto cigarrillo, escucha los paso subir al ala de experimentos. Se pone en pie, apagando el cigarro en el suelo , se seca las sudorosas manos en la bata blanca. Este es, el momento por el que ha trabajado toda su vida, por el que renunció a relaciones y amigos, todo se resume a esto. Lucha por contener la emoción en su pecho, “Hay que tomarlo con calma” Piensa, “Ya habrá espacio para los halagos”.

Tres hombres vestidos de negros y una mujer con traje azul aparecen en la puerta. Detrás de ellos, cinco jóvenes con trajes de astronautas esperan indicaciones guardando distancia. El sudoroso doctor, se apresura a saludar a los recién llegados, extendiendoles la mano.

Sobre ellos, junto a una enorme escalera color plata, brilla en diversos tonos de morados el enorme portal. La mirada de todos se posa en él, en el rostro de los hombres brilla una sonrisa, que Griffin conoce muy bien, una sonrisa cargada de ambición. El rostro de la mujer se ve más escéptico. “Siempre hay un hueso duro de roer” Piensa el doctor. Pero no importa, está confiado en su descubrimiento y sabe que ella saldrá de aquí besándole los pies.

— No pensé —comienza a hablar la mujer —Que después de tanto tiempo, termináramos viendo un mundo muerto. Solo hay oscuridad y rocas, no veo absolutamente más nada, no parece existir vida orgánica.

¡Cómo se atreve! Piensa Griffin, el simple hecho de mirar lo desconocido ya resulta fascinante. Pero se traga sus palabras, sabe que no tiene caso entrar en discusiones estúpidas.

—Esperemos que los chicos investiguen —dice el más gordo de los hombres. Su nombre es Ian Kuznetsov hace parte de la división rusa.

Los demás asienten en aprobación a su comentario. El más bajo, Antonio Rosas, de la división española, le hace señas a los hombres vestidos de astronautas para que se acerquen.

— Ha llegado la hora —apunta el español en un inglés bastante rústico. —.Tienen dos horas para explorar y regresar, lo hemos practicado varias veces. Aténganse soló a grabar y tomar muestras de lo que consideren necesario, es un mundo sin vida al parecer, el riesgo será volver a tiempo.

Los hombres realizan las últimas preparaciones y después de quince minutos suben por la escalera plateada hasta la plataforma de entrada. El doctor enciende el cronómetro y con una sonrisa que no puede ocultar ve a los muchachos entrar uno a uno en el agujero violeta.

—Bien, ahora solo queda esperar —dice el tercer hombre, Gian Bourdeu, de la estación francesa.

Se sientan en frente de una enorme mesa plateada en incómodas y frías sillas de metal. Griffin enciende un nuevo cigarrillo y les ofrece café a sus invitados. A su alrededor se desarrolla una conversación casual, pero no les presta atención, sus ojos están fijos en el enorme reloj del fondo. Está a dos horas de la fama mundial, a dos horas de la gloria. Sus mejillas comienzan a doler de tanto sonreír

El tiempo pasa tortuoso, lento, pero al fin en el reloj, solo faltan diez minutos para que se cumplan las dos horas, lo que quiere decir que los hombres deben estar por regresar. No se ha atrevido a pensar en qué pasaría si no vuelven. Eso no puede ocurrir, sus cálculos son perfectos. Se pone de pie, y nota que el portal a comenzado a moverse. Todos observan cuando el primer hombre lo atraviesa de vuelta, las sonrisas que tenían en el rostro, muy rápido se desvanecen al percatarse de la sangre que baña al sujeto. A los pocos segundos entra un segundo hombre cargando en brazos a otro, el cual tiene una enorme herida en el cuello.

—¡Qué demonios ha pasado! —grita la mujer con su marcado acento inglés

— Nos han mandado al infierno —balbucea uno de los hombres cayendo de rodillas justo en el momento en que a través del portal entra una enorme criatura de alas descomunales y enormes dientes.

5. Oktober 2020 16:56:26 2 Bericht Einbetten Follow einer Story
2
Lesen Sie das nächste Kapitel 1: Atrapados en el tiempo

Kommentiere etwas

Post!
Alfonso Sánchez Alfonso Sánchez
Vaya... Con que así comenzó todo, los mismos humanos abriendo portales hacia lo que no conocen, ¿Cuánto tiempo pasara antes de que algo así nos ocurra realmente..?... °-°´
December 09, 2020, 01:15

  • Lechuza Oscura Lechuza Oscura
    Siempre los humanos, somos capaces de hacer mucho daño y a veces, somos los verdaderos monstruos. Este libro es un poco más fuerte que el anterior y creo que más profundo. Jajajaja Espero te guste December 09, 2020, 14:35
~

Hast Du Spaß beim Lesen?

Hey! Es gibt noch 9 Übrige Kapitel dieser Story.
Um weiterzulesen, registriere dich bitte oder logge dich ein. Gratis!